RECOMENDACIONES PARA AYUDAR A LOS NIÑOS CON HIPERACTIVIDAD Y/O SÚPER-ACTIVIDAD

Cuerpo
Dr. José Luis Pérez-Albela
Médico cirujano
Médico naturista

 

El déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), es un trastorno del neuro-desarrollo. Según la OMS afecta entre el 5 al 10% de la población infantil con mayor prevalencia en varones. Este trastorno puede ir acompañado de problemas de sueño, conducta, ansiedad, autismo, tics, cambios de ánimo.

 

En nuestro país contamos con la Ley Nº 30956 de Protección a las personas con Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad.

 

Los estudios han demostrado que en las familias donde existen casos de personas con TDAH existe un riesgo cinco veces mayor de que un bebé nazca con este trastorno, a diferencia de las personas sin antecedentes familiares de TDAH.

 

OTRAS CAUSAS

 

- Factores genéticos, por lo que puede ser hereditario.

 

- Traumatismos craneoencefálicos en la infancia.

 

- Infecciones del sistema nervioso central.

 

- Prematuridad y mal nutrición de la gestante.

 

- Encefalopatía hipóxico-isquémica.

 

- Bajo peso al nacimiento.

 

- Consumo de tóxicos como el alcohol o el tabaco en el embarazo.

 

 

SÍNTOMAS

 

Disminución de la atención

 

Hiperactividad

 

Impulsividad

 

Hipersensibilidad

 

Hipercreatividad

 

Hiperenergéticos

 

 

RECOMENDACIONES

Las mejores medidas que se pueden tomar son:

 

Psicoeducativas. Educar a los niños con métodos como Montessori, Waldorf, Asiri.

 

Musicoterapia. Que los pequeños escuchen las melodías de maestros como Mozart, Brahms, Bach, Vivaldi, Beethoven y Zamfir.

 

Terapia vibracional. Sería ideal que las escuelas usen campanas en vez de timbres para marcar los tiempos de entrada, recreo y salida.

 

Limitar el uso de aparatos electrónicos. Restringir el tiempo que los niños pasan frente a una pantalla; y cuando lo hacen, que sea con una buena iluminación.

 

Baños de tina tibios con sulfato de magnesio (sales de Epsom) y manzanilla de 10 a 15 minutos dos veces por semana. El magnesio se absorberá a través de la piel.

 

Durante las clases. Se recomienda iniciar cada clase con danzas, que los alumnos escuchen música o leerles cuentos; también es bueno realizar pausas activas, y que durante clases los niños tengan a la mano una pelotita de goma, ya que los dedos están conectados con el cerebro.

 

Ingesta de Magnesio – Vitamina B6 (piridoxina) – Lecitina. El magnesio se concentra en la mitocondria, que es la encargada de la respiración y energía celular. Su acción principal está en el sistema nervioso central, que junto a la vitamina B6, regulan la transmisión del impulso nervioso y la liberación neurotransmisores. Además, su deficiencia puede verse reflejada en el ADN. Por su parte, la lecitina es un fosfolípido que permite asimilar mejor el calcio (neuroequilibrador), y protege el cerebro.

 

RECETAS Y TIPS

Súper ponche. Licuar 3 cucharadas de harina de kiwicha, quinua, algarrobo, almendras, ajonjolí, germen de trigo, arroz integral sancochado con un trozo de tofú (queso de soya) y una pizca de sal. Se puede endulzar con miel de caña, chancaca, panela o estevia.

 

Cromoterapia. Vestirlos con alguna prenda de color rojo para que estén más serenos, y tener siempre algún adorno o algo de color azul en su dormitorio, el que además debe iluminarse con luces cálidas.

 

Nutrientes. Se pueden agregar a los jugos y ensaladas, dos cucharaditas diarias de semillas de calabaza, ajonjolí, girasol, linaza, o chía al día. También son excelentes los germinados como el de alfalfa.

 

Complementos nutricionales. Alternar una cucharadita de germen de trigo, levadura de cerveza o microalgas en las comidas, jugos o extractos. Contienen proteínas, vitaminas y minerales esenciales como el cromo, magnesio, zinc, calcio y complejo B.

 

Eliminar el azúcar de la dieta. Evitar los alimentos procesados y preferir los alimentos frescos y orgánicos; puede endulzar con chancaca o estevia.

 

Actividades manuales, como origami, pintar mandalas; y físicas, como la danza, yoga, ballet, ejercicios al aire libre, caminar sin zapatos, abrazar un árbol.

 

Tener un buen descanso. Evitar despertar a un niño para que coma, puesto que lo pondrá más hiperactivo y hasta agresivo. Además, hay que erradicar el estado emocional agresivo de su entorno, en especial el de sus padres, ya que esta situación los afecta debido a su gran sensibilidad.

 

Masajes. Antes de bañar al niño, aplicar en forma circular en la columna, el vientre y el pecho una mezcla de aceite de oliva con jugo de naranja o de uvas y después bañar como de costumbre.

 

 

DATO INTERESANTE…

El pediatra Ralph Campbell recomienda para los niños con TDAH un complejo de vitaminas B ingerido con el desayuno, más 100mg de vitamina B6 con otra comida y 200mg o más de magnesio por día.

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo