JOVEN ARGENTINO CREA VASOS DESCARTABLES BIODEGRADABLES DE ALGAS

ECO

Jerónimo Batista Bucher

 

 

Jerónimo explicó en una entrevista para la televisión argentina que pensó desarrollar este proyecto para resolver el problema de los vasos plásticos que usamos por unos minutos, los tiramos a la basura, y luego demoran hasta 250 años en degradarse. En cambio los vasos que ha creado, hechos a base de algas, se pueden usar, comerlos o echarlos a la basura y solo tardan en degradarse un par de semanas.

 

Jerónimo ganó el concurso NAVES (La competencia NAVES está abierta a todas las personas que quieran llevar adelante su propio emprendimiento, o que hayan lanzado su empresa en los últimos años, sin restricciones de edad, formación o de otro tipo), lo cual le dio el impulso para tratar de implementar su invento en escuelas, universidades, oficinas, y en general en todo lugar donde se haga uso intensivo y masivo este tipo de vasos.

 

A Jerónimo le interesaban los temas científicos desde muy pequeño. En la actualidad tiene su laboratorio en la Universidad de San Martín, en Buenos aires, donde desarrolla su empresa Sorui, que fabrica máquinas dispensadoras de vasos descartables biodegradables.

 

El año pasado estuvo centrado en estudiar la viabilidad económica del proyecto y en la actualidad está laborando en el desarrollo técnico para poder generar una versión definitiva que se pueda producir industrialmente.

 

En marzo de este año (2018) recibió una invitación del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación de su país para participar en un proceso de selección que contó con distintas etapas, y finalmente fue seleccionado para representar a Argentina en la Cumbre de Jóvenes del G-20, donde elaboran recomendaciones sobre temas de interés global para ser consideradas en las cumbres presidenciales.

 

El estudiante fue el único joven argentino seleccionado para participar de la Cumbre Mundial de Jóvenes del G-20 en Alemania, en el grupo que abordó el cambio climático con delegados de otros países.

 

Batista Bucher también fue seleccionado para leer el texto resultante, en el que resaltó la importancia de "empoderar soluciones sustentables para los problemas del medioambiente".

 

No solo asistió como representante de la Argentina sino que fue el único orador frente a la primera ministra alemana en la cumbre mundial de jóvenes.

 

Durante la Cumbre, mientras discutían los problemas del calentamiento global y sus posibles soluciones, Jerónimo insistió en su discurso que el cambio climático era un problema que merecía que todos, tanto los países como las personas, lo tomaran en cuenta como un tema prioritario:

 

“Es todo un cambio de paradigma bastante complejo, que demanda mucho compromiso. Pienso que todos tenemos que asumir esta responsabilidad, tanto desde el desarrollo de las tecnologías, las formas de producción y la concepción de los distintos productos, hasta en nuestro día a día y los hábitos que tenemos” concluyó en su discurso este joven emprendedor y respetuoso del medio ambiente.

 

La primera ministra alemana, Ángela Merkel, quedó gratamente impresionada con el joven (justamente el momento coincidió con el anuncio del presidente Donald Trump de que los Estados Unidos se retiraba del Acuerdo de París*). Luego de su discurso, Jerónimo fue invitado a un debate en el que participaron los jóvenes y Ángela Merkel, y según manifiesta: “Me agradó mucho la actitud de Merkel que se juntó a hablar con nosotros durante una hora y media.

Fue bastante sincera, no es que escuchaba y nada más. Estaba interesada en lo que le planteamos”.

 

Jerónimo ha compartido en las redes el video de esta experiencia con el fin de motivar a otros jóvenes a tomar acciones sobre el tema ecológico.

 

Finalmente, el joven manifiesta que su objetivo es seguir generando alternativas a través del desarrollo científico para mantener un impacto positivo en el tema de la sustentabilidad.

 

__________________________________

*El Acuerdo de París es un acuerdo dentro del marco de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático que establece medidas para la reducción de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) a través de la mitigación, adaptación y resiliencia de los ecosistemas a efectos del Calentamiento Global, su aplicabilidad sería para el año 2020, cuando finaliza la vigencia del Protocolo de Kioto. El acuerdo fue negociado durante la XXI Conferencia sobre Cambio Climático (COP 21) por los 195 países miembros, adoptado el 12 de diciembre de 2015 y abierto para firma el 22 de abril de 2016 para celebrar el Día de la Tierra.

Hasta el 3 de noviembre de 2016 este instrumento internacional había sido firmado por 96 países individualmente y la Unión Europea, la cual ratificó el acuerdo el 5 de octubre de 2016. El 1 de junio de 2017, el presidente Donald Trump anunció la retirada de Estados Unidos de este acuerdo, dadas sus promesas de campaña en pro de los intereses económicos de la nación. Todos los demás países del mundo reiteraron su compromiso y comunicaron, e indicaron que no se iban a retirar del acuerdo aunque Estados Unidos lo hiciese.

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo