COMER ARROZ O PASTAS RECALENTADOS PUEDE SER MORTAL

Cuerpo

 

El Journal of Clinical Microbiology publicó el caso de un joven Belga de 20 años que murió 10 horas después de comer un plato de fideos que llevaba cinco días a temperatura ambiente y que recalentó antes de ingerirlo. El caso ocurrió hace unos años, pero una nueva investigación pone énfasis en lo peligroso que es comer alimentos en mal estado.

 

Cuando el estudiante comió los fideos recalentados notó un sabor raro, pero pensó que se debía a la salsa que usó para condimentarlos y luego salió a hacer su rutina deportiva. Treinta 30 minutos después, sintió un intenso dolor abdominal, náuseas y dolor de cabeza. Luego tuvo episodios intensos de diarrea y vómito abundante, pero no fue al médico. Solo bebió agua e intentó dormir. A la mañana siguiente, sus padres se preocuparon cuando supieron que no fue la universidad. Llegaron a las 11 de la mañana a buscarlo a su casa y lo encontraron muerto. El cuerpo fue sometido a una autopsia, mientras que las muestras de los fideos se enviaron al Laboratorio Nacional de Referencia para Brotes Transmitidos por Alimentos (NRLFO) para su análisis.

 

La autopsia reveló que murió a las 4 de la madrugada, 10 horas después de haber comido los fideos, y la causa fue una necrosis hepática. Su hígado se había cerrado y tenía signos de pancreatitis aguda. El frotis fecal, un examen de laboratorio para analizar una muestra de materia fecal, reveló la presencia de Bacillus Cereus, una bacteria responsable del "síndrome del arroz frito", una intoxicación por alimentos que se produce por dejar los alimentos a temperatura ambiente durante varias horas. Los estudios determinaron que la muestra de los fideos que había comido el estudiante tenía cantidades significativas de Bacillus Cereus.

 

Según el portal Science Alert, las personas generalmente se cuidan de comer carne o pescado cocinados días atrás, pero no sospechan que en el arroz o la pasta que lleva tiempo en el refrigerador puede proliferar esta bacteria potencialmente mortal.

 

Hace unos meses, la revista Nature Microbiology publicó una investigación dirigida por Anukriti Mathur, de la Universidad Nacional Australiana, que advierte sobre el peligro de esta bacteria bastante común. Según explicó Mathur, "los hábitats naturales conocidos del Bacillus Cereus son muy extensos, incluidos el suelo, los animales, los insectos, el polvo y las plantas". Se trata de una bacteria que puede reproducirse "utilizando los nutrientes de productos alimenticios, incluyendo arroz, productos lácteos, especias, alimentos secos y vegetales".

 

Cuando la comida no se mantiene en las condiciones correctas, esta bacteria puede proliferar y secretar toxinas peligrosas que no mueren cuando se calienta. En el peor de los casos puede causar fallo hepático e incluso la muerte.

 

 

Los casos mortales

Aparte del caso mencionado al inicio, en la literatura médica se encuentran varios episodios de esta naturaleza. En el 2005 se reportó el caso de cinco niños de una misma familia que enfermaron luego de comer una ensalada de pasta cocinada cuatro días antes. El plato había sido preparado un viernes y al día siguiente lo llevaron a un picnic; como sobró comida, cuando regresaron a casa, los padres guardaron los restos en el frigorífico y los niños los consumieron el día lunes en la noche. Todos ellos padecieron de una intoxicación alimentaria en diferentes grados; lamentablemente, el hijo menor falleció por falla hepática.

 

Los autores del estudio señalan que el Bacillus Cereus es una bacteria muy conocida que causa enfermedades transmitidas a través de los alimentos, pero la infección por este patógeno generalmente no se reporta debido a que sus síntomas, en general, son leves. Sin embargo, la existencia de un caso fatal debido a una insuficiencia hepática después del consumo de ensalada de pasta demuestra la posible gravedad.

 

Se han reportado otros casos de muerte por dicha bacteria como la de un niño de 11 años que comió fideos chinos y un adolescente de 17 años que ingirió espaguetis cocinados cuatro días antes.

 

Los científicos indican que aunque la mayoría de la gente que se enferma por Bacillus cereus padece tan solo una intoxicación leve, es necesario que las personas sepan que "puede causar condiciones graves y mortales como sepsis en personas inmunodeprimidas, bebés, ancianos y mujeres embarazadas". Finalmente, el equipo de investigadores agregó que: "Nuestro estudio demuestra que la toxina (producida por esta bacteria) ataca y perfora agujeros en las células, causando muerte celular e inflamaciones”.

 

Nuestro Portal les recomienda no consumir alimentos recalentados; lo más seguro y saludable es ingerir comida fresca y recién preparada.

 

 

 

Fuentes:

actualidad.rt.com

elcomercio.pe

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo