PREGÚNTALE AL DOCTOR III

Cuerpo

 

 

 

MARÍA CHÁVEZ SUÁREZ

Estimado Dr. Pérez-Albela, en nombre de todos sus seguidores le agradezco la gran labor que realiza en temas de salud. Me gustaría que nos explique los beneficios del ácido fólico, sobre todo en las mujeres gestantes. Muchas gracias.

 

 

DR. PÉREZ- ALBELA

Estimada María, agradezco tus palabras y a Dios por la oportunidad de poder servirte. Te explico: hay evidencias científicas de que el ácido fólico previene las malformaciones del tubo neural. Una investigación incluida en la publicación médica The Lancet pone en evidencia la necesidad de tomar medidas para promover el uso del ácido fólico en la población, especialmente entre las futuras madres.

 

El ácido fólico es una vitamina del complejo B implicada en la síntesis de los glóbulos rojos y el ADN. Cuando una mujer queda embarazada y no tiene la cantidad suficiente de folato se pueden producir alteraciones en el tubo neural, la estructura del embrión a partir de la cual se forma el sistema nervioso y cuyo desarrollo se produce durante las primeras semanas de gestación, cuando la madre ni siquiera sabe que espera un niño.

 

A pesar de la información disponible, “su uso para prevenir defectos del tubo neural no está extendido", explican los autores del mencionado estudio, procedentes de la Universidad de Zúrich. De hecho, a pesar de las campañas de difusión lanzadas en varios países, no se ha logrado aún generalizar su uso.

 

La mayor parte de los casos de espina bífida, defecto que se produce cuando el tubo neural del feto no se cierra correctamente, se evitarían con la ingesta correcta de esta vitamina. Algunos estudios han demostrado que el riesgo se puede reducir del 40 al 80 por ciento si las mujeres toman ácido fólico en el periodo perinatal.

 

 

 

 

BENITO RODRÍGUEZ CABELLO

Dr. Pérez-Albela, usted siempre repite que debemos ser optimistas y tratar de vivir con alegría. Mi pregunta es si esto nos ayuda cuando tenemos problemas de salud, específicamente del corazón.

 

 

DR. PÉREZ- ALBELA

Hola Benito, muchas gracias por tu importante pregunta. Esperar grandes cosas de la vida, no rebuscar en el pasado o encarar muchos proyectos son características propias de los optimistas. Además de vivir mejor, estas personas cuentan con una salud cardiovascular superior a quienes ven la vida un poco más oscura. Según un estudio, los primeros tienen la mitad de posibilidades de morir por un trastorno coronario que los pesimistas. Gracias a investigaciones previas, se conoce que una actitud positiva ayuda a vivir más y mejor. Un reciente estudio muestra la relación directa entre el optimismo y la tasa de enfermedades cardiacas. Una de las explicaciones es que las personas positivas cuidan mejor de sí mismas y se esfuerzan por conseguir determinados objetivos cuando se enfrentan a problemas. Por otro lado, el optimismo se relaciona con un mayor nivel de actividad física.

 

Los autores del mencionado estudio señalan que las personas pesimistas deberían llevar a cabo medidas para reducir el riesgo de infartos. Un bajo nivel de optimismo tendría que añadirse a la lista de factores independientes de riesgo de mortalidad cardiovascular.

 

 

 

MARTHA ARREDONDO QUISPE

Estimado doctor, hace poco me hice exámenes de sangre y me encontraron el colesterol muy alto. Por favor, indíqueme cómo puedo reducirlo. Muchas gracias por su respuesta y le deseo que Dios lo bendiga.

 

 

DR. PÉREZ-ALBELA

Hola Martha, a continuación te doy algunos consejos para que los pongas en práctica y estoy seguro de que bajarás tus niveles de colesterol en poco tiempo:

 

* Incluye manzana, zanahoria, frijol seco, ajo, toronja y aceite de oliva en tu dieta.

 

* Consume abundante fibra. Las frutas, vegetales y los granos enteros son ricos en fibra. La fibra dietética soluble en agua es muy importante para reducir el colesterol sanguíneo y se encuentra en el frijol, el arroz integral y los cereales de grano entero.

 

* Como la fibra absorbe los minerales de los alimentos en los que se encuentra, es necesario tomar cantidades adicionales de minerales independientemente de la fibra.

 

* Toma jugos frescos de zanahoria, apio y naranja. El jugo de zanahoria ayuda a lavar la grasa de la bilis del hígado y baja el nivel de colesterol.

 

* Utiliza aceites extra vírgenes como el de sacha inchi o de oliva. Elimina la grasa saturada, el alcohol, los dulces, las golosinas y bebidas carbonatadas, los lácteos, el pan blanco, el tabaco y los alimentos procesados. Además, evita los alimentos que producen gases como la col o la coliflor.

 

* Realiza ejercicio regularmente y evita el estrés y la tensión.

 

 

 

ALEJANDRA VALLE RONDÓN

Estimado doctor, ¿qué me recomienda para evitar las crisis de asma? Muchas gracias.

 

DR. PÉREZ- ALBELA

Estimada Alejandra, ante todo debes saber que el 50 por ciento de los pacientes con asma presentan niveles de magnesio por debajo de lo normal.

 

Hay muchos factores que desencadenan las crisis y pueden actuar solos o en conjunto. Se sabe que del 50 al 90 por ciento de las personas asmáticas sufren determinados procesos alérgicos relacionados con alérgenos (polen, polvo, ácaros del polvo, pelusas, humo, tabaco). También hay mecanismos emocionales que refuerzan las crisis como el estrés, el miedo, estados de ansiedad y depresión. En ambos casos se produce la liberación de químicos en la sangre como la histamina, responsable directa de la contracción bronquial.

 

El asma no es una enfermedad infecciosa y por lo tanto no es contagiosa. Aun así está relacionada con las enfermedades infecciosas porque éstas pueden actuar como desencadenantes.

 

Numerosos estudios demuestran que el magnesio es un mineral clave en el tratamiento del asma. Un estudio de 1996 descubrió que disminuye el “estallido” de glóbulos blancos que suele tener lugar en una crisis de asma debido a la inflamación, la cual inicia reacciones que provocan resuello y sensación de frío. Un estudio en niños asmáticos tratados con magnesio demostró que el simple uso de este mineral mejoró la función pulmonar. Otro estudio en adultos realizado en 1995 descubrió que este mineral reduce espectacularmente las hospitalizaciones. Debemos tener presente que en las pruebas realizadas en pacientes asmáticos el 50 por ciento padecía hipomagnesemia aguda, es decir, una carencia casi total de magnesio.

 

Los nutricionistas recomiendan a los pacientes asmáticos comer cereales de grano entero y vegetales verdes, que por su alto contenido de magnesio puede ayudar a prevenir los ataques de asma.

 

 

 

CONSUELO FARFÁN

Dr. Pérez-Albela, soy su seguidora desde hace muchos años. Quisiera que por favor me explique por qué es tan necesario ingerir fibra diariamente. Gracias y bendiciones.

 

DR. PÉREZ-ALBELA

Estimada Consuelo, gracias por tus palabras y aquí respondo tu pregunta. La fibra es útil para el colon y es parte esencial del tratamiento contra el estreñimiento. La fibra permite un rápido avance de los alimentos en su paso a lo largo del aparato digestivo y regulariza las evacuaciones. Contribuye a prevenir las enfermedades del intestino, incluyendo la formación de pólipos, que si no son tratados pueden conducir al cáncer del colon. La fibra diluye los agentes cancerígenos que se encuentran en algunos alimentos y ayuda a expulsarlos en lugar de que sean absorbidos por el intestino.

 

La fibra es la parte estructural de las frutas, verduras y granos que el sistema digestivo no es capaz de digerir ni destruir. Por ejemplo, el salvado disminuye la concentración de glucosa y colesterol en la sangre. Además, los alimentos fibrosos proporcionan una sensación de satisfacción. Es necesario masticar durante más tiempo los alimentos ricos en fibra, por lo que se requiere más tiempo para comer y así uno se siente satisfecho más pronto. La fibra casi no aporta calorías, debido precisamente a que el aparato digestivo no la digiere.

 

 

 

RAÚL MARTÍNEZ ROSAS

Estimado doctor, siempre lo escucho hablar de la medicina China. Por favor, ¿podría explicarme en qué consiste? Muchas gracias y le envío mis saludos.

 

 

DR. PÉREZ-ALBELA

Estimado Raúl, el sistema de medicina china tradicional de miles de años de antigüedad sigue vigente por su belleza y simplicidad. Enlaza al ser humano con la naturaleza y esta armoniosa comunicación les proporciona salud mutua. Uno de los conceptos más profundos de la medicina china se basa en cómo los cambios de estación afectan el crecimiento y el bienestar humano.

 

La fuerza de vida o “chi” se halla presente en las dos energías primordiales: ying y yang. Estas dualidades y polaridades expresan los estados opuestos de las cosas en continuo intercambio. El yang es energía pura y corresponde al cielo; el ying es sustancia y representa a la tierra. El yang es el principio masculino, activo, de luz, es la fuerza que se expande. El ying es el principio femenino, receptivo, de la oscuridad, es la fuerza que debe contraerse en la nada. La interacción de ambas fuerzas es lo que determina la naturaleza del universo y los elementos.

 

La medicina china clasifica a la enfermedad como yang (caliente) o ying (fría). Entiende que la enfermedad puede ser externa asociada al clima o interna asociada a las emociones como la alegría, la tristeza, la ira, al estrés, la depresión.

 

La naturaleza influye en el hombre y, porque la naturaleza cambia, debemos adoptar una visión dinámica de la diversidad universal.

 

 

 

NOTA IMPORTANTE: La información que usted encontrará en esta revista tiene únicamente propósitos ilustrativos. No constituye la prestación de servicios médicos o de salud de ningún tipo. Los contenidos y la información de esta revista pueden no ser exhaustivos. Usted no puede ni debe utilizarla como base o fundamento para elaborar diagnósticos médicos o decidir los tratamientos médicos aplicables a enfermedades o cuadros clínicos particulares. La información contenida en esta revista no reemplaza la atención médica presencial que se pueda requerir. Si presenta algún síntoma o dificultad de salud le recomendamos consultar a su médico de confianza.

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo