NOTICIENCIA

Ciencia

 

 

 

 

Scott y Mark Kelly, además de astronautas, fueron gemelos idénticos. Pero luego de que Scott permaneció 340 días, entre el 2015 y el 2016 en la Estación Espacial Internacional de la NASA, mientras su hermano permaneció en la Tierra, ya no son tan parecidos.

 

Así lo evidenciaron los resultados preliminares de un estudio sin precedentes que realizó la NASA, con la ayuda de los gemelos, sobre el impacto de las estancias prolongadas en el espacio sobre el cuerpo humano.

 

El genetista Christopher Mason de la universidad Cornell de Nueva York, Estados Unidos, realizó diversos estudios físicos a los gemelos Kelly y sus resultados fueron publicados en la revista Nature.

 

En el texto, Mason aclaró que, aunque ya se han identificado bastantes diferencias entre ambos astronautas, aún queda mucho por descubrir para obtener resultados definitivos. Estos datos “son tan recientes que algunos de ellos todavía están saliendo de las máquinas de secuenciación” manifestó.

 

Sin embargo, ya se puede afirmar con seguridad que el espacio cambió a Scott y que ya no es idéntico a Mark. El reto ahora es identificar todos estos cambios, así como sus causas y las consecuencias que significan para su salud y la de los futuros astronautas que pasen largos periodos en el espacio.

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo