EL SER HUMANO Y LOS ANIMALES

ECO

 

 

A medida que la humanidad va tomando consciencia de que somos parte del ambiente y que por lo tanto existe una relación de interdependencia con todas las formas de vida, comprende que el daño que le ocasiona a cualquier especie del ecosistema se lo produce a sí mismo. Por esta razón, va desarrollándose la expectativa de mantener una relación de armonía con las plantas y los animales.

 

Es evidente que desde los orígenes de la humanidad ha existido una relación estrecha entre el ser humano y los animales. El hombre primitivo dejó de vulnerar el hábitat de sus presas de caza cuando aprendió a domesticar a determinados animales que les proveía alimentos. De esta manera fija su morada de manera estable, y llega a desarrollar también la agricultura, con lo cual comienza su vida en sociedad y aparece el proceso de civilización.

 

Sin embargo, la relación del ser humano con los animales no solo se restringe a los aspectos de supervivencia, porque de la misma manera que utiliza los elementos que ellos pueden brindarle, también empieza a desarrollar sentimientos hacia los animales domesticados que le sirven de compañía. Así fuimos construyendo vínculos muy cercanos con los perros, gatos, conejos, caballos, etc.

 

Sin embargo, es preciso resaltar que en la naturaleza existe una inmensa variedad de animales, que de manera inadvertida a nuestros ojos, contribuyen a mantener en equilibrio el ecosistema antes mencionado.

 

Los invitamos a un breve viaje por nuestro zoológico virtual. Quizás se sorprendan al descubrir la manera en que estos animales, no tan cercanos al ser humano, ayudan a mantener en armonía nuestro planeta, por lo cual haremos un repaso sobre la labor que realizan algunos de ellos, ya que sería imposible mencionarlos a todos.

 

 

VIAJEMOS POR NUESTRO ZOOLOGICO VIRTUAL…

 

 

 

EL LEÓN

Denominado formalmente como “el rey de la selva”, esta especie de mamífero es acaso la más emblemática de la jerarquía en la sabana de nuestra Tierra.

 

Descendiente de la familia de los félidos, el león forma parte de un importante proceso natural de subsistencia en el Reino Animal.

 

La principal importancia del león para el ecosistema terrestre reside en su participación en la cadena alimenticia.

 

Los herbívoros forman la mayor parte del rango alimenticio que consumen los leones. Si las especies que se alimentan a base de plantas no fueran devoradas por los leones, entonces habría un severo déficit en la flora a nivel mundial.

 

Pero la importancia del león no solo se limita a sus capacidades carnívoras. Un grupo de por lo menos tres tribus africanas aún consideran al león como una deidad y participan en la esfera pública para preservar la especie contra la caza animal.

 

 

 

EL ELEFANTE

Conocido de alguna forma como “el jardinero del ecosistema”, el elefante contribuye con el medio ambiente al romper –a su paso- las ramas de los árboles. Esto facilita la regeneración de las ramas, la aparición de nuevas hojas e impulsa un nuevo y más vital proceso de fotosíntesis.

 

Asimismo, al romper las ramas de un determinado ecosistema, el elefante genera la aparición de claros y permite un contacto más directo entre las hojas y los rayos solares.

 

 

 

LA JIRAFA

La jirafa es sin duda uno de los animales más llamativos del Reino Animal.

 

Entre las personas más jóvenes, la jirafa representa un atractivo emblemático pues su inmensidad y tránsito acompasado genera la impresión de una criatura escapada de las fábulas.

 

Contemplar a una jirafa es presenciar cuán distintos somos de las especies que andan por la Tierra y, al mismo tiempo, cuán magnífica es la vida natural en el planeta.

 

Por su parte, la jirafa contribuye al ecosistema por medio de su escasa necesidad alimenticia. Es uno de los animales que menos requiere alimentarse de plantas, sin embargo, al hacerlo, evita un sobre crecimiento en la flora de los árboles.

 

Es considerada junto al elefante uno de los jardineros más importantes del ecosistema.

 

 

 

LOS DELFINES

Estos animales marítimos no pueden estar ausentes en ningún zoológico especial.

 

El nivel de empatía de los delfines y su capacidad para desplegar afecto los convierte en uno de los grupos animales más cercanos al corazón de los seres humanos.

 

La importancia de estos animales para la pesca humana se presenta con la caza de la mayoría de peces enfermos. Los delfines se alimentan de varias especies de pescado portadoras de enfermedades y virus.

 

De esta manera, los delfines reducen la cantidad de peces infectados en el ecosistema oceánico y permiten una pesca de peces más saludables.

 

 

 

LA BALLENA

Sin duda, es el animal de mayor magnitud en el presente. La ballena representa una manifestación mítica en el Reino Animal.

 

Desde sus muchas alusiones bíblicas, pasando por sus retratos populares en ficción y hasta las campañas realizadas para preservar sus distintas especies, la ballena ha formado parte del espacio popular en nuestra cultura.

 

De acuerdo a estudios realizados durante los últimos años, la ballena permite, por medio de su orina y excremento, incrementar la población del plancton. Sus desechos corporales sirven evidentemente como fertilizantes necesarios para estos microorganismos.

 

De igual manera, al emerger a la superficie, el movimiento brusco de la ballena altera las columnas de agua y con ello los nutrientes del océano se expanden en la marea.

 

 

 

TU ZOOLÓGICO PERSONAL

Los hemos paseado por un pequeño zoológico de leones, elefantes, jirafas, delfines y ballenas.

 

El ecosistema animal es indudablemente el zoológico más amplio que existe.

 

Lo cierto es que todos somos especies del planeta y pertenecemos a ese amplio y diverso zoológico.

 

Ahora que ya conocemos la importancia de algunos animales, en Bien de Salud los alentamos a informarse más respecto de las distintas especies que conforman el Reino Animal.

 

Seamos empáticos con los animales, tratémoslos con respeto y agradecimiento, hagamos lo posible para vivir en armonía con ellos. Finalmente, nuestras muestras de respeto y aprecio a otras especies son el espejo de cómo nos tratamos a nosotros mismos.

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo