VISIÓN NATURISTA DE LA REUMATOLOGÍA

Cuerpo
José Luis Berdonces Serra
-Doctor en medicina
-Médico naturista
-ESPAÑA

 

 

Al margen de todos los componentes mecánicos que influyen en el desarrollo de estas enfermedades, ligados al hecho de que el hueso es una estructura de soporte que recibe tensiones; desde un punto de vista naturista se interpreta el proceso reumático como un desequilibrio del metabolismo corporal (en parte comprensible a ciertas edades por el desgaste orgánico), que puede reducirse o evitarse limpiando y depurando el cuerpo de aquellas sustancias que de otra manera se acumularían en el hueso. Por ello, el tratamiento naturista incluye una reestructuración de la dieta y la toma de plantas depurativas que estimulan la eliminación de toxinas a través del hígado, piel, riñones y respiración.

 

La medicina oficial no ve el reumatismo bajo esta perspectiva porque, salvo contadas excepciones, los análisis del hígado, la piel o los riñones no muestran alteraciones. Sin embargo, las nuevas investigaciones que relacionan ciertos procesos reumáticos con la autoinmunidad pueden establecer un puente entre la medicina naturista y los avances científicos actuales.

 

La dieta como tratamiento naturista

Las recomendaciones dietéticas básicas para lograr la desintoxicación son las siguientes:

 

1. Reducir el consumo de proteína animal.

 

2. Valorar si existe una alergia alimentaria.

 

3. Vigilar el consumo de alimentos industrializados. La margarina o el azúcar pueden ser perjudiciales para el reuma.

 

4. Prevenir la osteoporosis. Como la osteoporosis es un problema relacionado con la falta de calcio en los huesos, será importante aportar una cantidad suficiente de este mineral. Sin embargo, también es importante aportar otros minerales como el magnesio (presente en legumbres y frutos secos). Los alimentos ricos en vitamina C, como las frutas y verduras crudas, ayudarán a fijar mejor estos minerales en el hueso.

 

5. Tratar de no consumir huevos o productos lácteos. Su excesiva industrialización hace de ellos alimentos no  recomendables en casos de artritis y artrosis.

 

Aunque no existe una dieta específica para el tratamiento de la artritis y la artrosis, sí se pueden recomendar algunos alientos como los cereales (especialmente el arroz integral), el pan, los cereales integrales y las verduras.

 

 

NOTA EDITORIAL: Les recomendamos buscar en nuestra sección NUTRICIÓN el artículo “Dieta para la artrosis”

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo