EPILEPSIA EN EL EMBARAZO

Cuerpo

 

 

 

 

Dra. Caroline Malamud-Kessler

Neuróloga – Neurofisióloga clínica

CMP 44429

RNE. 22050 – 24382

PERÚ

 

 

El embarazo es un estado fisiológico especial que genera ciertos cambios en la mujer, sin embargo, deben saber que, la mayoría de mujeres que tienen epilepsia conciben hijos sanos.

 

Aquí algunos datos importantes que deben considerar:

 

¿Tener epilepsia dificulta el concebir? – ¿Pueden quedar embarazadas?

Algunos medicamentos anticonvulsivos, pueden generar infertilidad, sin embargo, también deben saber que algunos medicamentos disminuyen la efectividad de los anticonceptivos hormonales orales.

 

¿Tener epilepsia afecta el embarazo?

Una crisis convulsiva durante el embarazo puede generar:

 

• Desaceleración cardiaca fetal

 

• Injuria fetal: separación prematura de la placenta, pérdida o aborto por trauma generado durante la crisis.

 

• Parto pre-término

 

• Pre-madurez

 

¿La epilepsia cambia durante el embarazo?

Cada mujer reacciona de manera diferente al embarazo, sin embargo, en la mayoría de las mujeres que tienen epilepsia la frecuencia de las crisis permanece constante. En algunas mujeres, la frecuencia de las crisis disminuye; sin embargo, en otras mujeres, aumenta. Es importante no desvelarse y continuar tomando la medicación de forma habitual. Si notan un incremento en la frecuencia de las crisis, por favor, consúltenlo inmediatamente con su especialista.

 

¿La medicación antiepiléptica afectará al bebé?

Cualquier medicación antiepiléptica puede afectar el desarrollo del bebé. Es importante conocer los riesgos de cada fármaco antiepiléptico; entre ellos se describen: paladar hendido, defectos del tubo neural, compromiso óseo, defectos congénitos del corazón y tracto urinario.

 

El riesgo de malformaciones en niños de madres que toman medicación antiepiléptica es de 4 a 6%, en comparación con el 2 al 3% de la población general. El riesgo es mayor, si se asocian dos o más medicamentos antiepilépticos.

 

El cambio de medicamento antiepiléptico, antes o durante el embarazo debe realizarse única y exclusivamente previa consulta y evaluación de su médico neurólogo, él decidirá el antiepiléptico y la dosis ideal según su tipo de crisis. En algunos casos su médico puede sugerir el retiro de la medicación antiepiléptica.

 

¿Qué riesgos implica para el bebé que su madre padezca de epilepsia?

Además del efecto propio de la medicación antiepiléptica, es importante saber que los niños de madres con epilepsia tienen un riesgo mayor que la población general para desarrollar epilepsia en algún momento de su vida.

 

¿Cómo deben prepararse las madres antes de embarazarse?

Si están planeando embarazarse es importante consultarlo en conjunto con su médico neurólogo y su gineco-obstetra. Ambos evaluarán cada caso de forma integral y conjunta, probablemente considerarán la posibilidad de un cambio de medicación antes de que se inicie el embarazo. Es importante adoptar estilos de vida saludable: dieta sana, horas de sueño adecuadas y evitar hábitos nocivos como el consumo de alcohol y tabaco entre otros.

 

¿Cuáles deben ser los cuidados durante el embarazo?

Durante el embarazo, deberán consumir algunos suplementos vitamínicos (como calcio y en especial ácido fólico), en dosis mayores a las de un embarazo habitual. Es importante recordar que, algunos fármacos antiepilépticos, afectan la forma en la que el cuerpo utiliza el ácido fólico. Idealmente, deberían empezar a tomar suplementos 6 meses antes de la concepción.

 

¿Con qué frecuencia se deben realizar los controles prenatales?

Deben visitar frecuentemente a su neurólogo y a su gineco-obstetra. Además, de sus controles habituales, deben chequearse continuamente los niveles de su medicación antiepiléptica en sangre. Además, es recomendable suplementarse con vitamina K durante el último mes del embarazo para prevenir problemas de sangrado durante el parto y posparto.

 

¿Qué pasa si ocurre una crisis durante el embarazo?

Las crisis durante el embarazo son peligrosas. Es importante reportarlas de forma inmediata a su médico tratante. Si ha ocurrido una crisis, es criterio de su médico ajustar la medicación. Además, se puede requerir monitoreo fetal.

 

¿Cómo asegurarse de que el bebé se encuentra bien?

Se requerirán chequeos y exámenes frecuentes para asegurar el bienestar del bebé durante el embarazo. El ultrasonido es un estudio de rutina que monitorea el bienestar y crecimiento del bebé. También se pueden recomendar otros estudios prenatales durante el embarazo. El resultado de estas pruebas, les permitirá entender algunas probabilidades y tomar decisiones importantes con respecto a la salud de su bebé.

 

¿Qué ocurrirá durante el parto?

En general, no se presentan complicaciones asociadas al diagnóstico de epilepsia durante el parto. Las mujeres con diagnóstico de epilepsia pueden utilizar los mismos métodos de sedación y control del dolor durante la labor de parto que las mujeres que no padecen este problema.

 

No es frecuente que se presenten crisis durante el parto; de ser así, se le podrá administrar medicación endovenosa. Por otro lado, si la frecuencia de las crisis se incrementa durante el tercer trimestre, su médico puede recomendarle una cesárea electiva, para prevenir el riesgo de presentar una crisis durante el alumbramiento.

 

Si la dosis de medicación antiepiléptica ha sido cambiada (incrementada) durante el embarazo, su médico puede recomendarle retornar a la dosis previa después del alumbramiento, para continuar con el correcto control de la epilepsia y mantener las dosis a niveles seguros.

 

Lactancia materna

La lactancia materna es una práctica muy recomendada incluso en madres con diagnóstico de epilepsia. Los cambios de medicación durante la lactancia deben consultarse previamente con su médico tratante. En ocasiones especiales, se puede recomendar un cambio de medicación para promover y favorecer la lactancia materna.

 

Finalmente, si usted sufre de epilepsia, es importante planear un embarazo responsable; de esta manera, se pueden realizar los cambios requeridos, iniciar la toma de suplementos, y realizar un monitoreo continuo y responsable para minimizar los riesgos tanto para la madre como para su bebé.

 

Si tienen alguna consulta, no duden en acudir a su médico. Estamos para ayudarlos ¡SIEMPRE!

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo