PIENSA VERDE

Ciencia

 

Todos sabemos que la industria textil causa numerosos problemas en el medio ambiente, por lo que la alternativa que leerán a continuación puede solucionar en gran parte el impacto que tiene la ropa hecha con cuero o gamuza.

 

La empresa italiana Grado Zero Espace ha desarrollado a partir de setas (hongos) una tela muy resistente, parecida al cuero y a la gamuza. A este nuevo material se le ha dado el nombre de “Muskin”, se asemeja mucho al cuero, con la diferencia y la ventaja de que es un elemento totalmente natural y libre de químicos tóxicos.

El Muskin se extrae de la parte superior de setas cultivadas especialmente con el fin de elaborar prendas.

 

La empresa asegura que la ausencia de químicos hace que el material no sea tóxico, lo que es ideal para prendas que entran en contacto directo con la piel como la ropa y algunos accesorios.

 

Otra característica de este nuevo tejido sostenible es su capacidad para absorber la humedad y liberarla; además, los científicos han descubierto de que el Muskin no promueve el crecimiento de bacterias y que también es naturalmente resistente al agua. Estas características lo convierten en un producto excelente para confeccionar zapatillas, plantillas, zapatos y correas de reloj.

 

Elaborar fibras textiles con hojas de piña, también puede llegar disminuir o quizás terminar con la industria de piel animal.

 

Por otro lado, Piñatex, una empresa que se ha dedicado a elaborar fibras textiles con hojas de piña, también puede disminuir o quizás terminar con la industria de piel animal. Además de ser versátil y ligero, es un material resistente y sustentable, por lo que la industria de la moda ha comenzado a considerarlo como un buen sustituto de la piel animal. Piñatex solo aprovecha el subproducto de la cosecha de piñas; además, genera ingresos extras para los agricultores, los cuales desechaban las hojas de piña. Después de 7 años de investigación y desarrollo, lograron crear una fibra que no solo reduce el maltrato animal, sino que además es amigable con la tierra.

 

La producción de setas, piñas o cualquier producto vegetal para elaborar prendas y accesorios es muy sencillo ya que requiere de menor cantidad de agua y energía que el cuero animal. Pero lo más importante es que no daña a los seres vivos.

 

Bien de Salud espera que estos tejidos lleguen pronto a nuestro país para que estén al alcance de las personas que desean evitar el daño ambiental y el sufrimiento animal.

 

 

 

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo