COMPLICACIONES FÍSICAS Y EMOCIONALES EN EL CICLO PREMENSTRUAL

Cuerpo
Dr. José Luis Pérez-Albela
Médico cirujano
Médico naturista

 

 

Cuando una mujer presenta cambios en el estado de ánimo, en la manifestación de sus emociones o pensamientos, y estos se tornan un tanto conflictivos, rápidamente se relaciona con el proceso, a veces tortuoso, de la menstruación, frases, en tono despectivo o burlesco, como: -De seguro estás con la regla - se han repetido con frecuencia, dándonos a entender que cuando una mujer se siente fastidiada o intolerante es debido a este proceso fisiológico. Pero no solo durante la aparición de este proceso existen complicaciones emocionales en la mujer. Los siete a catorce días antes de la menstruación, el cuerpo de la mujer sufre un desequilibrio hormonal y físico que genera dolores de cabeza, abdominales, mareos, etc.; además pueden sentirse más vulnerables, más sensibles, y con muchas ganas de llorar (a veces sin una causa aparente), y en el peor de los casos puede sentirse ansiosa e intolerante.

 

 

SÍNDROME PREMENSTRUAL

Es normal que aparezcan algunos de estos síntomas en intensidades mínimas, el problema radica cuando aparecen todos o la gran mayoría de ellos de manera constante y en un nivel bastante elevado; cuando esto sucede, al conjunto de síntomas se le denomina: "Síndrome Premenstrual". Este síndrome lo padecen entre el 30% al 80% de mujeres.

 

 

Síntomas

Físicos: malestar, hinchazón abdominal debido a la retención de líquidos, dolores musculares y articulares, cefaleas, dolor en los pechos y aumento del apetito.

 

Emocionales: irritabilidad, ansiedad, melancolía excesiva, sensibilidad al rechazo, sensación de sentirse abrumada e intranquila, aislamiento social y hostilidad (su gran intolerancia hace que en ocasiones reaccione con cólera, diciendo o haciendo algo de lo cual luego podría arrepentirse).

 

Cognitivos (pensamientos): perdida de concentración, perturbaciones de la memoria e incapacidad para solucionar problemas.

 

Cabe resaltar que en este periodo muchas mujeres optan por la satisfacción que les genera comer dulces y en especial chocolates, debido a que este alimento posee grandes cantidades de feniletilamina, uno de los químicos responsables del proceso de enamoramiento en las personas, por lo cual, su uso sería una especie de auto medicación para superar un episodio melancólico o casi depresivo, debido al placer o satisfacción emocional que este químico genera.

 

 

TRASTORNO DISFÓRICO PREMENSTRUAL

Pero ¿qué sucede cuando estos síntomas se agudizan y se hacen más constantes? entonces estaríamos ante el "Trastorno Disfórico Premenstrual", el cual se presenta en al menos entre el 3% al 8% de mujeres en edades fértiles. Los síntomas son similares a los del síndrome premenstrual; sin embargo, generalmente son más graves y debilitantes e incluyen al menos un síntoma relacionado con el estado de ánimo, pero con una agudeza más preocupante.

 

 

Síntomas

- Episodios de llantos excesivos.

- Gran ansiedad que puede llevar a “Ataques de pánico”.

- Ira e irritabilidad marcada y persistente, la cual no pasa inadvertida ya que llega a afectar a las personas de su entorno.

- Las mujeres que sufren de depresión pueden presentar síntomas más agudos durante la segunda mitad de su ciclo menstrual. Algunas mujeres con este síndrome han tenido pensamientos suicidas y problemas para dormir debido a las constantes ideas fatalistas que generan.

 

Uno de los factores principales que intervienen en la aparición del síndrome premenstrual es la variabilidad hormonal. Se ha observado que en estos días se produce una bajada de progesterona y un aumento de estrógenos. También influye un neurotransmisor, la serotonina (vinculado a aspectos como el sueño, la sexualidad, el apetito y también con el humor), que varía a partir de la mitad del ciclo menstrual, lo que produce muchos de los síntomas emocionales en la mujer. Pero según estudios realizados en diferentes culturas, podemos encontrar mujeres que no padecen este síndrome dependiendo del lugar donde viven, lo que lleva a pensar que, además de las hormonas y la serotonina, existe un componente cultural y social que afecta a cada mujer en mayor o menor medida.

 

 

RECOMENDACIONES

A continuación, les brindo algunas recomendaciones que están orientadas al auto abordaje en el caso de problemas premenstruales o complementarios en la intervención multidisciplinaria de los dos síndromes explicados anteriormente.

 

1. Entender y asimilar que están pasando por un mini-proceso conflictivo, ya que solo aparece días antes de la menstruación.

 

2. Aceptación de los síntomas; de esta manera estarán preparadas para solucionar lo que realmente tienen sin exageraciones u omisiones.

 

3. Analizar el papel que desempeñan los pensamientos melancólicos o fatalistas en el proceso premenstrual.

 

4. Elaborar una lista de pensamientos inútiles o generadores de ansiedad durante este periodo.

 

5. Entender y acompañar el proceso emocional con consideración y mucho cariño, sin generar críticas, que pudieran hacer aún más tortuoso este periodo.

 

6. Comprender que nuestras actitudes o posturas frente al problema pueden intensificar los síntomas emocionales.

 

7. Identificar los pensamientos útiles basados en la realidad, en hechos concretos y probados, para que sirvan de ayuda y contrapartida racional a los pensamientos inútiles.

 

8. Hacer ejercicio libera estrés y agiliza nuestro cuerpo.

 

9. Llevar una dieta adecuada. Los alimentos que deben incluir son: el aceite de onagra (aceite rico en ácidos grasos esenciales poliinsaturados, que actúa sobre el sistema nervioso y hormonal, y regula los procesos de coagulación), vitamina B6 (ayuda al sistema nervioso y está presente en alimentos como la levadura de cerveza, los cereales integrales y los frutos secos), el magnesio (por lo tanto tomar Magnesol, comer frutos secos y legumbres, es imprescindible en este periodo). Asi mismo, es conveniente eliminar el café y todas las bebidas que contengan cafeína ya que esta sustancia genera mucha ansiedad.

 

Finalmente, mi principal recomendación es que si perciben un gran fastidio o desequilibrio emocional, inicien un proceso psicoterapéutico. Si se espera demasiado para atender este problema, puede llegar a tener consecuencias muy complicadas. Recuerden que la psicoterapia puede evitar el sufrimiento de años con solo unas semanas o meses de tratamiento.

Califícalo

/ 5
Compártelo

Compártelo