LA CAÍDA DEL CABELLO ES NORMAL SIEMPRE QUE LA RAÍZ ESTÉ SANA

Cuerpo

Todos hemos experimentado en algún momento, la caída de nuestro cabello, en mayor o menor volumen; y con esto, nos surge la duda o el temor de si se trata de alguna enfermedad o de una pérdida que nos conducirá a la alopecia.

 

Es tranquilizante dejar claro de entrada, que en principio se trata de algo completamente normal y que nos sucede a todos; pero que es más notorio en personas con cabello largo, pues se puede visualizar al quedarse enredado en el peine o en la ducha, a diferencia del cabello corto, que es prácticamente imperceptible.

 

Anatómicamente, el cabello es una fibra de queratina conformado por una raíz y un tallo, ubicados en un folículo piloso, y distribuidos en prácticamente toda la superficie corporal, siendo que nada más en nuestra cabeza tenemos un rango de entre 90.000 y 140.000 cabellos, dependiendo de su color.

 

Diariamente perdemos de nuestra cabeza, un número de entre 50 y 100 cabellos en promedio, debido a las fases de vida que tiene el pelo, que son la del crecimiento, la de estabilización y la de caída; y las cuales son cíclicas siempre y cuando la raíz se encuentre sana. Por tal razón, podemos entender que se trata de una renovación natural de las hebras del cabello, en donde el cabello nuevo empuja al cabello viejo y por eso lo destierra para poder crecer.

 

Ahora bien, la situación sí puede generar alarma, cuando observamos que la raíz se enferma y deja de producir pelos nuevos, lo que hace que empecemos a notar menos densidad de pelos en el cuero cabelludo o incluso huecos, porque no hay renovación de cabellos.

 

La revista de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard llamada Harvard Health Publications, estableció los distintos factores que pueden dar origen a la caída del cabello, siendo ellos los siguientes:

 

Efluvio Telogénico Agudo. Es la pérdida de cabello que sucede en los 2 o 3 meses posteriores a un evento estresante que ha experimentado el cuerpo, como una enfermedad, una cirugía o cambios hormonales como los que se producen tras el parto.

 

Efectos secundarios de fármacos. “Medicamentos que contienen litio, beta bloqueadores, warfarina, heparina, anfetaminas y levadopa” y fármacos contra el cáncer, pueden producir caída del cabello como efecto secundario.

 

Calvicie hereditaria. Puede producirse tanto en hombres como en mujeres, cuando se conjugan 3 factores, como el “aumento de la edad, las hormonas masculinas y la tendencia hereditaria a la calvicie”; aunque es más frecuente en los hombres este tipo de calvicie.

 

Síntoma de una enfermedad. Puede ser un síntoma de enfermedades como el lupus, la sífilis, desorden tiroideo como el hipotiroidismo o el hipertiroidismo, o de deficiencias de proteína, hierro, zinc o biotina.

 

Infección por hongos. Algunos hongos pueden infectar el cuero cabelludo, produciendo el quiebre del cabello desde la superficie, en formas de parches.

 

Alopecia areata. Generada por una enfermedad autoinmune de origen desconocido, que provoca la caída en áreas determinadas del cuero cabelludo, pero que puede llegar a producir la pérdida total del cabello, conocida como alopecia total.

 

Alopecia traumática. Puede producirse por tratamientos agresivos del cuero cabelludo originados con químicos de tintes, jalones o calor extremo como las secadoras o planchas de cabello.

 

Solo si observas menos densidad de cabellos en tu cabeza, es que podrías considerar que tienes una buena razón para acudir al médico a fin de que haga una evaluación de la raíz y se puedan determinar las causas de su caída; ya que la cantidad de cabellos que puedas encontrar en la almohada, peine o ducha, no son un indicativo de una pérdida peligrosa de cabello, hasta que realmente se compare la densidad de la cabellera en el tiempo.

 

 

Fuentes de información:

bbc.com

wikipedia.com

10/02/2021

 

 

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo