LA IMPORTANTE RELACIÓN MÉDICO-PACIENTE

Cuerpo

 

 

En la actualidad, el paciente ya no cumple una función pasiva en relación a su salud, por lo cual se ha generado una transformación de roles que, en algunos casos, pueden causar problemas al momento de hacer una consulta si es que el médico no tiene la apertura necesaria para escuchar y resolver las dudas de su cliente.

 

Ante todo, el paciente debe elegir a un médico que le inspire confianza, también debe tener en claro si prefiere atenderse con un hombre o con una mujer, e indagar con otras personas su experiencia con el médico con el cual desean atenderse.

 

Para obtener lo mejor de una consulta les recomendamos lo siguiente:

 

- Hacer una lista de sus síntomas y de preguntas que se desean hacer.

 

- Hablar abiertamente con su médico sobre los pros y los contras de un procedimiento que tengan que realizarse, y pregúntenle los posibles riesgos que podrían presentarse.

 

- Si les recetan medicamentos, pregúntenle sobre los posibles efectos secundarios.

 

- Si ya están tomando medicamentos y han sentido efectos adversos, no abandonen el tratamiento sin antes hablar con su médico.

 

- Informen al médico de todo remedio o suplemento que estén ingiriendo.

 

- Díganle al médico si les ha funcionado algún tratamiento ya sea convencional o no.

 

- Solo pidan citas urgentes si realmente la necesitan.

 

- Sean puntuales. En el caso de no poder llegar a tiempo, avísenle por teléfono. Y si saben de antemano que no van a poder acudir a una cita pactada, anúlenla con anticipación.

 

- Busquen un médico cuando realmente sea necesario. Una gripe pasajera o una diarrea que se curó por sí sola no necesita de una consulta.

 

Recordemos que un médico debe ser un profesional con vocación de servicio, actitud compasiva y espíritu de ayuda hacia su paciente; si ustedes observan que su médico no reúne estos requisitos sería mejor que acudan a otro especialista que sí tenga estas cualidades.

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo