CÓMO EVITAR EL MAL ALIENTO

Cuerpo

 

 

Aunque existen diferentes motivos para desarrollar mal aliento o halitosis, la causa principal es la mala higiene de la lengua seguida por una afección crónica en las encías (gingivitis), trastornos gastrointestinales que causan gases y malos olores, o por una grave deficiencia de zinc y de fermentos en la dieta (probióticos y prebióticos). Por lo general los adultos mayores son los más propensos debido a que tienen menor salivación e insuficiente cuidado bucal. Algunas enfermedades crónicas, la sinusitis, el cáncer, y la deshidratación causan también este problema.

 

 

OTROS MOTIVOS

- Comer a altas horas de la noche alimentos de difícil digestión, como grasas, carnes, menestras y azúcar.

 

- En las mañanas hay más halitosis, ya que hubo menos salivación durante la noche.

 

- Deficiencia de vitamina B6 y de magnesio.

 

- Las amígdalas infectadas son muy frecuentes, producen cálculos amigdalinos (caseum), que son unas bolitas blancas que pueden salir expulsadas cuando se tose y despiden un olor fétido, si es su caso, acuda a la Clínica de Otorrino Perú, antiguamente de cien pacientes con amigdalitis crónica se operaba a noventa, actualmente es al revés, son 90% a los que se les evita la extirpación con tratamientos especializados. Las amígdalas pertenecen a la cadena linfática, es un ganglio más, un defensor del cuerpo.

 

 

CONSEJOS

- Limpiar siempre la lengua, es como una alfombra en la que se acumula placa bacteriana, pueden usar una cucharita doblada o un limpiador de lengua.

 

- Cepillarse los dientes todos los días durante uno a dos minutos; y tres veces por semana, mezclar una pizca de bicarbonato de sodio con la pasta dental, acompañado de enjuagues diarios con bicarbonato.

 

- Enjuáguense la boca después de cada comida

 

- Usen siempre hilo dental, que su dentista les explique la forma correcta de usar el hilo y el cepillo.

 

- Cambiar de cepillo cada dos meses y visitar cada seis meses al dentista y/o al médico otorrinolaringólogo.

 

 

El aliento humano puede contener hasta tres mil compuestos distintos.

 

El mal aliento puede ser el causante del alejamiento de pareja, amigos o la pérdida de una oportunidad laboral.

 

 

REMEDIOS NATURALES

Perejil. Es el mejor remedio natural que limpia de forma agradable el paladar y refresca el aliento; además, es fuente de vitamina C y folatos. Después de las comidas, mastiquen unas cuantas hojas frescas. Además, la miristicina y el apiol, sus principios activos, aumentan el flujo de orina por líquidos excesivos evitando la hinchazón y las infecciones en el tracto urinario.

 

Para conservarlo en buen estado, hay que envolverlo limpio en papel y luego en una bolsa que se guardará en el refrigerador.

 

Clavo de olor. El aceite de clavo de olor se utiliza desde el siglo XVI, como un excelente antiséptico y se mantiene vigente hasta el día de hoy en la odontología y se usa con el zinc como eugenolato de zinc. Mientras encuentran la causa principal del mal aliento, lleven consigo algunos clavitos de olor.

 

 

RECOMENDACIONES

- Eviten o disminuyan las carnes y los alimentos muy condimentados, ellos contienen aceites que hacen que los aromas se impregnen en sus dientes.

 

- La cebolla y el ajo son beneficiosos, antioxidantes y antitumorales por su fuente de selenio, pero sus aceites esenciales se fijan en los dientes, por ello, después de comer ajo y cebolla, enjuáguense y pongan un clavo de olor en su boca como si se tratara de una menta, ténganlo allí el mayor tiempo posible, ayuda a desodorizar.

 

- Los berros son excelentes porque activan la salivación y protegen las encías. Es mejor que sean orgánicos.

 

- Hiervan las pepas de membrillo, déjenlas enfriar y pueden usar ese líquido como un enjuague bucal natural. Y el membrillo por su contenido de pectina elimina las toxinas.

 

- Masticar cáscara de limón desodoriza.

 

- Nunca duerman con la dentadura postiza, cada noche déjenlas en remojo con agua y sal o con bicarbonato. Las encías deben respirar. Si usan aparatos de ortodoncia deben limpiarlos bien.

 

- Hilo dental casero: pasen unos 90cm de hilo de coser por la cera de una vela blanca, y está listo para usarse.

 

- Lleven siempre su cepillo e hilo dental y unos cuantos clavos de olor.

 

- Beban un vaso de limonada árabe: colocar en una licuadora un puñado de limones bien lavados y cortados por la mitad, un puñado de hierba buena fresca, licuar, colar, y servir con un sobre de MAGNESOL efervescente sabor a limón que contiene estevia y bicarbonato. El aceite de la cáscara de limón, limonelo, protege las encías y el magnesio alcaliniza y desodoriza, incluso disminuye los malos olores corporales. La hierba buena es un excelente antiparasitario y el magnesio regula el tránsito intestinal.

 

- Gárgaras: hacer una infusión de coca, salvia y té, agregarle zumo de limón, media cucharadita de bicarbonato de sodio y medio gramo de cloruro de magnesio.

 

- Tomar a diario:

30mg de zinc, tres veces al día

100 mg de piridoxina (B6)

1 sobre de MAGNESOL clásico (2 gr) con jugo de naranja

 

Hablar mal y maldecir son casi lo mismo, hablar bien y bendecir igual; por eso, quien habla mal de los demás es casi seguro que tenga ese mal aliento que les sale del alma, así que procuren que tus palabras sean tan puras como el profundo silencio y hablen con propiedad, eso se reflejará en cada uno de ustedes. En el libro Palabras que Sanan, tengo más información sobre el poder de la palabra. Controlar lo que se dice puede ayudar a tener más luz en la conciencia.

Califícalo

/ 5
Compártelo

Compártelo