CONTAMINACIÓN LUMÍNICA

ECO

 

 

Las principales formas en que se produce la contaminación lumínica son la directa, cuando parte del flujo de la luz de la lámpara es enviado directamente sobre el horizonte, desperdiciando energía luminosa; y por reflexión en las superficies iluminadas, que tienen un impacto importante cuando se trata de iluminar grandes instalaciones, fachadas o monumentos.

 

Además de ser la principal causa de la “desaparición” de estrellas y otros cuerpos celestes de nuestro cielo, la contaminación lumínica provoca un gran derroche de energía.

 

La mala orientación de la iluminación de exteriores envía la luz de forma directa hacia el cielo en vez de ser utilizada para iluminar el suelo. En este sentido, las más nocivas son las luminarias en forma de globos de material plástico opaco, que proliferan en las calles de algunos pueblos, jardines y zonas de recreo.

 

Aproximadamente el 50 por ciento de la luz que proporcionan estas luminarias queda dentro del globo y no se aprovecha. Del otro 50 por ciento de luz, un 25 por ciento se va hacia arriba incumpliendo su función de iluminar la calle. Si se suma otro porcentaje variable que se pierde por la base que sostiene el globo, la conclusión es que de la luz que producen estas luminarias solo se aprovecha entre un 15 y 20 por ciento.

 

 

LO QUE PODEMOS HACER EN EL HOGAR Y EN LA COMUNIDAD

- Disminuir la cantidad de luces encendidas en nuestro hogar a partir de la media noche.

 

- Reducir a la mitad la potencia de los focos de luz en todos los hogares y en los lugares públicos.

 

- Utilizar en casa solo focos de bajo consumo.

 

- Orientar las lámparas hacia el lugar que se quiere iluminar y utilizar la potencia necesaria.

 

- Apagar el alumbrado de edificios, monumentos y lugares públicos en horarios innecesarios.

 

- Apagar u orientar los letreros luminosos de tal manera que su luz se proyecte hacia abajo, donde realmente pueda ser útil para el ciudadano.

 

 

IMPORTANTE

Los investigadores alegan que los focos LED (Light Diode o diodo emisor de luz) no son la única solución a la contaminación lumínica. Algunos de ellos afirman que la luz blanca de los focos LED es nociva para la salud de los seres vivos, por lo cual recomiendan usar focos LED de color amarillo, previo estudio del lugar donde serán instalados.

 

 

LO QUE PODEMOS HACER A NIVEL GLOBAL

En muchos países de Europa se usan tanto la energía solar (*) como la eólica (**) para generar electricidad. Es necesario que los ciudadanos fomenten la formación de grupos que soliciten a los gobiernos de sus países la implementación de energía tomada de la naturaleza.

 

(*) La energía solar fotovoltaica que consiste en la conversión de la luz en electricidad.

 

(**) La energía eólica es una fuente de energía renovable que utiliza la fuerza del viento para generar electricidad. Puede obtenerse instalando aerogeneradores tanto en suelo firme como en el suelo marino.

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo