LA HIPERTERMIA COMO TERAPIA

Cuerpo

 

La fiebre es una de las defensas más poderosas con que cuenta el organismo en contra de las enfermedades.

 

La hipertermia induce artificialmente la fiebre en los pacientes que no pueden producir una respuesta febril natural a las infecciones, la inflamación u otras amenazas a la salud. Se usa localmente o en todo el cuerpo para tratar enfermedades que incluyen desde las infecciones virales hasta el cáncer, y es un tratamiento efectivo de autoayuda para el resfriado común y la gripe.

 

Por medio de muchos y variados mecanismos de defensa, el cuerpo se protege a sí mismo de los virus, las bacterias y otras sustancias dañinas. Uno de esos mecanismos es la fiebre. La fiebre eleva la temperatura corporal por encima de lo normal, en un intento por destruir los organismos invasores y hacer que las impurezas salgan del cuerpo a través del sudor. La fiebre es un proceso altamente efectivo y natural para combatir las enfermedades y restaurar la salud y durante miles de años ha sido reconocido como tal. La hipertermia provoca fiebre en el paciente deliberadamente para poder aprovechar este proceso curativo natural.

 

CÓMO FUNCIONA LA HIPERTERMIA

El padecimiento de hipertermia existe cuando la temperatura del cuerpo sube a un nivel por encima de su nivel normal de 36.9°C. Cuando la temperatura corporal sube, ocurren en el organismo muchas respuestas fisiológicas. La hipertermia se vale del hecho de que hay muchos organismos invasores que toleran un margen térmico más estrecho que los tejidos del cuerpo y para ello, son más susceptibles a los aumentos de temperatura (pueden morir por sobrecalentamiento antes de que se cause algún daño a los tejidos del ser humano). Algunos ejemplos son virus como el rinovirus (responsable de la mitad de las infecciones de vías respiratorias), el VIH (virus de inmunodeficiencia humana), los microorganismos y bacterias que causan la sífilis y la gonorrea.

 

Puede ser que los tratamientos con hipertermia no sean capaces de matar a todos los organismos invasores, pero sí pueden reducir su número hasta un nivel que pueda manejar el sistema inmunitario. Al aumentar la producción de anticuerpos e interferón (una proteína producida por las células invadidas por el virus que evita la reproducción del virus), la hipertermia estimula al sistema inmunitario. La hipertermia también es una técnica útil de desintoxicación porque libera las toxinas almacenadas en las células adiposas.

 

LA HIPERTERMIA EN EL HOGAR

Los baños calientes son el método más sencillo para inducir una fiebre en el hogar y se pueden usar para tratar las infecciones de vías respiratorias altas (resfriados, gripe) e incluso enfermedades de vías respiratorias bajas, tales como la bronquitis y la neumonía.

 

Para tratar las infecciones virales, los baños calientes se pueden combinar con bebidas calientes y envoltura en mantas, para estimular al sistema inmunitario. Después del baño, envuélvase en mantas secas. También se puede poner una bolsa de agua caliente sobre el abdomen. Quédese envuelto hasta que sude profusamente, durante el tiempo que lo pueda tolerar. Pueden ser necesarias varias horas. Después del tratamiento dese una ducha fría.

 

También es posible producir una ligera fiebre en el hogar, envolviéndose en una compresa con una manta caliente. Se puede quedar envuelto durante varias horas hasta que sude profusamente y después del tratamiento darse una ducha fría.

 

Si desea producir una fiebre terapéutica, también puede usar una compresa con sábanas mojadas. Envuélvase en una sábana mojada muy fría cubierta con varias mantas. Como lo hizo con la compresa en seco, necesitará que pasen varias horas para producir la fiebre. La sábana fría provoca en el organismo reacciones que alientan la producción de calor. Suele ser útil realizar algún tipo de calentamiento, como el ejercicio o un baño o ducha calientes, antes de usar la sábana fría.

 

La hipertermia local también puede ser útil. Algunos estudios han demostrado que la inhalación de vapor es benéfica para el tratamiento de los resfriados. También se pueden usar remojos y compresas calientes, para tratar dolencias locales. Las infecciones de manos o de pies se pueden aliviar mediante la inmersión en agua caliente. Si la inmersión resulta incómoda, como es el caso de una herida infectada, se pueden aplicar al área paños calientes.

 

 

ADVERTENCIA

Si usted practica la hipertermia en el hogar, debe consultar a su médico.  Los pacientes deben tener mucho cuidado en vigilar su temperatura y no pasar de 39°C, medida con un termómetro oral.

 

23/12/2020

 

 

 

 

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo