EL ARCA DEL PRESENTE

ECO

 

Bien de Salud les cuenta todo sobre este Noé moderno que fusiona la integridad y la consciencia con la tecnología del presente.

 

 

CONOZCAMOS EL PROYECTO…

 

¿Dónde inicia el proyecto?

Conocido en inglés como The Frozen Ark Project (El Proyecto del Arca Congelada), el esfuerzo se inició en los Estados Unidos de la mano del científico Fidel O. Castro y del médico Oscar Skewes en el año 1996.

 

 

¿En qué se basa el proyecto?

El Proyecto del Arca Congelada se basa en la formación de un banco de ADN para especies en peligro de extinción.

 

El proyecto pretende reunir a un grupo de expertos veterinarios, científicos y médicos para tomar muestras de especies seleccionadas y preservar su ADN para el futuro.

 

Además, el almacén de contenido genético de distintas especies también sería utilizado para propósitos de investigación de genomas con la intención de descubrir anticuerpos, crear vacunas, encontrar nuevos virus, etc.

 

 

 

¿Cómo se conserva el contenido de ADN?

El ADN almacenado en el banco biológico se conserva a 80 grados bajo cero en bóvedas diseñadas específicamente para el proyecto.

 

 

¿Cuántas células se encuentran por el momento almacenadas?

Hasta la fecha, el Proyecto del Arca Congelada ha reunido más de 1000 células madre de distintos mamíferos. Asimismo, se estima que en el almacén biológico se encuentran más de 1100 células madre de varias especies de aves.

 

 

¿Se almacena también algún tipo de flora?

Precisamente durante los últimos años se ha conseguido almacenar varias especies de plantas y semillas de árboles. Los científicos que las seleccionaron, argumentan que escogieron las que ellos consideran que pueden extinguirse en los próximos 15 o 30 años.

 

 

¿Qué especies de animales conforman el proyecto?

A continuación les detallamos una lista los mamíferos y aves que han sido seleccionados para formar parte de este almacén biológico:

 

León: el rey de la selva se encuentra en un severo peligro de extinción de acuerdo al grupo de veterinarios y médicos que forman parte del proyecto.

 

En los últimos 20 años, por ejemplo, la especie felina del león ha sufrido una reducción inclemente. Se estima que la especie ha sido reducida en más del 40 por ciento por causas como la cacería, deforestación y problemas climatológicos.

 

Es cierto que se han llevado a cabo iniciativas para frenar la extinción del león, pero el proyecto del laboratorio en Estados Unidos prefiere asegurarse en caso de que uno de los animales más emblemáticos de la selva se extinga.

 

Gorilas, pandas y monos: el Proyecto del Arca Congelada también ha almacenado contenido genético de gorilas africanos, osos panda en severo peligro de extinción, y varias especies de monos que ya han desaparecido.

 

 

Leopardo: otro de los animales más emblemáticos del ecosistema selvático, el leopardo se ha visto afectado por la importación y exportación ilegal de animales.

 

Asimismo, la caza furtiva ha causado una inexorable reducción de su especie. No quedan en la actualidad muchos leopardos, por lo que el Proyecto del Arca Congelada intenta prevenir su eventual extinción.

 

 

Elefantes y rinocerontes: los elefantes han sufrido también los efectos de la caza furtiva en sectores del África. Pero en este sentido no están solos. La especie del Rinoceronte de Java se ha reducido a escasos ejemplares, con una cifra de poco más de 30 que aún se mantienen con vida.

 

 

Tortuga de mar: han sido dañadas por los desechos tóxicos que, pese a incontables advertencias y leyes, continúan deteriorando el ecosistema marino.

 

La Tortuga de Laúd, como se le conoce a la especie, es la más grande del planeta y será posiblemente una de las primeras especies marítimas en desaparecer por completo.

 

 

Tigre: es bastante conocido el tema del tigre siberiano y su extinción inminente, debido a que los cambios climáticos han provocado un desequilibrio en el ecosistema donde habita.

El frío y las fuertes nevadas han dejado en el presente un máximo de 400 o 500 tigres siberianos en el planeta. Esta es una cifra definitivamente alarmante.

 

Marsopa marina: parecida a los delfines aunque con mayor tamaño y peso, se ha reducido a una cifra de solo 1000 miembros en su especie.

 

 

 

Si consideramos el número de marsopas con vida hace unos 50 años, entonces podemos entender hasta qué nivel degradante y peligroso ha llegado no solo el maltrato humano contra los animales, sino también el peligro del cambio climático.

 

 

 

INVESTIGAR Y MOTIVARSE

Como estas especies, existen muchísimas más que han sido almacenadas a partir de células madre en el banco biológico del Proyecto del Arca Congelada.

 

La tecnología y el despliegue científico nos están brindado las herramientas para luchar contra la extinción.

 

El futuro está en manos de las generaciones más jóvenes pero también es nuestra responsabilidad. Continuemos informándonos y motivemos a las personas que se relacionan con nosotros. Hoy hablamos de un arca, pero quizás mañana sea todo un nuevo ecosistema.

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo