CRISTALOTERAPIA PARA ALIVIAR EL ESTRÉS

Cuerpo

 

 

Milagros Vinces Waltersdorfer

Terapista Holística

PERÚ

 

Mucha gente trata de aliviar el estrés realizando cambios en su vida como por ejemplo haciendo más ejercicio, cambiando su alimentación por una dieta más saludable, buscando pasatiempos nuevos, etc. Pero en muchos casos, a pesar de poner todo su empeño, no logran liberarse de este problema.

 

Esto se debe a que somos seres multidimensionales: no solo somos un cuerpo y una mente, somos mucho más que eso. Debemos ser conscientes de que, principalmente somos seres espirituales, por lo cual hay que cuidar nuestra salud física, energética y emocional equilibrando adecuadamente estas dimensiones, para alcanzar experiencias espirituales.

Somos un todo, y nuestro bienestar depende de una sintonía entre todas las facetas de nuestro ser.

 

Una gran ayuda en nuestra búsqueda de este equilibrio es el uso de cristales y piedras, pues si sabemos utilizar sus propiedades y características podemos beneficiarnos con la energía particular de cada uno de estos minerales petrificados, es decir, la energía original de nuestra propia madre naturaleza, que se encuentra vibrando dentro y alrededor de estas gemas que provienen de lo más profundo de nuestro planeta.

 

¿QUÉ ES LA CRISTALOTERAPIA?

La Cristaloterapia (también llamada Gemoterapia) es una herramienta bioenergética basada en el conocimiento ancestral del uso de cristales para regular el estado físico, energético y emocional de la persona al actuar sobre el campo electromagnético (aura) y sus centros energéticos (chakras).

 

El aura es la envoltura bio-electromagnética sutil que rodea al cuerpo físico del ser humano, contiene distintas “capas” o “cuerpos sutiles” que se corresponden con el estado físico, emocional y mental de las personas.

 

La cristaloterapia se basa en buscar el equilibrio de nuestra salud aplicando cristales y piedras en nuestros chakras que resuenan con la energía de cada centro energético, devolviéndonos el equilibrio, librándonos de las cargas, y alejándonos del estrés que tanto nos molesta y deteriora nuestra salud.

 

 

Por ejemplo, el cristal de cuarzo canaliza la energía de la luz que proviene de la dimensión espiritual y la distribuye a lo largo de los cuerpos sutiles equilibrándolos y armonizándolos, logrando contrarrestar cualquier energía nociva que quiera entrar o se encuentre en el organismo.

 

Si los cristales de cuarzo se sitúan en cada uno de los centros energéticos (chakras) del paciente, crean una red de energía armonizadora eliminando los bloqueos. El color de las piedras empleadas depende del color del chakra sobre el cual se sitúan. De la pelvis hacia la cabeza, el orden de los colores es rojo, naranja, amarillo, verde, azul, índigo y violeta.

 

ORÍGENES ANCESTRALES DE LA CRISTALOTERAPIA

Desde hace milenios, todas las civilizaciones antiguas usaban los cristales y las gemas como medio de curación y armonización.

 

En la antigua China se utilizaban minerales para equilibrar y estimular la energía, como muestra tenemos que una de las piedras más veneradas era el Jade. Incluso actualmente, la medicina tradicional china hace uso habitual de los minerales.

 

En la india, su uso se remonta a los Vedas. La actual medicina Ayurvédica utiliza muchos remedios hechos con gemas, considerando su forma, color y propiedades.

 

En Mesopotamia y Egipto el lapislázuli y la cornalina eran consideradas sagradas. Con ellas se confeccionaban talismanes para asegurar la procreación y la virilidad.

 

En las tribus nativo-americanas los chamanes hacían uso de minerales para la sanación: el cobre por sus efectos antisépticos; la arcilla rica en sales minerales para curar heridas ya que tiene propiedades cicatrizantes y bactericidas. La turquesa y el azabache eran veneradas como piedras sagradas de gran poder.

 

Las culturas inca, azteca y maya también practicaban curación con gemas; la piedra más apreciada y usada por ellos era la obsidiana.

 

En la Biblia también encontramos referencias de curación con cuarzos. Se menciona la pechera de Aarón adornada y engastada con 12 piedras preciosas (correspondientes a las 12 tribus de Israel) dotadas de poderes divinos. También se refiere al Arca de la Alianza afirmando que cuando la trasladaban de lugar llevaba una gema poseedora de grandes poderes.

 

En la antigua Grecia, Aristóteles menciona las propiedades sanadoras de las piedras. En aquel tiempo, se recetaba polvo de mármol para el dolor de estómago y jaspe rojo como tónico. En sus Diálogos, Platón nos habla de la civilización atlante y del uso que hacían de las propiedades curativas y energéticas de los cristales. Fue el mal uso que hicieron de estos conocimientos lo que, según Platón, provocó la desaparición de la mencionada civilización.

 

No se ha podido determinar en el tiempo el origen de los alquimistas que, como investigadores y conocedores de las artes curativas con minerales han jugado un papel destacado en la historia. La búsqueda de la piedra filosofal les obligo a experimentar y a aprender. Para ellos los minerales poseían una esencia vital y procuraban sanación. Ellos fueron los predecesores en el campo de la cristaloterapia y la gemología.

 

Como vemos, la herencia de estos conocimientos se ha ido transmitiendo por generaciones a través de la historia, pero sigue viva y vigente para brindarnos bienestar y sanación.

 

En la actualidad podemos observar que la ciencia y la tecnología se han beneficiado de las propiedades de las piedras. Hoy en día los cristales sirven para emitir e incrementar la potencia de determinadas energías según diversos métodos. El rubí, es utilizado en cirugía microscópica por láser. Los cristales de cuarzo se emplean en aparatos de ultrasonido, en relojes y en las memorias de los ordenadores. También sirven de osciladores para controlar la radio-frecuencia de equipos electrónicos, de condensadores para modificar la capacidad energética en circuitos, para almacenar energía, y como conductores para transmitir energía de un sistema a otro.

 

Los cristales que se usan durante una terapia también se pueden utilizar en un dije para que esa vibración nos acompañe durante todo el día. Además, se pueden usar para mejorar la energía en una habitación. Hay “soluciones” con cristales para cada molestia, cada problema o cada situación.

 

El cambio que se experimenta con el uso de las gemas es visible, se siente. Solo hay que animarse a probar y darnos la oportunidad de despedirnos del estrés con esta terapia que fue descubierta, como ya hemos visto en este artículo, hace miles de años, perdurando en el tiempo hasta nuestros días y que, para nuestra buena suerte, está al alcance de todos.

 

Si desean saber más sobre Cristaloterapia, u otras terapias como Reiki, Bioenergética, Registros Akáshicos, Vara Atlante y les interesa realizar una sesión de sanación, pueden comunicarse con Milagros Vinces por medio de:

 

 

Facebook: Sacred You 

Email: milagrosvinces@yahoo.com,

Celular: 936 018 127

 

Referencias bibliográficas:

- Terapias de integración – España

- Shurya - Historia de los cristales

Califícalo

/ 5
Compártelo

Compártelo