INVESTIGADORES CREEN QUE LA VITAMINA D FORTALECE LAS DEFENSAS CONTRA EL COVID-19

Cuerpo

 

La actual crisis mundial acaecida por causa del COVID-19, nos ha llevado a tomar conciencia entre muchas otras cosas, sobre la necesidad de mantener un sistema inmunitario fuerte y en óptimas condiciones de salud, no solo para evitar que nos afecte específicamente dicho virus, sino cualquier otro patógeno externo en un mundo tan contaminado como el que lamentablemente vivimos hoy en día.

 

Fortalecer el sistema inmunitario se consigue tan fácil como llevar una dieta saludable, rica en vitaminas, minerales, frutas, verduras, granos, cereales, libre de grasas malas, de azúcar, de alcohol y tabaco, ejercitándose, durmiendo lo suficiente, bajando los niveles de estrés, ansiedad y mal humor y sintonizándose con la alegría.

 

En cuanto a la dieta rica en vitaminas para fortalecer las defensas del sistema inmunitario, hay una vitamina específica que ha sido estudiada muy a fondo en esta época de pandemia; y es la vitamina D; pues se empezaron a realizar estudios en pacientes infectados con COVID-19, encontrando como características comunes, deficiencias de esta vitamina en el organismo.

 

La orientación en notar la deficiencia de esta vitamina D en pacientes infectados con COVID-19, se originó por una investigación del año 2017 realizada sobre 11.000 voluntarios, en la que se concluyó que tomar suplementos de vitamina D era “segura y eficaz para prevenir infecciones respiratorias en personas con deficiencia de dicha vitamina”.

 

Algunos estudios realizados en pacientes infectados de COVID-19, determinaron que los cuadros de insuficiencia respiratoria eran más comunes en aquellos que presentaban deficiencias de vitamina D, lo que les hacía tener un mayor riesgo de mortalidad. Uno de los estudios fue publicado en la revista Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism, en el que aseguraron que el 82,2% de los pacientes positivos de COVID-19, presentaban una deficiencia de dicha vitamina. Asimismo, otro estudio consistió en suministrar dosis altas de Calcifediol (un tipo de vitamina D) a 50 infectados de COVID-19, dando como resultado que solo 1 requirió cuidados intensivos.

 

Sin embargo, este enfoque observó divergencias, con otro estudio realizado en infectados de COVID-19, en donde no se obtuvo una rápida recuperación de los pacientes infectados gravemente por este virus, a quienes se les administraron dosis altas de vitamina D, poniendo en duda la efectividad de la vitamina D como tratamiento para el COVID-19.

 

No obstante, no existe duda que la vitamina D juega un papel fundamental dentro del rol del sistema inmunitario del organismo, ayudando a fortalecer las defensas para combatir los agentes infecciosos que pudieran enfermarlo.

 

Esta vitamina es la que se absorbe por la piel cuando entra en exposición al sol; sin embargo, es una vitamina que presenta tasas altísimas de deficiencias a nivel mundial por distintas razones, como climáticas, en donde las estaciones de algunos países impiden recibir la suficiente luz solar; razones de edad, como las personas mayores a quienes les disminuye la producción de esta vitamina en la piel; razones de raza, en donde las personas de tez oscura no absorben suficientemente los rayos del sol por la melanina presente en la dermis; o incluso razones de costumbre, en donde muchas personas prefieren pasar más tiempo encerrados que expuestos al aire libre.

 

Algunas estadísticas han referido que las poblaciones con tendencia a presentar deficiencias de vitamina D, han sido las que más afectadas se han visto por el COVID-19, respaldando así los estudios que afirman la relación existente entre estos enfermos con sus niveles deficientes de vitamina D.

 

No obstante, aún y cuando faltan más estudios para confirmar la relación existente entre la presencia deficiente de vitamina D en aquellas personas más afectadas por el COVID-19, los investigadores han sugerido que sin duda alguna, debe ser complementada dicha vitamina, en aquellas personas con niveles deficientes en su organismo, y que recomendarlo en personas infectadas con el virus, que tengan deficiencia de la vitamina, podría ser muy beneficioso para su sistema inmunitario y el sistema inmunoesquelético; aunado al hecho de que es una vitamina que coadyuva en la salud de los dientes y los huesos, en la vitalidad y el buen humor.

 

 

 

Fuentes de información:

todo-mail.com

 

08/01/2021

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo