EL VÉRTIGO, CÓMO PREVENIRLO Y ALIVIARLO

Cuerpo

 

 

El vértigo es una sensación rotatoria o unidireccional de movimiento del cuerpo o del ambiente. Frecuentemente está asociado a otros síntomas como impulsión (sensación de que el cuerpo es empujado o impulsado hacia alguna dirección en el espacio) osciloscopia (ilusión visual del movimiento hacia adelante y/o hacia atrás), náuseas, vómitos, ataxia de marcha, etc.

 

Se define como una experiencia consciente de un movimiento giratorio; los pacientes perciben una anormalidad del equilibrio de manera desagradable, y pueden describirse a sí mismos o al ambiente como moviéndose, rodando, inclinándose, a veces de manera súbita y acompañado de náuseas y vómitos.

 

 

CAUSAS

Este síntoma está asociado a una serie de patologías que pueden ser causas del proceso:

 

Origen periférico. Como vértigo posicional benigno, neuronitis vestibular, enfermedad de Meniére, infección.

 

Vasculopatías. Isquemia arterial, del cerebelo, etc.

 

Tumores. Neuroma del acústico, del tronco cerebral.

 

Toxinas, alcohol, salicilatos, traumatismo, etc.

 

Enfermedades vasculares. Isquemia e infarto del sistema vertebro-basilar.

 

Jaquecas

 

Esclerosis múltiple

 

PREVENCIÓN

Se recomienda tratar oportunamente las infecciones en el oído, los resfriados, gripes, congestión de los senos paranasales y otras infecciones respiratorias, lo cual puede ayudar a prevenir la laberintitis y la enfermedad de Meniére.

 

Si el paciente tiene un resfriado, gripe o cualquier otra enfermedad viral, debe tomar mucho líquido para prevenir la deshidratación.

 

Si se tiene tendencia al vértigo, las siguientes precauciones pueden prevenir un episodio:

 

- Apoyar la cabeza sobre dos almohadas o más al dormir.

- Evitar dormir sobre el lado con problemas. Al levantarse en la mañana, se debe hacer lentamente y sentarse sobre el borde de la cama durante un minuto antes de pararse

- Evitar agacharse para levantar objetos o estirar el cuello como, por ejemplo, para alcanzar algo en un armario.

- Tener cuidado en el consultorio del dentista, peluquero o en actividades deportivas o posiciones en las que la cabeza está plana o extendida.

 

 

REMEDIOS NATURALES

- Tomar una infusión de kion con miel de abeja.

- Sustituir la alimentación rica en grasas saturadas que eleva el colesterol por otra en la que abunden los vegetales y frutas mejora la circulación tanto del oído como del cerebro, lo que ayuda a optimizar el tratamiento del vértigo o prevenir su aparición.

- No abusar de la sal.

 

 

MOVIMIENTOS

Ciertos cambios de posición pueden producir vértigos momentáneos conocidos como vértigos de postura. Es necesario realizar movimientos suaves para prevenirlos. Los ejercicios de concentración y fijación de la vista en un punto concreto son una buena manera de entrenar la mente y evitar la inestabilidad.

 

CUIDADO CON LOS EJERCICIOS

Una actividad física violenta puede ser contraproducente para la salud del oído, manifestándose en forma de vértigo.

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo