LA BIBLIA DE LAS VITAMINAS Y MINERALES

Cuerpo
Dr. José Luis Pérez-Albela
Médico cirujano - Médico naturista
C.M.P. 18164
PERÚ

 

 

Los seres humanos necesitamos de cuatro grupos de nutrientes esenciales: minerales, vitaminas, ácidos grasos esenciales y aminoácidos esenciales.

 

Las vitaminas y minerales son primordiales, y su carencia crea un desequilibrio en la salud que puede afectar seriamente nuestro organismo.

 

Desde el siglo XIX se tenía en cuenta la importancia de las proteínas, carbohidratos y grasas, pero fue el bioquímico polaco Casimir Funk quien se percató de que había otros componentes importantes para la salud, y a través de un estudio con marineros, descubre la vitamina B1. Esto se considera el inicio de las investigaciones en torno a las vitaminas.

 

 

LOS MÁS IMPORTANTES

 

Minerales: calcio, fósforo, potasio, sodio y magnesio.  Los demás son considerados minerales traza por encontrarse en una mínima cantidad.

 

Vitaminas: Liposolubles, A, D, E y K, se almacenan en la grasa corporal. Las hidrosolubles, todas las del grupo B y vitamina C; la única que se almacena en el hígado es la B12, el exceso de las demás se elimina por la orina.

 

 

CAUSAS DE LA DEFICIENCIA DE VITAMINAS

 

  • Consumo de alimentos refinados, con poca capacidad nutritiva.

 

  • Agricultura intensiva, falta de rotación de cultivo, exceso de pesticidas, son la causa de deficiencia de minerales en los suelos de cultivo y, por consiguiente, en los alimentos.

 

  • Contaminación: ambiental y acústica.

 

 

CONSEJOS

 

Consumo regular de:

 

Prebióticos, estimulan el crecimiento de bacterias saludables y necesarias para el intestino. Se recomienda ingerir cereales integrales, alcachofa, semillas, achicoria, ajo, cebolla y espárragos.

 

Probióticos, contienen organismos vivos que se añaden a la población microbiana del intestino. Tenemos al chucrut, miso, kimchi, chicha de jora, kombucha y el yogurt natural.

 

LOS CINCO PODEROSOS ALIADOS

Estos cinco aliados complementan y suplementan la dieta, y son la receta frente a cualquier afección:

 

Ácido fólico (B9) 800mcg.

Piridoxina  (B6)   100mg.

Zinc                    30mg.

Selenio               100mcg.

Magnesio           2 gramos

 

IMPORTANTE: Los niños pueden tomar el 50% de las dosis arriba mencionadas.

 

 

 

RECETAS Y CONSEJOS

 

Magnesio. Este mineral se concentra en la mitocondria, la encargada de la respiración y energía celular. Actúa en más de 600 enzimas y eleva las defensas. Puede encontrarse en las semillas de calabaza, almendras, cacao, germen de trigo, algas y el garbanzo.

 

Vitamina B6. Es un antihistamínico importante, refuerza el sistema digestivo y nervioso y además ayuda a asimilar de forma correcta el magnesio. Se encuentra en las nueces, lentejas, garbanzos, palta, maíz y castañas.

 

Zinc. Poderoso antioxidante y antiviral, que contribuye al crecimiento de los niños, eleva las defensas y cuida la glándula prostática. Un indicador de su deficiencia son los puntos blancos en las uñas. Se encuentra en el ajonjolí, almendras, avena y en las algas

 

Selenio. Tiene propiedades antitumorales, protege el corazón, senos y próstata. Fuentes de selenio: ajo, cebolla, espárrago y coco.

 

Vitamina D3. Podemos generarla exponiéndonos al sol. Es un importante anti cáncer, ayuda a mantener los huesos fuertes y protege al corazón. Es necesario para asimilar el calcio.

 

Vitamina C. Imprescindible para el desarrollo y crecimiento. Se encuentra en los cítricos: kiwi, papaya, piña, brócoli, pimientos, espinaca, y actúa junto al magnesio para eliminar el plomo. Las megas dosis de esta vitamina son ideales para la salud cardiovascular, oral, sistema inmunitario, y piel;  además en casos de quemaduras, estrés, diabetes y cáncer.

 

Silicio. Reestructura la firmeza de la piel, fortalece el cabello y las uñas, reestructurando las fibras de colágeno y elastina. Puede hervir una taza de salvado de trigo con 5 tazas de agua, hasta que se reduzca a la mitad, colar y tomar; también se puede agregar al emoliente.

 

Cromo. Es un poderoso antioxidante que ayuda a controlar la glucosa en la sangre. Está presente en las algas. Tomar tres cucharaditas de levadura de cerveza o 4 tabletas de la misma.

 

Provitamina A. O betacaroteno, es un antioxidante que al ser ingerido se convierte en vitamina A (retinol) importante para los ojos, piel y mucosas. Se encuentra en la zanahoria, brócoli, col, espinaca, lentejas, habas y garbanzos.

 

Si se toma vitamina A sintética, lo correcto es hacerlo por cinco días seguidos, y retomar después de dos días.

 

Complejo B. Tiene efecto antioxidante, protege el sistema nervioso y muscular. Está indicado en casos de ansiedad por comer dulces, ya que ayuda al correcto metabolismo de las harinas. Se encuentra en los granos integrales, higos secos y levadura de cerveza.

 

Calcio. Es un neuro equilibrante, pero debe ir acompañado del consumo regular de magnesio en una relación 1:1. Está presente en la quinua y en especial en el ajonjolí que contiene 11 veces más calcio que cualquier derivado lácteo. Su exceso lleva a la descalcificación y puede ser una causa de hipertensión.

 

Vitamina E. O alfa tocoferol, tiene efecto antioxidante, regula las hormonas, ayuda a asimilar el selenio y protege los pulmones de la polución. Se encuentra en el aceite de germen de trigo, cereales, nueces, espárrago, coco, castañas y verduras de hoja verde.

 

Litio. Usado en muchos trastornos mentales, y en problemas de ansiedad. Se encuentra en dosis generosas en la quinua roja y en el ajonjolí.

 

El hierro. Es un pro-oxidante, por lo que se recomienda su consumo a través de la dieta. Fuentes importantes de hierro asimilable: alga cushuro, kañihuaco, semillas de girasol, frejol de palo (cajanus cajan), berros, algas y frejol azuki. 

 

Muchas gestantes tienen un tipo de anemia por hemodilución, por lo que no es real. Si se suplementa con hierro debe aumentar el consumo de verduras así como su dosis diaria de magnesio.

 

Fósforo. Actúa en conjunto con las vitaminas del grupo B, y es necesario para la producción de proteína importante en el crecimiento y desarrollo; pero hay que evitar el exceso. La forma ideal de consumirlo es a través de la lecitina (fosfolípido) que permite asimilar mejor el calcio.

 

Fuentes importantes de vitaminas y minerales

Todas las variedades de algas, microalgas, sacha inchi, linaza, alfalfa, dátiles, germinados, cereales integrales, frutos secos, polen, cacao y semillas como la calabaza y de girasol.

 

17/03/2021

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Califícalo

/ 5
Compártelo

Compártelo