LOS VIRUS: PEQUEÑOS PERO PODEROSOS AGRESORES

Cuerpo

 

 

Descubrimiento

Los virus fueron descubiertos por primera vez en 1892 por el científico ruso Dmitry I. Ivanovsky, quien detectó un conjunto de insólitas partículas microscópicas en el componente celular durante un estudio. Más tarde, en 1989, el científico holandés Martinus W. Beijerinck aplicó el nombre virus a estas partículas. Pero fue Wendell Meredith, bioquímico estadounidense, quien en 1935 consiguió cristalizar el virus y determinar sus componentes fundamentales: Ácido ribonucleico (ARN) y una envoltura proteica. Sin embargo, una visualización completa del virus no fue posible hasta la década de 1940, con el desarrollo del microscopio. Paulatinamente, el estudio científico se concentró en el descubrimiento de numerosos virus, a fin de determinar sus características químicas y físicas.

 

 

Ahora despejemos algunas interrogantes respecto a los virus:

 

¿Qué son los virus?

Los virus, pequeños agentes infecciosos cuyo diámetro varía de 20 a 300 nanómetros aproximadamente, son parásitos intracelulares. Están compuestos por ácido desoxirribonucleico (ADN) o por ácido ribonucleico (ARN). Los protege una capa de proteína que, a su vez, se encuentra combinada con compuestos glúcidos o lipídicos.

 

¿De qué están compuestos?

El ácido nucleico (ADN o ARN) funciona como genoma y está cubierto por una capa proteica. Esta última se encuentra rodeada por una membrana que contiene lípidos. Dentro se encuentra el virión o unidad infecciosa integra. El virión sirve para transferir, de una célula a otra, el contenido viral de ácido nucleico.

 

 

 

Grupos básicos

En esta categoría se encuentran los isométricos y los complejos. Los virus isométricos presentan una forma alargada, mientras que los complejos exhiben una cabeza y cola. Por esta razón, a ciertos virus de categoría compleja se les ha confundido con la estructura de las bacterias. Los virus de menor tamaño se conocen como icosaédricos, pues miden entre 18 y 20 nanómetros de ancho. Por el contrario, los de mayor tamaño resultan los alargados, con una longitud promedio de 100 nanómetros de ancho. Existe también un grupo denominado poxvirus, los cuales despliegan una estructura con forma de ladrillo. Su composición proteica es compleja y en muchas ocasiones dificulta el proceso de identificación. Sin embargo, los poxvirus son escasos y, en su mayoría, presentan estructuras de composición simple.

 

 

¿Cómo se multiplican?

Los virus solo pueden replicarse en células de metabolismo activo, lo que los convierte en parásitos de nivel genético. Para trasladarse a una célula huésped, el ácido nucleico cumple una función esencial. En estos ácidos reside la información necesaria para que la célula huésped sea capaz de sintetizar macromoléculas específicas del agente viral. En este punto inicia el ciclo de replicación. Incontables copias de ácido nucleico y cubiertas proteicas se realizan a través de la célula infectada. Luego, las numerosas réplicas se ensamblan y forman la cápside (cubierta proteica que encierra el genoma de ácido nucleico). De esta forma, la capa de proteínas estabiliza el contenido viral y lo protege del ambiente extracelular. Los efectos de infección viral en una célula pueden conducir a resultados tanto escasos como mortales para la misma.

 

 

¿Cómo han evolucionado?

Existen dos vertientes de pensamiento en cuanto al origen evolutivo viral. Una de las primeras ideas sostiene que los virus pueden ser derivados de mutaciones por parte de los ácidos nucleicos en determinadas células. Para alcanzar este proceso de mutación, se piensa que el componente celular desarrolló capacidades insólitas para replicarse independientemente. La otra explicación afirma que los virus tienes su origen en la malformación de ciertos parásitos intracelulares. El único grupo viral que sostiene esta teoría es el de los poxvirus. Estos últimos tuvieron su origen en bacterias, y en formaciones degeneradas celulares, por lo que son, en algunos casos, más complejos y complicados de identificar. Pero esta explicación no se ha podido atribuir a la totalidad de los distintos virus.

 

 

¿Cómo se esparcen y propagan los virus?

Los virus son agentes que pueden propagarse de una persona a otra a través de determinadas maneras. Una de las principales y más comunes es por medio de las vía respiratorias. Esto sucede a partir de una difusión viral emitida por las personas al estornudar o toser. La vía oral-fecal también produce un amplio de nivel de extensión viral y, en gran medida, es la causante de problemas estomacales como la diarrea. La picadura de insectos es otro medio de propagación. La fiebre amarilla y los arbovirus (virus transmitido por artrópodos) son algunos ejemplos.

 

Antes de llegar al proceso necesario para evitar la transmisión viral por medio de las distintas vías, es importante repasar algunos virus que, ignorados por mucho tiempo, se convirtieron en epidemias mortales para el género humano.

 

 

¿Cómo pueden tratarse los virus generalmente?

 

Una vez reconocidos

Se debe destacar que no todos los tratamientos existentes contra las infecciones virales resultan positivos para el organismo. Es necesaria una evaluación preliminar para determinar con efectividad el tipo de medicamento o proceso necesario para suprimir la enfermedad. En muchos casos las drogas aplicadas para el tratamiento pueden afectar a las células que albergan el virus.

 

En la actualidad, se considera a la administración de vacunas como el medio más eficaz para erradicar el contenido viral del organismo. La viruela, por ejemplo, desapareció del sector poblacional en donde se aplicó por primera vez, durante la década de 1970.

 

Es necesario reconocer las infecciones más comunes virales en la población:

-Gripe

-Rubéola

-Poliomielitis

-Sarampión

 

El procedimiento de vacuna, también conocido como proceso de inmunización antiviral, fortalece el mecanismo de defensa en el organismo, estimula la producción de anticuerpos que guardan información del virus para reconocer nuevas infecciones futuras, y contienen virus alterados o modificados que suprimen la aparición y multiplicación viral.

 

En los siguientes artículos de esta edición, explicaremos de manera detallada los virus más importantes que han atacado a la población, aquellos que han sido casi erradicados, y los que en la actualidad causan preocupación y alarma, por su acción en muchos casos letal en los seres humanos.

Califícalo

/ 4
Compártelo

Compártelo