IMPACTO CLÍNICO DE LA DEFICIENCIA DE MAGNESIO Y SU VALOR TERAPÉUTICO EN EL TRATAMIENTO DE UNA VARIEDAD DE SÍNTOMAS

Cuerpo

 

 

 

 

 

 

Carolyn Dean, M.D., N.D.

Doctora en medicina y nutrición

ESTADOS UNIDOS

 

1. Ansiedad y ataques de pánico. Ayuda a mantener las hormonas suprarrenales del estrés bajo control.

 

2. Asma. Tanto la producción de histamina, como los espasmos bronquiales, aumentan la deficiencia del magnesio.

 

3. Coágulos sanguíneos. Tiene un rol importante en la prevención de coágulos sanguíneos y en el mantenimiento de la sangre diluida, tanto como la aspirina, pero sin los efectos colaterales.

 

4 Enfermedad intestinal. Su deficiencia reduce la motilidad intestinal que causa estreñimiento.

 

5. Cistitis. Los espasmos a la vejiga empeoran ante la deficiencia de magnesio.

 

6. Depresión. La serotonina, que eleva el ánimo, depende del magnesio.

 

7. Desintoxicación. Es crucial para la eliminación de sustancias tóxicas y metales pesados del organismo (tales como el aluminio y el plomo).

 

8. Diabetes. El magnesio mejora la secreción de insulina, facilitando el metabolismo del azúcar. Sin magnesio, la insulina no puede transferir glucosa a las células.

 

9. Fatiga. La deficiencia de magnesio genera fatiga. Docenas de enzimas y procesos metabólicos dependen del magnesio y ante tal deficiencia funcionan por debajo de lo normal.

 

10. Enfermedad del corazón. Su deficiencia es común en personas con enfermedades cardiacas. El magnesio se administra en hospitales para tratar el infarto agudo al miocardio y la arritmia cardiaca. También se usa para tratar la angina y el dolor de pecho.

 

11. Hipertensión. Su deficiencia genera espasmo de los vasos sanguíneos y el colesterol puede elevarse, lo que causa problemas de presión sanguínea.

 

12. Hipoglucemia. Mantiene a la insulina bajo control. Sin magnesio, pueden aparecer episodios de bajas de azúcar.

 

13. Insomnio. La producción de la melatonina que regula el sueño se ve perturbada sin suficiente magnesio.

 

14. Enfermedad al riñón. La deficiencia de magnesio contribuye a la falla ateroesclerótica del riñón. Esta deficiencia también crea niveles anormales de lípidos en la sangre y empeora el control del azúcar en la sangre en pacientes con trasplante de riñón.

 

15. Migraña. El equilibrio de la serotonina depende del magnesio. La deficiencia de la serotonina puede resultar en dolores de cabeza tipo migraña y en depresión.

 

16. Condiciones músculo-esqueléticas. Fibrosis, fibromialgia, espasmos musculares, tics de los ojos, calambres, y dolor crónico en el cuello y la espalda pueden estar causados por deficiencia de magnesio.

 

17. Problemas nerviosos. Alivia las alteraciones de los nervios periféricos en todo el cuerpo, tales como las migrañas, contracciones musculares, espasmos gastrointestinales, y calambres a las pantorrillas, pies y dedos de los pies. También es usado en el tratamiento de síntomas del sistema nerviosos central, para el vértigo y la confusión.

 

18. Problemas obstétricos y ginecológicos. Ayuda a prevenir el síndrome premenstrual y los dolores menstruales. Es importante en el tratamiento de la infertilidad. Alivia las contracciones prematuras, la pre eclampsia y la eclampsia durante el embarazo. Se administra magnesio endovenoso en tratamientos obstétricos para la hipertensión ocasionada por el embarazo y para disminuir el riesgo de parálisis cerebral y el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL). El magnesio debería ser un suplemento indispensable para la mujer embarazada.

 

19. Osteoporosis. El uso de calcio con vitamina D para mejorar la absorción del calcio sin la cantidad necesaria de magnesio, causa deficiencia adicional de magnesio, lo que da inicio a una serie de eventos que llevan a la pérdida de masa ósea.

 

20. El síndrome de Raynaud. Ayuda a relajar el espasmo de los vasos sanguíneos que causan dolor y adormecimiento de los dedos.

 

21. Caries dentales. Su deficiencia causa un desequilibrio desfavorable de fósforo y calcio en la saliva, lo que daña los dientes.

 

Los fármacos tales como los analgésicos, diuréticos, antibióticos y cortisona, muchos de los cuales se usan de manera inadecuada en el tratamiento de las condiciones mencionadas anteriormente, aumentan el agotamiento del magnesio y de otros minerales, permitiendo que los síntomas se descontrolen.

 

El doctor José Luis Pérez-Albela Beraún, director del Instituto Bien de Salud en Lima, Perú, es un ferviente defensor del magnesio y usa el cloruro de este mineral (MAGNESOL) exclusivamente. Difunde esta información en su espacio radial y televisivo, en conferencias públicas, a sus colegas y a sus pacientes. Distribuye sachets de 33g para diluir en un litro de agua y sachets de 2g (2000 mg.), que a menudo regala a las personas necesitadas, y orienta gratuitamente a las gestantes en su nutrición. Para mejorar el sabor, le dice a la gente que mezcle el contenido en jugo de naranja, papaya o limón. Con los testimonios verdaderos de la eficacia del magnesio de los pacientes del Dr. Pérez-Albela puede escribirse un libro. (Extraído del libro "El Milagro del Magnesio", de Carolyn Dean).

 

 

NOTA EDITORIAL: La Dra. Carolyn Dean es autora de varios estudios y libros, entre ellos "El Magnesio Milagroso".

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo