UN SONIDO PARA LA HUMANIDAD

Cuerpo

 

 

 

¿Qué es el sonido?

Del latín sonitus, un sonido es una sensación que se genera en el oído a partir de las vibraciones de las cosas. Estas vibraciones se transmiten por el aire u otro medio elástico.

Un sonido es audible cuando las ondas sonoras se convierten en ondas mecánicas en nuestro oído. La información recopilada del entorno finalmente es asimilada por el cerebro humano y se produce el sonido.

Podemos destacar, entonces, que existe una relación íntima entre el cerebro y los sonidos que registra del exterior.

 

 

 

TERAPIAS DE SONIDO

 

¿Qué son las terapias de sonido?

Es una forma de tratamiento experimental en la que se usan distintos tipos de sonidos para tratar malestares tanto emocionales como físicos.

 

¿Quiénes practican esta forma de tratamiento?

Actualmente, los practicantes de esta terapia pueden ser chamanes, monjes, terapeutas psiquiátricos especializados y practicantes de la medicina natural. Además, muchos médicos de la llamada “medicina oficial” también la utilizan antes y durante cirugías y/o exámenes diagnósticos que puedan generar estrés en sus pacientes.

 

A continuación, les brindamos una visión de las dos modalidades de terapias de sonido: las occidentales y las orientales.

 

 

 

EN ORIENTE

Los terapeutas de sonido de Oriente poseen técnicas fundadas en cantos armónicos que datan desde los orígenes del continente asiático.

 

La técnica más efectiva se practica en la actualidad en países como Sudáfrica y regiones asiáticas como El Tíbet. La técnica de sonido armónico consiste en el canto de cuatro voces que se inician separadas pero que en determinado momento se unen en un coro simultáneo para instaurar el orden en el organismo, para equilibrarlo y sanar dolencias.

 

¿Varían las técnicas en Oriente?

Por lo general, las técnicas de terapia de sonido suelen ser similares en todos los países de Oriente. Esto se debe a que el uso de las voces e instrumentos data de varios años en la historia del continente.

Los distintos países orientales han adoptado estas técnicas de manera unánime aunque existen variaciones en las melodías y el uso de instrumentos de acuerdo a las tradiciones de cada país.

 

El canto de la voz grave

Existe una reveladora técnica de sanación espiritual y física por medio del denominado “Canto de la voz grave”, practicado por los monjes del Tíbet. Esta forma de terapia utiliza las cuerdas vocales que emiten sonidos profundos para el tratamiento de los dolores físicos, y las melodías más armónicas para el bienestar mental y emocional.

 

 

 

EN OCCIDENTE

 

En Occidente, por su parte, se emplean instrumentos y conjuntos de voces distintas para las terapias.

 

Los instrumentos acústicos suelen ser el principal medio para realizar esta terapia.

 

Para establecer un aura de tranquilidad, voces de distinto registro acompañan el ritmo iniciado por los instrumentos con un canto acompasado.

 

Acto seguido, los instrumentos empiezan a aumentar en intensidad y volumen, y las voces se elevan para seguir la sinfonía. Esto se realiza con el propósito de invocar los malestares físicos, emocionales y mentales del cuerpo, y luego suprimirlos con sonidos aún más fuertes.

 

Esta última técnica pertenece a un tipo de tratamiento experimental. Si bien sus efectos no están científicamente comprobados, muchas personas han empezado a tratarse con estos métodos.

 

En la ciudad de San Francisco, por ejemplo, el número de tratamientos con terapias de sonido ha aumentado en los últimos meses.

 

Se espera que la aceptación de estas técnicas consiga una mayor flexibilidad en las personas para probar más métodos experimentales en el futuro.

 

 

¿Cómo se genera un malestar por medio de sonidos?

A inicios del siglo veinte, los estudios de medicina en Gran Bretaña comenzaban a dirigir su atención en esfuerzos de sanación por medio del sonido.

 

En el presente existen descripciones de ciertos experimentos que se realizaron durante esa época, aunque los resultados aún permanecen ocultos como información confidencial.

 

Lo que sí se conoce, sin embargo, es que si los sonidos del exterior se repiten constantemente en nuestro cerebro, se puede desarrollar una especie de trauma.

 

La mayoría de sonidos que se repiten se encuentran vinculados a la memoria. Pueden ser palabras, ritmos musicales o cualquier forma de sonido que se haya producido durante un evento impactante en nuestras vidas.

 

 

SABÍAS QUE…

La repetición de sonidos relacionados a eventos dramáticos e impactantes suele relacionarse con problemas de obsesión compulsiva y, en algunos casos, con esquizofrenia.

 

El sonido y su relación con nuestra sensibilidad

Los terapeutas de sonido actuales consideran que nuestra sensibilidad y su relación con el sonido parten de la vibración constante que ocurre dentro de nuestro propio cuerpo. Esto quiere decir que los tejidos, moléculas, células, órganos y huesos vibran de manera particular en cada ser humano. En pocas palabras, los sonidos internos de nuestro cuerpo son uno de los elementos de nuestra sensibilidad.

 

 

 

EJEMPLO

Nuestros huesos pueden sentir dolor a partir de ciertas palabras y sonidos. Los sonidos fuertes, por ejemplo, pueden crear una reacción negativa de malestar y dolor en los órganos, mientras que un sonido acompasado y juguetón puede causar un mayor fluido de la sangre y aumentar la energía y el entusiasmo.

 

 

¿Quiénes pueden tratarse por medio de la terapia de sonido?

Cualquier persona con malestares emocionales y físicos que confíe en las técnicas de terapia experimental puede tratarse con esta terapia.

 

La medicina ha evolucionado y sigue haciéndolo, y cada vez se adoptan nuevas técnicas para asegurar el bienestar de las personas.

 

Bien de Salud les aconseja que si confían en estas formas de tratamiento, no duden en realizarlas. Puede resultarles una experiencia agradable y quizás curar alguna dolencia.

 

Cualquiera que sea la forma de buscar una vida más sana, ya sea de manera científica, espiritual, con sonidos, entre otras, el objetivo final, ante todo, es nuestro bienestar. Por fortuna, ahora tenemos un amplio espectro de terapias para escoger. Lo importante es saber elegir la que mejor se adecúe a cada uno de ustedes.

Califícalo

/ 5
Compártelo

Compártelo