LA NECESIDAD DE UNA NUEVA RELACIÓN ENTRE EL SER HUMANO Y LA FAUNA SILVESTRE

ECO

 

La pandemia que vivimos actualmente ocasionada por el COVID-19, ha obligado al ser humano a vivir una temporada de confinamiento que ha conllevado a la paralización de prácticamente todas las actividades que se desarrollaban con cotidianidad, con disminución casi total del tránsito vehicular y peatonal a nivel mundial, que ha dejado ver el gran daño que le hemos hecho al ecosistema y a la fauna silvestre, pues justo ahora que el ser humano tuvo que verse obligado a abandonar los espacios cotidianos, hemos podido observar cómo los animales han hecho acto de presencia en espacios donde no acostumbrábamos a verlos.

El profesor del Área de Zoología de la Universidad de Valladolid, España, Juan José Luque Larena, señaló en una entrevista que le fue realizada por theconversation.com, que el COVID-19 vino a recordarnos que ¨este siglo tiene que ser el siglo de la biología¨, ya que según su planteamiento, la presencia del ser humano ha cohibido y alterado el comportamiento de los animales porque nos tienen miedo, pero que por causa del confinamiento, la escasa presencia del ser humano ha permitido que los animales se dejen ver un poco más, siendo esto positivo para el medio ambiente. Pero sin embargo, hace hincapié en que no se debe confundir la presencia de los animales en lugares en donde antes no llegaban por la presencia del hombre, como un repunte de la población de los mismos, puesto que esto es solo un efecto visual, ya que la realidad actual, es que muchas de las especies animales están en alto riesgo de extinción, así incluso publicado por la Organización de Naciones Unidas (ONU) en el año 2019, en donde declaró que se están produciendo pérdidas de especies tanto animales como vegetales, que solo es comparable con la extinción masiva de los dinosaurios durante el período cretácico, y esto, debido al ritmo tan acelerado en que muchas especies están desapareciendo por la acción del hombre sobre el medio ambiente.

Destaca el profesor, que la biodiversidad es un pilar fundamental del ser humano para tener calidad de vida, pero esa calidad de vida se ve afectada con la caída de la biodiversidad que ha venido ocurriendo con el paso del tiempo por esa influencia del hombre en el mundo, lo cual es muy grave puesto que muchos animales cumplen funciones biológicas esenciales en los ecosistemas. La presencia de los animales en donde antes no los veíamos por la rutina del hombre en los espacios públicos, hace poner en evidencia que es el hombre el que ha afectado esa biodiversidad, puesto que cuando el hombre no está, reaparecen las especies animales.

Actualmente, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), aproximadamente 5.200 especies de animales están en peligro de extinción, de las cuales el 11% corresponde a las aves, el 20% a los reptiles, el 34% a los peces y el 25% a los anfibios y mamíferos; siendo la principal causa de su desaparición, la destrucción de sus hábitats como la contaminación y la deforestación, la caza y el tráfico ilegal, el cambio climático y la introducción de especies exóticas.

El profesor Luque Larena, insiste que es imperioso que el hombre modifique su conducta y empiece a tomar con seriedad la conservación de la fauna silvestre, puesto que en la medida que la red trófica se vuelve más compleja, las especies vegetales y plantas que también están en peligro de extinción rebrotan; y también hay menos probabilidades de enfermedades zoonóticas pues al parecer hay menos riesgo de que las enfermedades de animales salten a los humanos, entre otros; con lo cual es evidente el valor insustituible que tiene la fauna silvestre para el ecosistema.

Señala que actualmente en algunos países se respeta la coexistencia entre el hombre y las especies silvestres intentando que funcione de la mejor manera, y que, aunque no es fácil, debemos seguir ese ejemplo y aprender a convivir con las riquezas naturales que podemos disfrutar. Nos hace ver que sí es posible, pero debemos educar al hombre para que entienda el valor de las especies, poniendo el ejemplo de España, en donde algunas especies al borde de la extinción, volvieron a aumentar gracias a la toma de conciencia de algunos seres humanos que los empezaron a dejar tranquilos; pero es apenas un ínfimo porcentaje al lado de la cantidad de especies a punto de desaparecer.

Con esto nos deja entender entonces por qué este siglo debe ser considerado como el siglo de la biología, ya que debe integrarse esta ciencia en todas sus escalas, “desde el ADN hasta los ecosistemas”, y que por la gran influencia que tiene la especie humana en la naturaleza, debe necesariamente darse una nueva relación entre el hombre y la fauna silvestre.  

El fotógrafo de naturaleza Tim Flach, se ha dedicado durante más de dos años a fotografiar las especies más emblemáticas del planeta en peligro de extinción, quien ha dicho algo que hace mucha reflexión, y es la siguiente frase “quería crear imágenes que nos conmoviesen emocionalmente, de modo que nos sintamos obligados a cambiar nuestra relación con la naturaleza”. Ojalá que este artículo y las extraordinarias imágenes de este gran fotógrafo que invitamos a buscar en la red, contribuya a la toma de conciencia y aprendamos a respetar a los demás seres vivos, pues el planeta tierra también es su hogar. 

 

Fuentes de información:

theconversarion.com

nationalgeographic.com.es

 

18/09/2020

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo