DESDE MI TRINCHERA

Cuerpo

 

 

 

 

Dr. Ángel Alarcón

Médico pediatra

PERÚ

 

Soy médico pediatra egresado de la Universidad Cayetano Heredia, el año pasado cumplí 30 años de profesional, tengo más de 200,000 consultas pediátricas de las cuales un 80 % fueron por infecciones virales mientras el resto fueron alergias respiratorias , digestivas y dérmicas. He ayudado en las epidemias de SIDA y cólera en muchas partes de nuestro país exponiéndome a la ignorancia, la muerte y a hospitales que desde hace muchos años están completamente devastados. Desde hace más de 20 años me dedico a pediatría ambulatoria, principalmente porque prefiero la prevención de la enfermedad a las terribles consecuencias que puede surgir con el avance desmedido de éstas, entonces orienté mi profesión siempre evitando hospitalizar y lograr ante todo prevenir que los niños se enfermen. Con mucho esfuerzo, diseñé mis propios protocolos de seguridad, tanto para el cuidado personal, familiar y comunitario. Teniendo en cuenta que la rama de la medicina es cambiante, con mucha humildad y pidiendo disculpas anticipadas por mis consejos, quiero compartirles algunos tips que creo ayudaran a entender más esta Pandemia:

 

LOS SERES HUMANOS NO SOMOS DUEÑOS DE NADA NI DE NADIE.

Somos seres vivos producto de una creación divina que nos otorgó como principal virtud nuestra libertad, por eso somos susceptibles a cometer errores que pueden poner fin a nuestro cuerpo; sin embargo, es un error tener un miedo desmedido a la muerte teniendo en cuenta que es solo un proceso de volver a nacer y de volver a ser parte de la creación. Lo primero que debemos tener en cuenta en esta pandemia, es perder ese miedo acérrimo a la muerte y empezar a actuar por el bien común, evitando el egoísmo y los conflictos innecesarios, al final, somos infinitos y poseedores de toda la herencia divina.

 

2. LOS VIRUS NOS AYUDAN A VIVIR MEJOR.

Los virus son como polvo, no se reproducen a sí mismos, no caminan, no comen y sin una célula viva no pueden existir. En la naturaleza encontramos dos tipos de virus, los de programación ARN y los de programación ADN. Los primeros, no pueden incorporarse en nuestro ADN como es el caso del coronavirus; mientras los de ADN se incorporan en nuestra información genética como es el caso del herpes. Ambos tipos de virus actúan como moduladores de nuestros hábitos alimentarios, laborales, higiénicos y hasta sexuales, prueba de ello son las grandes pandemias como la del SIDA, donde el uso desnaturalizado de los hábitos sexuales, trajo consigo un nuevo regulador que apareció con la función de controlar dicho hábito.

 

3. LO QUE TE ENFERMA, TE CURA.

Los virus o bacterias, son seres exógenos a nosotros que superan por miles al número de nuestras células, por lo tanto, nuestras células son como las pastoras de un extenso rebaño de ovejas y necesita de éste para vivir mejor. En algunos casos, podemos encontrar un lobo disfrazado de oveja que puede perjudicar al resto del rebaño, por ello es necesario identificarlo a tiempo y alimentar correctamente a nuestras ovejas para que puedan defenderse. De esa manera, funcionan las vacunas y los anticuerpos, identifican al invasor y posteriormente lo bloquean. Cuando se identifica a tiempo, es muy probable que todas nuestras ovejas bien alimentadas puedan defenderse de este lobo y que hasta lleguen a aprender su forma de ataque o la manera de infiltrase para actuar en la siguiente ocasión; sin embargo, cuando el número de lobos se incrementa y/o nuestras ovejas no están correctamente alimentadas, el resultado es fatal para el pastor pues ya no tiene ovejas para subsistir.

 

4. NUTRIRSE BIEN ES SALUD.

Al igual que las plantas poseen cloroplastos dentro de sus células para nutrirse de la luz solar; los seres humanos tenemos las mitocondrias para transformar los alimentos en energía química, de esta forma, mientras más puro o vivo sea el combustible, más fácil es para las células aprovechar cada uno de sus nutrientes y funcionar mejor. Un alimento vivo es un combustible mucho más puro, pues posee todos sus nutrientes y enzimas; mientras que uno guardado solo posee algunos nutrientes o muchos tóxicos. Nosotros somos animales omnívoros, pero es necesario que sepamos seleccionar la dosis correcta de los alimentos y ésta depende del ADN de cada uno de nosotros, por lo que la dosis ideal de nutrientes depende de cada persona. Cuidar no solo la célula sino principalmente a nuestras mitocondrias es ideal, por eso alcalinizar el medio intracelular es importante. Tomar baños de sol aumenta no solo la vitamina D3 sino que optimiza la temperatura para las reacciones bioquímicas de la mitocondria y la célula. Cuando la luz solar pasa por un prisma se desdobla como el arcoíris en 7 colores, esos colores son en química el color de la llama del mineral que lo contiene, por esta razón, los minerales son micronutrientes esenciales imprescindibles para el buen funcionamiento de las mitocondrias.

 

 

5. MÁS IMPORTANTE DE NUTRISE ES RESPIRAR BIEN.

La respiración celular termina en la mitocondria donde el oxígeno se utiliza para convertirse en energía química; por eso, mientras mayor sea el número de mitocondrias o mientras menos oxidadas se encuentren, la respiración celular se realiza de la mejor manera. El factor principal para la replicación mitocondrial es la hipoxia o carencia de oxígeno, es ahí donde las mitocondrias deciden replicarse o renovarse. La respiración correcta debe ser el producto de la combinación de ciclos de ejercicios tanto aeróbicos como anaeróbicos, el primero se encarga de la utilización del oxígeno, mientras el segundo se encarga de generar nuevas mitocondrias para el correcto funcionamiento celular. Debemos procurar hacer ejercicios que combinen intervalos de alta intensidad con baja intensidad.

 

Los virus atacan primero a las mitocondrias, si están sanas, resistirán el ataque ayudando a que las transmisibilidad del virus no aumente. El ejercicio físico sirve para tener mitocondrias sanas y jóvenes.

 

6. El AYUNO TE AYUDA A CURARTE.

Así como los seres humanos acumulamos y generamos desperdicios o basura, las células también tienen muchos desperdicios acumulados. Cuando se acumulan desmedidamente estos residuos o desechos, es necesario encontrar una solución para detener su incremento, es por ello, que reciclar es una alternativa para volver a usarlos de forma beneficiosa. En nuestro cuerpo todas las células tienen la increíble capacidad de reciclar sus residuos o excesos para producir energía. Para lograr que las células activen su mecanismo de reciclaje o reutilización es necesario gastar energía y a la vez privarla de sus combustibles tradicionales (carbohidratos, grasas y proteínas), de esa forma, la célula realizará una auto-limpieza y podrá funcionar correctamente. Una buena manera para comenzar es combinar el yoga con el ayuno intermitente.

 

7. LA BATALLA SE GANA DE ADENTRO PARA AFUERA.

Los virus no pueden replicarse en medio alcalino, porque su programación solo funciona en medio acido. Para evitar la propagación de los virus las personas debemos consumir una dieta que produzca alcalinidad dentro de la célula (pH entre 7.5 y 8.4). Los alimentos que debemos incluir en una dieta alcalina son principalmente frutos secos, vegetales, antioxidantes, aguas alcalinas y minerales que contengan magnesio y bicarbonato. Las neumonías producto del COVID-19 son tanto virales como bacterianas, por lo que su tratamiento ideal debería ser la combinación de un antiviral con un antibiótico, por ejemplo, magnesio con azitromizina. Aunque dicha combinación no esté comprobada científicamente, es una buena alternativa en este nuevo virus pues tiene mínimos efecto colaterales.

 

8. LA FIEBRE Y EL DOLOR NOS A AYUDAN A CURARNOS.

uestro sistema de defensa, expresa síntomas cuando se encuentra invadido por agentes exógenos que pueden ser potencialmente perjudiciales, dentro de ellos podemos encontrar la fiebre, el dolor, rinorrea, tos, diarrea y vómitos. Todos aquellos síntomas están diseñados para cumplir una sola misión: la expulsión del invasor cualquiera sea su forma, el que empieza en la nariz, es expulsado con rinorrea; si es por la garganta, por el dolor de la misma; si es en el árbol bronquial, se manifiesta en tos; si es en el estómago, con vómitos; si es en el intestino y colon, por medio de diarrea; sin embargo, si presentamos fiebre quiere decir que el agente invasor se encuentra en la sangre, y como no puede ser expulsado, el cuerpo eleva su temperatura para eliminar el virus. En el caso de la fiebre, personalmente no recomiendo el uso de ácido acetil salicílico, ibuprofeno y otros derivados porque al enmascarar o reducir los síntomas se agrava la enfermedad.

Hay que tener en cuenta que el dolor de cabeza y articulaciones se pueden controlar relativamente bien con magnesio porque ayuda a la mitocondria a que funcionen correctamente las células nerviosas y respiratorias.

 

9. AISLARSE ES PROTEGER A TU FAMILIA.

Como se mencionó anteriormente, los virus son como polvo que requieren de seres vivos para propagarse, eso quiere decir que si cortamos su medio de propagación cortamos con el virus.

 

10. LIMPIAR MUY BIEN LA NARIZ.

A diferencia de otros virus los portadores asintomáticos son el éxito en la infección de esta pandemia, por eso es imprescindible tanto para el portador como para el huésped limpiarse la nariz con agua de mar y usar siempre una máscara para no inhalar la micro-partículas que se expulsan tan solo con hablar con un desconocido.

 

11. ENTENDER QUE EL AMOR Y EL MIEDO SON OPUESTOS.

Somos libres de escoger la actitud que vamos a tomar ante esta crisis; aunque estemos encerrados en la celda más pequeña nadie podrá evitar que soñemos, que imaginemos, que vivamos nuestros pensamientos. Somos libres porque nuestro origen es divino. Si amamos nos movemos, si tememos nos paralizamos. La vida es cambio perpetuo, moverse, desapegarse, liberarse, volar…

 

¡TÚ ELIGES CÓMO QUIERES HACERLO!

 

 

NOTA EDITORIAL: Si desean comunicarse con el Dr. Alarcón pueden ubicarlo a través de:

 

Dr. Ángel Manuel Alarcón Morisaki.

Celular y Whatsapp: 959 275 210 Correo: angel.morisaki@gmail.com

Facebook: Angel Alarcón Morisaki – Pediatra.

Califícalo

/ 4
Compártelo

Compártelo