LA COMUNICACIÓN A TRAVÉS DEL TIEMPO

ECO

 

 

En un principio, el diálogo se estableció por medio de sonidos y señas. Aún no existía un lenguaje conciso y claro entre la población de nómadas que habitaban el planeta.

 

A medida que las décadas pasaron y se establecieron nuevas tradiciones, pensamientos y sociedades, las formas del discurso se manifestaron en medios verbales.

 

Cantos, historias, tragedias y leyendas abundaban en el mundo, y se incorporaban a la imaginación a través de las palabras expresadas por un orador.

 

Una vez establecida la imprenta, la comunicación escrita desplazó al despliegue verbal para convertirse en la principal fuente de información y diálogo.

 

Además, por medio de las páginas de un escrito se ofrecían nociones, argumentos y conclusiones más acertadas ya que podían reevaluarse antes de ser comunicados.

 

 

 

La comunicación verbal era, por el contrario, más inmediata y no dejaba espacio a la reconsideración.

En el último siglo la humanidad se vio flagelada por conflictos como guerras, divergencias políticas y agresiones ideológicas. También sucedió algo que hasta ahora no se consideró del todo: la aparición y eventual evolución del medio informático conocido como Internet.

 

Este artículo recrea una breve línea del tiempo que expone los principales medios de comunicación del pasado. Se pretende contrastar los medios sociales de distintas generaciones hasta llegar a la época actual, dominada por las redes sociales.

 

 

 

¿Qué pasó después de la imprenta?

Con el descubrimiento de la imprenta por parte del alemán Johann Gutenberg, la humanidad estaba preparada para explorar un nuevo campo de comunicación impulsado por la electricidad.

 

En 1833, Samuel Morse, un inventor estadounidense que laboró durante la Primera Revolución Industrial, creó el telégrafo eléctrico y revolucionó para siempre las telecomunicaciones en la sociedad. Este medio de comunicación utilizaba señales eléctricas para la transmisión de mensajes codificados.

 

 

 

INTERESANTE

El código Morse fue creado por el inventor Alfred Vail, quien le otorgó dicho nombre en honor a su colaborador Samuel Morse.

 

 

 

El teléfono

Si bien la sociedad limitaba su comunicación al servicio postal, no existía modo de entablar un diálogo directo entre personas separadas por la distancia. Esto cambió en 1854, cuando el científico italoamericano Antonio Meucci creó el primer teléfono a fin de establecer una conexión entre su oficina y su dormitorio.

 

Los problemas que enfrentó para patentar la invención del dispositivo, llevaron a considerar al inventor escocés nacionalizado norteamericano, Graham Bell, como el inventor del teléfono. Sin embargo, la posteridad ha reconocido a Meucci como el creador original.

 

Las contribuciones de Bell, junto a su compatriota Elisha Gray, fueron también sustanciales, pues permitieron la mejora del sistema inicial hasta alcanzar un dispositivo capaz de transmitir y recibir la voz humana.

 

 

 

La radio

El teléfono permitió establecer una conexión más próxima entre personas ubicadas en espacios distintos. Sin embargo, lo que aún no se lograba era un método de actualización global para los ciudadanos del mundo.

 

Se podía conocer sobre algún familiar o colega a distancia, más los acontecimientos y distintos fenómenos sociales del mundo permanecían desconocidos.

 

Gracias a los aportes del físico escocés James Clerk Maxwell y su teoría de las ondas electromagnéticas, y al físico alemán Heinrich Hertz por su descubrimiento de las ondas de radio, Nikola Tesla fue capaz de realizar la primera transmisión radial en 1894.

 

Pero sería hasta 1901 que el italiano Guillermo Marconi presentaría el primer sistema de radiofonía capaz de transmitir señales a través del Atlántico.

 

Así, el mundo conocería más de sí mismo a la distancia.

 

 

 

El walkie talkie

En 1940, la empresa de comunicación Motorola lanzó el primer equipo de radio de corta distancia.

 

Esto se debió a la necesidad de priorizar la comunicación entre las tropas para diseñar movimientos y estrategias de asalto, durante la Segunda Guerra Mundial.

 

 

 

El celular

La posibilidad de establecer comunicación a corta distancia por medio de un equipo portátil condujo a Motorola a diseñar un dispositivo que alcanzara los mismos propósitos, pero a una distancia mayor.

 

En 1983 apareció el primer dispositivo de telefonía móvil producido por Motorola, el DynaTAC 8000X.

 

Anteriormente, las generaciones de los años 1970 no tuvieron un medio específico de comunicación más allá del teléfono y las visitas personales.

 

La televisión era un pretexto para reunirse socialmente, pero solo en base a encuentros privados y actividades en zonas de esparcimiento.

 

Esto, sin embargo, iba a cambiar…

 

 

 

Las redes sociales

De manera solapada y sin hacer mucho ruido, el ámbito virtual de la Internet empezaba a crecer.

 

En un principio, innovadores de diseño como Steve Jobs y empresarios como Bill Gates, enfocaban el atractivo del medio virtual en el despliegue económico y funcional de las computadoras.

 

Era sencillo comprender las dificultades de venta, en un mercado que luchaba por ofrecer la computadora más atractiva y mejor diseñada.

 

Las aplicaciones del sistema operativo se promovieron con el mismo ímpetu que al producto mismo.

 

Las personas poseían computadoras, estas eran necesarias, pero no divertidas. La población humana laboraba en computadoras, no vivía ni se divertía con ellas. Las computadoras eran herramientas, no espacios físicos.

 

El 4 de febrero del año 2004, desde un dormitorio en la universidad de Harvard, un joven estudiante llamado Mark Zuckerberg lanzó un sitio web de nombre thefacebook.

 

En ese momento se inició la revolución de relaciones interpersonales en el medio virtual.

 

Facebook, como se le conocería posteriormente, se propagó rápidamente por el resto de Estados Unidos y Europa, y superó rápidamente el millón de usuarios.

 

En la actualidad, Facebook cuenta con un promedio de 1350 millones de usuarios activos y la empresa está valuada en más de 17 mil millones de dólares.

 

Al mismo tiempo aparecieron otras redes sociales como Twitter, YouTube, Instagram y Whatsapp. Las personas ya no utilizaban más las computadoras como herramientas de trabajo, sino como medio para acceder a una nueva realidad, la realidad virtual.

 

Y los celulares fueron rediseñados para ofrecer posibilidades de acceso a estas redes.

 

 

El mundo hoy

Desde hace cinco siglos, cuando Gutenberg introdujo la imprenta, pasando por las contrariedades para patentar la invención del teléfono, hasta la idea de un joven en Harvard, las comunicaciones han evolucionado en todo el mundo.

 

Lo más preocupante en la actualidad no es qué pueda inventarse mañana, sino más bien: ¿estaremos preparados para adaptarnos a tantos cambios sin comprometer nuestra vida en un mundo con personas más allá de una pantalla?

 

El Portal Bien de Salud les recomienda que, si bien los adelantos tecnológicos pueden ser útiles y necesarios, es importante participar de las actividades del exterior.

 

No es necesario convertirse en un radical que desprecia la tecnología, se puede ser una persona sana y común que sigue el ejemplo de una posibilidad social que pocos observan con claridad: salir, conocer y descubrir la diversidad el mundo de afuera.

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo