MANOS LIMPIAS PARA PREVENIR ENFERMEDADES

Cuerpo

 

Una acción tan simple como lavarse las manos con agua y jabón, puede ser clave para la supervivencia de millones de personas, sobre todo de los más pequeños. Fomentarla y concientizar a las personas de sus beneficios, nos ayudará a prevenir muchísimas enfermedades.

 

Es común que las personas se laven las manos solo con agua, de hecho muy pocas lo hacen con jabón en los momentos apropiados, como, por ejemplo, después de usar los servicios higiénicos, visitar lugares públicos y antes de manipular alimentos.

 

Debemos tener en cuenta que los niños son especialmente vulnerables a los efectos de la diarrea y de las infecciones respiratorias, enfermedades que se pueden prevenir fácilmente y de manera económica con un poco de agua y jabón. Cada año, más de 3,5 millones de niños, no llegan a celebrar su quinto cumpleaños debido a la diarrea y a la neumonía.

 

A pesar del potencial para salvar vidas que tiene el lavado de manos con jabón, rara vez se practica, y no siempre resulta fácil promoverlo. Enseñar y promover la práctica del lavado de manos con jabón antes de comer, podría salvar más vidas que cualquier vacuna o intervención médica, reducir las muertes por diarrea casi a la mitad y evitar un cuarto de las muertes por infecciones respiratorias agudas.

 

El día 15 de octubre de todos los años, se celebra El Día Mundial del Lavado de Manos, el cual está dedicado a informar a la población, de que un poco de agua y jabón, pueden salvar muchas vidas. Este día se celebra en 70 países de los cinco continentes.

 

Los virus se trasmiten de persona a persona al estrechar las manos, toser, estornudar o tocar un objeto contaminado, a través de micro-gotitas o de toda secreción derivada de las vías respiratorias. Por ello, lavarse las manos adecuadamente, es la primera acción de defensa que podemos realizar frente a la propagación del COVID-19 y de muchos otros virus, debido a que la piel de nuestras manos aloja una variedad de bacterias tras el contacto con superficies contaminadas.

 

Recuerden que…

Apenas el 5% de las personas que usan el baño, se lavan las manos adecuadamente luego de usarlo y durante el tiempo suficiente para poder acabar con las principales familias de gérmenes responsables de las infecciones. La gente suele pensar que los gérmenes se propagan a través del aire, pero la realidad es que se propagan con mayor facilidad a través del contacto con las manos.

 

 

Momentos claves para el lavado de manos:

- Antes de manipular alimentos y con frecuencia durante su preparación.

- Antes de comer.

- Después de ir al baño.

- Después de manipular alimentos.

- Después de realizar labores de jardinería, tocar la tierra o el suelo.

- Después de cambiar el pañal a un bebé.

- Después de sonarse la nariz.

- Después de tocar basura.

- Después de manipular sustancias químicas (incluidas las utilizadas para limpiar).

- Después de jugar con mascotas.

 

 

Técnica para lavarse las manos recomendada por el Ministerio de Salud

Se necesita agua, jabón y papel toalla desechable.

1. Humedecerse las manos con agua, preferiblemente temperada.

2. Enjabonarse durante un tiempo mínimo de 30 segundos.

3. Frotar palma contra palma, palma sobre dorso, espacios interdigitales y muñecas durante al menos 10 segundos.

4. Enjuagarse con abundante agua.

5. Secarse con toalla desechable y cerrar el caño con la misma toalla, evitando tocarlo.

6. Arrojar la toalla desechable en un contenedor.

 

 

IMPORTANTE

La OMS (Organización Mundial de la Salud) también recomienda la utilización de preparados especiales a base de alcohol (soluciones, gel o espumas) cuando no hay un lavatorio cerca.

Cabe mencionar, que esta forma de higiene tiene algunas ventajas sobre el lavado de manos tradicional: se eliminan más gérmenes y se seca inmediatamente sobre la piel.

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo