TESTIMONIOS DE PERSONAS QUE TOMAN MAGNESOL

Cuerpo

 

Luis Lártiga (32)

Ingeniero de sistemas - DNI: 15243578

Estar todos los días frente a una computadora, y con el estrés de mi labor diaria, los ojos se me enrojecían y me dolía la cabeza. Un amigo me recomendó tomar Magnesol y, desde ese momento, los malestares han desaparecido. Gracias por ayudarme con este problema. Recomiendo a todas las personas probar Magnesol, pues con este producto se sentirán muy bien desde el primer momento.

 

Martín Porroa (28)

Vigilante - DNI: 10762213

Debido a mi empleo, laboro de noche y descanso de día. No fue fácil acostumbrarme a este horario y, es más, esto afectó mis nervios. Un día, buscando algo entretenido en la radio sintonicé un programa del doctor Pérez-Albela, en el cual mencionaba lo saludable que era descansar bien y dejar todas las preocupaciones a un lado. Para ello, uno tenía que relajarse, y para relajarse qué mejor que tomar Magnesol antes de acostarse. No dudé, lo hice inmediatamente y, desde entonces, mi vida cambió. Ahora, mis labores las realizo más relajado, y hasta llego con energía a casa para despedir a mis hijos cuando se van al colegio.

 

Rafael Nieves (45)

Odontólogo - DNI: 06548791

Hace unos meses perdí a mi padre a causa de un cáncer. El dolor de su partida hizo que me deprimiera y descuidara, incluso, mi carrera profesional. Unos amigos me dijeron que tenía que enfrentar la realidad, que lo mejor era volver a mis obligaciones y que recordara a mi padre con alegría y no con tristeza. Sin embargo, no pude hacerlo. Por suerte un día escuché en la radio al doctor Pérez-Albela, fue una extraña coincidencia pues ese día el programa parecía dedicado exclusivamente para mí. El doctor dio un mensaje que me reconfortó espiritualmente y, luego, recomendó Magnesol. Desde ese día empecé a tomarlo y este mineral ha surtido un efecto positivo no solo en mi vida, sino también en la vida de mi familia.

 

Marcos Laos (60)

Vendedor - DNI: 06425478

Yo tuve herpes por ocho años y gracias a Magnesol he logrado superar este problema de salud. En un año desapareció por completo. La toma diaria fue de tres sobres, con mucha confianza en uno mismo y en el Creador. Gracias doctor Pérez -Albela por lograr que muchas personas vuelvan a sonreír.

 

Rita Flores (14)

Estudiante

Dentro de poco terminaré la secundaria y me animé a escribirles para contarles algo que me pasó. Mis padres se separaron hace unos años atrás. Esta situación me deprimió tanto que no quería hacer absolutamente nada. Mis calificaciones bajaron y mi trato con los demás era pésimo. Una tía me recomendó tomar Magnesol y, curiosamente, empecé a ver la vida de otra manera. Hasta el día de hoy lo tomo y me ayuda mucho a concentrarme en mis estudios, mis calificaciones han mejorado notoriamente y estoy segura que este año consigo el primer puesto.

 

Omar Quispe (17)

Estudiante

Ante todo quiero agradecer al doctor Pérez-Albela por sus comentarios, los que no solo son para los mayores, sino también para toda la familia. Mi papá tenía muchos calambres a causa de su labor como chofer, y todas las noches teníamos que ayudarlo, pues sus dolores eran muy fuertes. Mi tío, seguidor de los programas del doctor, le comentó sobre Magnesol y, aunque no lo crean, mejoró desde la primera semana. Ahora papá lo toma 2 veces al día y mi mamá y yo una. De verdad que es muy bueno para todos.

 

Lucía Raya (32)

Periodista - DNI: 09101547

Hace dos años que tomo Magnesol gracias a una entrevista que tuve con el mismo doctor José Luis Pérez -Albela. Al principio pensé que todo era mentira y acepté el paquete que me obsequió por cortesía, pues me agradó su carisma y vitalidad. Casi sin fe, empecé a tomarlo, pero desde ese momento, se me acabaron los dolores de cabeza. El estrés disminuyó y ahora tengo una mejor relación con la gente que me rodea. Definitivamente es recomendable al 100%.

 

Pedro Rojas (29)

Ingeniero de Sistemas - DNI: 44252678

Mi labor consiste en estar todo el día frente a una computadora, y

cuando llego a casa, debo seguir frente a una PC para avanzar mis responsabilidades. Esto originó que me volviera colérico y apenas me sentaba sentía un cansancio tremendo, como si no hubiera dormido por días. Empecé a tomar Magnesol y los pesares desaparecieron e incluso he obtenido un ascenso en la empresa. Gracias por las cosas buenas que nos brinda la naturaleza y que ustedes nos las hacen llegar.

 

Martha León (95)

Ama de casa - DNI: 05647895

Hace cinco años que consumo Magnesol y gracias a ello ahora me siento como una jovencita, a pesar de mi edad. Este maravilloso producto me ha ayudado a superar males nerviosos y cardiacos, dándome una tranquilidad y seguridad indescriptibles. Las personas que recién me conocen no pueden creer que tenga 95 años, pues hasta me han visto bailar como una adolescente. Cuando me preguntan por mi secreto, no lo oculto, al contrario, lo recomiendo de todo corazón. Mi secreto se llama Magnesol, que es vida.

 

Eliana Robles (54)

Profesora - DNI: 07584891

Primero debo decir que amo a mi familia, mi labor y mi vida, pero hubo un tiempo en que toda la carga del día me ponía de mal humor y, lamentablemente, descargaba esa tensión con las personas que más me importan. Un día decidí que esto no podía seguir así y, por ese entonces, empecé a tomar Magnesol, debido a los buenos comentarios que había recibido. Parece ser que Dios me escuchó, pues desde que lo tomo soy más tolerante y ya no me estreso como antes, al contrario, ahora soy yo quien busca la calma y el control de las cosas. Muchas gracias, doctor, por este producto que hace felices a muchas personas.

 

Hermelinda Astocóndor (44)

Vendedora - DNI: 05789452

Soy representante de una conocida marca de productos alimenticios y, debido a este trabajo, todo el día tengo que estar caminando recorriendo calles. Esto demanda que a veces deje de comer para poder estar a tiempo con mis clientes. Y, por alimentarme a deshoras o comer comida chatarra para engañar a mi estómago, me salieron úlceras. Este problema fue en aumento porque al principio no le tomé importancia, y tuve que seguir un tratamiento. Paralelamente, decidí probar con el Magnesol, y eso es lo único que ahora tomo como medicamento. Mis problemas de gastritis y úlceras han disminuido gracias a este mineral y a los consejos que sigo sobre alimentación sana que a diario da el doctor Pérez-Albela. Puedo dar fe que MAGNESOL es un producto que vale la pena tomar y que sí logra buenos cambios en nuestra salud.

Califícalo

/ 3
Compártelo

Compártelo