TERAPIAS PARA CALMAR EL DOLOR

Cuerpo
José Luis Berdonces Serra
-Doctor en medicina
-Médico naturista
-ESPAÑA

 

 

A continuación haremos tan solo un breve repaso de algunos sistemas alternativos para controlar el dolor, algunos de ellos realmente efectivos; otros quizás no tanto, aunque todos en combinación suelen actuar bastante bien y pueden evitarnos la toma de más de una pastilla.

 

 

ACUPUNTURA

No se sabe el mecanismo exacto por el que actúa la acupuntura, pero sí se sabe de su eficacia como analgésico. Parece ser que la acu-puntura interviene en las vías nerviosas que sirven de medio de transporte del dolor y provoca la secreción de endorfinas, morfinas internas que segregamos nosotros mismos y que reducen notablemente el dolor. Sin embargo, la acupuntura debe ser aplicada solo por un buen profesional. Para dolores menos importantes, podemos probar la digitopuntura (presión con el dedo sobre puntos de acupuntura). Hay manuales de digitopuntura en la mayoría de las librerías. Dolores de muelas, migrañas, cólicos o artrosis están entre las principales indicaciones de la acupuntura.

 

 

BAÑOS CON AGUA Y SAL

Nada tan sencillo como el agua con sal para aliviar dolores de tipo muscular o articular y reducir la inflamación. Pondremos en un recipiente agua bastante caliente y unos puñados de sal (cuanta más sal, mejor; normalmente tres o cuatro puñados son suficientes), y remojaremos en ella los pies, las manos o la zona dolorida. Si la zona a tratar no puede meterse en un recipiente podemos empapar una tela de gasa gruesa y aplicarla sobre la zona dolorida. En algunos dolores internos, como los de la regla, puede ser útil meter sal húmeda y caliente en una almohada y aplicar la bolsa sobre la barriga. Posiblemente nos dejará la piel arrugada, ya que la sal tiene una acción osmótica muy importante. Los hipertensos, las personas que padezcan del corazón y los que tengan que evitar la sal la aplicarán con precaución, ya que siempre se absorbe algo de sal a través de la piel.

 

 

CATAPLASMAS Y FOMENTOS

Las cataplasmas de arcilla o de papa son útiles para tratar el dolor. Su preparación es simple, aunque algo engorrosa, ya que consiste en hacer una masa de consistencia plástica con arcilla y agua caliente, y aplicarla sobre la zona dolorosa. En el caso de la papa, se pone la papa hervida, machacada y caliente en una bolsa de gasa y se aplica tal cual sobre la zona a tratar. Tanto una como otra conservan el calor y por ello pueden aliviar el dolor.

 

 

TRATAMIENTO DE LOS DOLORES SIMPLES

Veamos algunos remedios simples contra el dolor. Si no son suficientes deberemos acudir al médico, naturista si es posible.

 

 

Dolor de muelas

Lo primero, ante un dolor de muelas repetitivo, es hacer una visita al dentista por si tenemos un absceso o una caries importante. Sin embargo, estos remedios pueden ayudarnos en caso de urgencia:

 

· Evitar comidas frías o calientes; comer cosas tibias.

 

· Aplicar una cataplasma de arcilla o de hielo en la mejilla, sobre la muela dolorosa.

 

· Poner una gotita de aceite de clavo diluido (una parte de aceite esencial de clavo por cinco gotas de aceite de oliva) en la muela cariada. No repetir excesivamente, ya que puede irritar las encías.

 

· Tomar una tisana tibia y muy concentrada (cinco cucharaditas de hierbas por taza) de sauce, melisa y tilo. Se puede repetir cada tres horas.

 

· Aplicar fomentos de arcilla fresca en la cara también puede ser de utilidad para ayudar a madurar y resolver un absceso dentario.

 

 

Dolor de estómago

En muchas ocasiones se debe a una mala digestión o a un exceso de tono nervioso. Algunas reglas de oro son:

 

· Tomar una tisana de melisa, anís verde y manzanilla.

 

· No comer o comer alimentos suaves masticando poco a poco.

 

· Tomar agua o tisanas calentitas, a pequeños sorbos y en pequeñas cantidades.

 

· Aplicar calor en la barriga (con las manos, o mejor aún, con una bolsa de agua caliente envuelta en una toalla).

 

· Si no mejora, aplicar una lavativa tibia, hecha con un litro de agua y una cucharadita de sal (se puede sustituir el agua con sal por tisana de manzanilla).

 

 

Dolor artrósico (articulaciones)

Si los dolores se dan en reposo:

 

· Aplicar una cataplasma de mostaza sobre la zona dolorosa (máximo quince minutos).

 

· Baños de agua con sal de la articulación dolorosa (agua caliente y unos 200 g de sal por litro).

 

· Fricciones con alcohol de romero y alcanfor.

 

· Si es necesario, acudir al médico para tomar analgésicos en cápsulas o realizar acupuntura.

 

 

Contusiones

Pueden seguirse estas indicaciones:

 

· En un primer momento, aplicar una bolsa con hielo.

 

· Fricciones con tintura de árnica.

 

· Inmovilización inicial, si la contusión es fuerte.

 

· Tisana de fresno, ulmaria y sauce blanco.

 

· Aplicar una cataplasma de harina de avena, de papa caliente hervida o de hojas de col machacadas. Dejarla actuar durante unos 45 minutos.

 

 

Dolor menstrual

A pesar cuanto pueda hacerse, hay que tener mucha paciencia, porque los dolores duran hasta que baja la regla y suelen aumentar si quien los padece está muy nerviosa. Algunos de los tratamientos más indicados son los siguientes:

 

· Tisana de salvia, de milenrama y melisa.

 

· Compresas calientes en la zona abdominal, por ejemplo, un paño empapado en agua con mucha sal y luego escurrido. Cambiarlas conforme se vayan enfriando.

 

· Baño de asiento caliente, en el bidé o en la bañera.

 

· Reposo.

 

 

Dolor de oídos

El dolor de oídos es muy frecuente en los niños, y menos en los adultos, debido entre otras cosas a la inmadurez de su sistema lin-fático y posiblemente a que las trompas de Eustaquio (conductos internos entre el oído y la faringe) son algo más cortas y anchas que en los adultos. Cuando el oído supura (sale líquido) conviene acudir al médico, ya que posiblemente se trate de una otitis; pero si no supura, no hay fiebre o ésta es moderada, y el dolor no es muy intenso, podemos aplicar algún remedio casero:

 

· El aceite de almendras dulces (y en su defecto, el aceite virgen de oliva de presión en frío) es un excelente remedio para las otitis, que se aplicará a razón de dos a tres gotas en el oído, de dos a cuatro veces al día. Para que no moleste, se aplicará a temperatura corporal (ligeramente calentado al baño María o bajo el chorro de agua caliente). Una vez finalizado el proceso haremos una limpieza del oído, ya que la otitis favorece la aparición de cerumen.

También se recomienda la aplicación de jugo fresco de ajos.

 

· Todas las plantas expectorantes son también útiles en la prevención de la otitis en caso de dolor de oídos.

 

 

Dolor de cabeza

El dolor de cabeza tiene causas muy variadas. Deberemos distinguir un dolor de cabeza esporádico, producido por cansancio, insolación o por causas desconocidas, de la jaqueca o migraña, que requiere otro tratamiento más profundo.

 

Por norma general, tendremos en cuenta que para la cabeza es bueno lo contrario que para la zona intestinal, ya que la cabeza necesita tranquilidad y frescor, mientras el calor y el movimiento favorecen la digestión.

 

Si el dolor de cabeza sobreviene después de un accidente o contusión grave en el cráneo, convendrá acudir al médico. Nunca estará de más tomarnos la tensión por si ésta es la causa del dolor de cabeza.

 

· Un remedio muy simple para el dolor de cabeza es aplicar una bolsa de hielo, que se puede mantener unos 20 o 30 minutos si la sensación que produce es agradable.

 

· Evitar la luz y el ruido.

 

· Recostarse con una ropa amplia y muy cómoda.

 

· No comer si no se tiene apetito (un día de ayuno o comiendo solo frutas cocidas como compota de manzana, nos puede ayudar a aliviar el dolor).

 

· Tisana de manzanilla y matricaria (Tanacetum parthenium).

 

· Se recomiendan también plantas analgésicas y tranquilizantes como la ulmaria (Spiraea ulmaria), la corteza de sauce (Salix alba) o de fresno (Fraxinus excelsior), el espliego (Lavandula spica), la manzanilla (Anthemis nobilis) o el tilo (Tilia spp.), entre otras.

 

· Masajes suaves con el dedo en ambas sienes (digitopuntura).

 

· Aplicar una lavativa de agua de manzanilla con sal (entre 500 y 750 cc) y aguantarla un rato en el vientre.

 

· Un baño de pies algo fresco o templado puede ayudar a descongestionar la parte superior del cuerpo.

 

En caso de migraña de repetición, el tratamiento es algo más complejo, y posiblemente requerirá una depuración.

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo