PREGÚNTALE AL DOCTOR II

Cuerpo
Dr. José Luis Pérez-Albela
Médico cirujano
Médico naturista

 

 

MARIBEL ASPAUZA CACHO

Estimado Dr. Pérez-Albela. Antes de manifestarle mi pregunta, quiero felicitarlo por este Portal que nos ofrece mucha información importante para nuestra salud física y emocional. Doctor, quisiera que me explique para qué sirve el toronjil. Varias personas me lo han recomendado.

 

DR. PÉREZ-ALBELA

Estimada Maribel, gracias por tus palabras y por tu pregunta. El toronjil es una hierba aromática que tiene múltiples propiedades, desde sus activos sedantes, digestivos y expectorantes hasta para la cicatrización de heridas, también es antipirético (baja la fiebre) y ayuda a controlar el asma.

 

En el aspecto bioquímico destaca una gran variedad de principios activos como su aceite esencial, marrubina y saponinas.

 

El nombre de "toronjil" procede del olor típico a limón o toronja que desprenden sus hojas. Es una planta perenne de hasta 80 cm de altura. Tallos erectos, cuadrados, leñosos. Hojas con dientes muy marcados. Flores blancas o rosadas y cáliz con muchos pelos.

 

Volviendo al tema de sus propiedades, el toronjil aumenta la respuesta glandular del aparato digestivo, lo que hace más fácil la digestión y calma los trastornos, especialmente los secundarios al proceso de absorción.

 

Es una planta que tiene por función la "limpieza de la sangre". Es uno de los mejores remedios contra los problemas nerviosos y su fama creció al formar parte de la composición del "Agua de Melisa de los Carmelitas Descalzos", sedante cuyas virtudes han sido reconocidas desde hace mucho tiempo.

 

 

JORGE LANDEO VILCAPOMA

Hola Doctor, me gusta mucho el Portal BDS, y aunque extraño la revista física, ya me iré acostumbrando porque tengo a la mano mucha información de manera rápida a través de mi celular. Realmente lo felicito por esta gran idea. Doctor ¿cómo distingo las grasas malas de las grasas buenas? quisiera saberlo para cuidarme mejor y no sobrecargar mi organismo. Muchas gracias y que Dios lo bendiga.

 

DR. PÉREZ-ALBELA

Estimado Jorge, gracias por seguirnos y bendiciones para ti también. Respondiendo a tu pregunta, los ácidos grasos trans (AGT) o grasas trans (las llamadas grasas “malas”) son un tipo de grasa que se encuentra principalmente en alimentos industrializados que han sido sometidos a hidrogenación con el fin de prolongar la vida de estas grasas y potenciar su sabor. Las industrias de alimentación someten las grasas vegetales a un proceso que básicamente, consiste en aumentar el número de átomos de hidrógeno de los ácidos grasos poliinsaturados que predominan en los aceites de semillas (girasol, soya, entre otros). Hoy muchas empresas de comida rápida, repostería y panadería las usan en sus productos.

 

Estas grasas no solo aumentan los niveles de lipoproteínas dañinas (LDL) en la sangre sino que disminuyen las lipoproteínas protectoras (HDL), provocando un mayor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

 

Estudios realizados en Estados Unidos sobre el efecto de estas grasas, revelan por ejemplo, que el riesgo de sufrir enfermedades coronarias es un 66% mayor entre consumidores habituales de margarina que entre quienes no la consumen; la preocupación por su efecto crece día a día, y ya se están tomando medidas legales para incluir la información de la presencia de las grasas trans de forma obligatoria en el etiquetado de alimentos para que el consumidor sepa que es lo que está comiendo.

 

Por otro lado las grasas “buenas” son las insaturadas; las cuales se dividen en mono insaturadas (que aumentan los niveles de colesterol bueno y reducen los del malo) y las grasas poliinsaturadas (las que no genera el organismo, por lo que hay que obtenerlas de la alimentación). Las grasas “buenas” están presentes en los aceites vegetales como por ejemplo, el de coco, girasol, linaza, soya, sacha inchi, oliva, etc. También las puedes obtener de la palta, almendras, anacardos y ajonjolí.

 

 

 

SONIA QUISPE ARATA

Estimado Dr. Pérez-Albela, quisiera saber ¿por qué es bueno ayunar en Luna Nueva? Muchas gracias por su respuesta.

 

DR. PÉREZ-ALBELA

Hola Sonia. Gracias por tu pregunta, es muy interesante y me la hacen a menudo porque siempre recomiendo hacer ayuno en esta fase lunar.

 

La Luna Nueva, también conocida como novilunio o interlunio, sucede cuando nuestro satélite se encuentra exactamente entre la Tierra y el Sol. Los cambios en la luna influyen sobre los seres vivos y se puede aprovechar dichas influencias sobre nuestro organismo especialmente con el ayuno.

 

Durante inicio de la Luna Nueva se debe ayunar y beber solo líquido si nos basamos en la teoría de que los líquidos del cuerpo siguen los ritmos de las mareas que son provocados por la influencia lunar. Agua mineral, té, infusiones, mate, zumos de fruta natural sin pulpa y fibra, y caldos de verdura pueden servir para este periodo de desintoxicación que puede extenderse como mínimo por 24 horas.

 

La Luna Nueva simboliza el inicio de un periodo de gran energía y, sumado al ayuno, nos ofrece la oportunidad de reflexión, de depuración, de recogimiento, inspiración, percepción, planificación y de reestablecer el orden en nuestras vidas. Es un momento especial para la meditación, para sanar el planeta y expandir la conciencia humana.

 

El ayuno es una técnica milenaria de sanación, relacionada estrechamente con la Luna. La fuerza centrífuga que ejerce la Luna sobre la Tierra en su desplazamiento alrededor de la misma afecta a todos los seres vivos y especialmente a las grandes masas de agua, generando las mareas oceánicas. Si tenemos en cuenta que el cuerpo físico de los seres humanos al igual que la superficie de la Tierra está compuesto de más de un 70% de agua y, por tanto, participa de las mareas, entenderemos que para un ayuno eficaz es conveniente beber líquidos, especialmente agua, que favorecerá a lo largo del proceso a eliminar las toxinas y a renovar la salud. La desintoxicación del cuerpo en un ayuno de un solo día es mucho más eficaz si se realiza el día de Luna Nueva de cada mes.

 

 

NOTA IMPORTANTE: La información que usted encontrará en esta revista tiene únicamente propósitos ilustrativos. No constituye la prestación de servicios médicos o de salud de ningún tipo. Los contenidos y la información de esta revista pueden no ser exhaustivos. Usted no puede ni debe utilizar esta información como base o fundamento para elaborar diagnósticos médicos o decidir los tratamientos médicos aplicables a enfermedades o cuadros clínicos particulares. La información contenida en esta revista no reemplaza la atención médica presencial que se pueda requerir. Si presenta algún síntoma o dificultad de salud, le recomendamos consultar a su médico de confianza.

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo