ECOLOGÍA URBANA RECUPERAR LO PERDIDO Y CONSERVAR LO QUE AÚN TENEMOS

ECO

 

 

El término ecología urbana se comenzó a usar a partir de la primera conferencia internacional sobre el medio ambiente, conocida como “Cumbre de la Tierra” realizada en Estocolmo, Suecia, convocada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y se llevó a cabo en junio de 1972. Desde esa época ya existían señales de alertaba sobre el grave daño antrópico a los recursos del planeta y cómo estaban afectando a los ecosistemas.

 

A partir de esta Cumbre, los ecólogos y urbanistas han dirigido sus esfuerzos para conservar y respetar los espacios ecológicos de las grandes y pequeñas ciudades.

 

La urbanización es un fenómeno económico y social que el ser humano realiza para mejorar sus condiciones de vida en base a la fluida interrelación que este fenómeno facilita, y la ecología urbana es una materia multidisciplinaria que involucra el aporte de otras ciencias como la historia, la economía, la biología, la ingeniería y arquitectura, el urbanismo y la antropología, entre otras.

 

Es imposible pensar en una ciudad sin “espacios verdes” como parques, jardines, bosques, valles, puesto que toda la masa biótica de las diferentes especies vegetales como: árboles, plantas, hierbas etc., que se encuentran en estos espacios, interactúan con los seres humanos prestándoles invalorables servicios ambientales que no solo preservan sus vidas sino que también influyen directamente en el comportamiento individual y social de los asentamientos urbanos y ciudades.

 

Dentro de lo señalado, además de ofrecer un espacio de tranquilidad y relajación, los “espacios verdes” y su flora purifican el aire de todos los contaminantes producidos por la actividad antrópica, materializada en sus sistemas, equipos y materiales usados, siendo, a pesar de las limitaciones del “fierro y cemento”, una extensión de la naturaleza.

 

Los especialistas señalan que debido a los cambios en el uso del suelo que se presentan a nivel global, conocer la biodiversidad que se puede plasmar en los espacios urbanos es muy importante, porque se puede lograr tener espacios urbanos diseñados para insertarse en la trama de la naturaleza y sus servicios ambientales.

 

 

Objetivos de la ecología urbana

- Analizar las estructuras de las ciudades y el impacto ambiental producido por la actividad humana para aplicar los correctivos pertinentes.

 

- Generar propuestas para la conservación y creación de nuevos “espacios verdes”.

 

- Establecimiento de corredores verdes dentro de las urbes que proporcionan sombra, purifican el aire, y moderan la temperatura ambiental.

 

- Generar y difundir información sobre los beneficios de la ecología urbana, creando conciencia de vivir en armonía con la naturaleza a través de políticas públicas, proyectos y acciones concretas.

 

- Establecer y reinsertar a las ciudades disfuncionales dentro de los objetivos del crecimiento sostenible.

 

- Crear y propiciar la generación de ambientes limpios y saludables.

 

- Reducir el riesgo de enfermedades asociadas al medioambiente.

 

- Establecer una gestión adecuada de los recursos naturales en los centros urbanos y su entorno.

 

- Mejorar la calidad de vida de los habitantes de las ciudades, creando conciencia ciudadana sobre la utilización eficiente de los recursos y la energía y sobre los beneficios del reciclado de residuos.

 

Ahorrar luz, agua, consumir menos, no usar vehículos impulsados por energías no renovables si no es necesario, reducir el uso de envases innecesarios y suntuosos, etc. son acciones que deben formar parte de la vida de todos los ciudadanos.

 

 

Ante el deterioro que sufre nuestro planeta la ciencia se concentra en estudiar cómo recuperar lo que hemos perdido y conservar lo que aún nos queda.

 

Como se viene señalando, la ecología urbana no solo está creando propuestas para mejorar la calidad de vida de los residentes urbanos, en función del incremento de la relación de las áreas verdes y la población, sino que además se encarga del estudio y la conservación de la biodiversidad dentro y en el entorno o área de amortiguamiento ambiental de las centros poblados urbanos.

 

 

Ciudad y naturaleza

Así como existe el estudio ecológico de las áreas rurales y sus diferentes manifestaciones naturales en el territorio global, regional, o sub regional, ante la innegable correlación que existe entre el ser humano y la naturaleza, la ecología urbana aplica los mismos conceptos y fundamentos, sobre todo para que las áreas urbanas tengan los servicios ambientales indispensables para garantizar una calidad de vida eficiente.

 

En este sentido, una de las definiciones de la ecología es: “Parte de la biología que estudia las relaciones de los seres vivos entre sí y con el medio en el que viven” (1). Por tal motivo el ser humano es parte importante de este estudio, porque como ya se ha mencionado, es la actividad antrópica la que rompe el equilibrio natural y vuelve insostenible el crecimiento urbano.

 

Por lo mencionado se concluye que la ecología urbana es el estudio de cómo interactúan los animales y las plantas en los medios que han sido urbanizados y desarrollados por el ser humano a fin de mantener una coexistencia equilibrada.

 

Ampliando el concepto, a la ecología urbana también le corresponde estudiar el comportamiento de las demás especies, además de la humana, en el ambiente urbano humano, considerando las variables abióticas como el agua, los suelos, el sol, la luz, la lluvia, la temperatura, los nutrientes, etc., que son fundamentales para que puedan vivir los seres bióticos, teniendo en cuenta que la ausencia o la sobrepoblación de una sola especie puede afectar a todo el ecosistema.

 

Todo este conocimiento sirve para tomar medidas sobre cómo desarrollar una ciudad sostenible tomando en cuenta el medio ambiente y conociendo las especies de la flora y fauna con las que puede interactuar armónicamente y qué mejores servicios ambientales le presta.

 

La mano del ser humano ha cambiado casi todos los ecosistemas del planeta, las ciudades siguen creciendo generalmente sin planificación urbana, devorando las áreas naturales que las rodean. Es necesario crear conciencia sobre la frágil situación que vive nuestro planeta y detener el extremadamente peligroso deterioro ecológico en el que nos encontramos actualmente.

 

Cuidemos nuestros parques y áreas verdes en las ciudades y todos los entornos naturales que existen como bosques, selvas, desiertos; recordemos que ellos son parte del “manto invisible de la vida” que nos permiten sobrevivir con calidad y que su deterioro afecta directamente nuestra percepción de la felicidad.

 

Debemos reencontrar el equilibrio entre las ciudades y la naturaleza. La ecología urbana, con el apoyo de muchas materias técnicas y científicas, lucha por restablecer la armonía coexistente entre los seres humanos que habitan en los conjuntos urbanos y la naturaleza, retomando el equilibrio perdido por el crecimiento inorgánico de las ciudades, con la esperanza de que aún estemos a tiempo de lograrlo.

 

 

 

Fuentes de información:

oxfamintermon.org

Documental “Ecología urbana”

queestudia.com

(1) Internet: ttps://www.google.com.pe/search?ei.

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo