LAS HERNIAS UMBILICALES EN LOS RECIÉN NACIDOS SON COMUNES

Cuerpo

 

 

Una hernia umbilical o hernia en el ombligo, es una prominencia o protuberancia que se forma en la pared abdominal alrededor del ombligo, cuando sobresale parte del intestino a través de los músculos abdominales por donde pasó el cordón umbilical antes de nacer.

 

Son comunes y fáciles de detectar

Es muy común que los bebés recién nacidos presenten este tipo de hernias, puesto que se trata de un área muy débil con muy poca musculatura, lo que hace que los movimientos propios del bebé, puedan ejercer presión sobre un órgano o tejido por medio del ombligo.

 

Una forma muy fácil de detectar este tipo de hernias, es si se nota que sobresale el ombligo cuando el bebé llora o hace algún tipo de esfuerzo; aunque sin duda alguna, el médico pediatra sabrá detectar si existe esta afección al tocar su zona abdominal.

 

Este tipo de hernias en los bebés, debería desaparecer de forma natural en los 2 primeros años de vida; aunque hay bebés a los que les puede tardar más en desaparecer, incluso hasta los 5 años de vida o un poco más.

 

¿Cuándo se consideran peligrosas?

Las hernias umbilicales en los bebés, son por lo general indoloras e inofensivas; pero si se observare que el bebé presenta algún síntoma como sensibilidad, inflamación, dolor, cambio de color en la zona umbilical, vómitos, o algún otro síntoma inusual, debe acudirse inmediatamente al médico, ya que pudiera darse el caso de que el segmento del intestino que sobresale u otro órgano o tejido, queden atrapados, impidiendo la irrigación sanguínea, lo que pudiera ocasionar un estrangulamiento de la hernia, matando el tejido y ocasionando una eventual gangrena; y si esto ocurriera, podrían producirse consecuencias fatales para el bebé. 

Tratamiento

Si se presentan algunos de los síntomas inusuales como sensibilidad, inflamación, dolor, cambio de color de la zona o vómitos; o si pasados los 5 años de edad la hernia no se cerró nunca de manera natural, el médico pediatra deberá evaluar si es necesario una intervención quirúrgica para devolver el intestino a su posición original y suturar los músculos de la pared abdominal.

 

Es necesario destacar que un diagnóstico temprano puede prevenir complicaciones mayores, por lo que es importante siempre revisar el área abdominal de los bebés, más aún si ya el médico pediatra detectó la hernia desde su nacimiento. Recordemos que los bebés, son seres indefensos que no saben comunicarse y dependen absolutamente de su cuidador.

 

Fuentes de información:

mayoclinic.org

aboutkidshealth.ca

02/02/2021

 

 

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo