Piensa verde

Ciencia

A diferencia de la mayoría de los adultos, muchos jóvenes observan el mundo con asombro y curiosidad, lo que favorece el desarrollo de su creatividad y les brinda la capacidad de pensar en soluciones para ayudar a cuidar al planeta y mejorar la vida de las personas con bajos recursos económicos ya que sus inventos no requieren de gastos exorbitantes y, en la mayoría de los casos, ellos han donado sus inventos renunciando a cualquier retribución económica.

Les presentamos a…

 

 

 

Boyan slat

Slat, un adolescente de 16 años de los Países Bajos, se sorprendió al encontrar mucho plástico mientras buceaba en Grecia. Por esta razón, eligió explorar la contaminación del océano como su proyecto de ciencias de la escuela secundaria. A los 18 años, presentó un sistema que utiliza las corrientes oceánicas para hacer el concentrado de plástico, reduciendo el proceso de limpieza del océano. Varias organizaciones y compañías han elogiado su invento. Además, Boyan es la persona más joven en recibir el premio ambiental más importante de la ONU.

 

 

 

 

Ann Makosinski

Ann tenía solo 16 años cuando creó la Linterna Hueca, una linterna que convierte el calor corporal en luz sin necesidad de baterías ni energía cinética. ¿Qué llevó a Ann a crear esta impresionante invención? Se conmovió profundamente cuando se enteró de que una amiga de Filipinas no tenía luz por la noche justo en las horas en las que ella podía hacer las tareas de la escuela. Ann gastó solo US$ 26 en los materiales para el prototipo, y tiene como objetivo proporcionar su dispositivo de forma gratuita a las personas en los países en desarrollo.

 

 

 

 

 

 

elif bilgin

Después de dos años de investigación e intentos fallidos, Elif, una joven turca 16 años, desarrolló un sistema que convierte las cáscaras de plátano en bioplástico. Este invento podría reducir potencialmente la contaminación que genera el petróleo. Cuando se enteró de que Tailandia arroja 200 toneladas de cáscaras de plátano cada día, pensó cómo utilizarlas para el bien común. Elif comenzó a experimentar y terminó ganando el premio de ciencias “Science in Action Award” en el año 2013. 

 

Bien de Salud los invita a compartir estas historias con sus hijos para incentivarlos a desarrollar su potencial con el fin de inspirarlos a contribuir al cuidado del planeta y con ello, a la mejora de la calidad de vida de todos los seres que lo habitan.

Califícalo

/ 2
Compártelo

Compártelo