AMA A TODOS LOS PAÍSES Y A TODAS LAS RAZAS

Mente

 

Considéralo todo desde el punto de vista universal. Que tu interés no se restrinja solo a tu propio país. Ama a todos los países. El género humano no puede darse el lujo de que sus miembros hagan la guerra y luchen unos contra otros; establecer la conciencia del amor a Cristo y la unidad en los corazones de todos debe ser una aspiración común. Es una insensatez crear divisiones entre las nacionalidades, las razas y las religiones. Cada iglesia es un refugio de Dios, cada lugar de adoración es un templo de Dios y cada ser humano es un hijo de Dios. Si crees en Cristo y en lo que él representó, ¿cómo puedes sentir de otro modo?

A través de la meditación devocional, tienes que invitar a Cristo a la catedral del silencio interior. La Conciencia Crística, que ha nacido del despertar en la cuna de cada corazón. Así pues, en lugar de considerar la Navidad venidera como una simple ocasión para disfrutar de la felicidad material, has de tu propio corazón un refugio donde Cristo pueda nacer.

Si en verdad deseas sentir a Cristo y conocerlo, medita. Cristo se encuentra en tu interior, y puedes materializar esta verdad mediante el uso de las antiguas técnicas yóguicas de meditación. Aparte de la meditación profunda, no existe otro instrumento que sea capaz de detectar la presencia de esa todo-poderosa Gracia en nuestro interior. Aquieta el cuerpo, retira la energía desde los sentidos hacia el cerebro y calma el corazón. Cristo estará allí, y podrás sentir el gozo divino del Cristo infinito. Si no experimentas tal gozo, existe algún problema espiritual en tu estado mental que debes resolver. Esfuérzate por solucionarlo.

¡Ten mayor fervor! Buda se sentó durante ocho años bajo una higuera hasta que recibió la Conciencia Universal, la cual puede ser alcanzada por todo aquel que lleve a cabo el esfuerzo. Buda, Cristo, Krishna, los grandes profetas de todas las regiones y épocas, poseían esa conciencia. Todos los que aspiren a ella lo lograrán. Reclúyete por las noches y, en silencio, haz uso de las técnicas espirituales; practica Kriya Yoga*. ¡Medita! ¿A qué esperas? Trae a Cristo al altar de tu conciencia ahora, para que puedas tenerlo todavía cuando pases de este mundo al siguiente.  No te demores más en compañía de aquellos que aún se preguntan: “¿Dónde está Cristo ahora?”.

 

Tomado del libro “El viaje a la iluminación”

del Maestro Paramahansa Yogananda

 

 

*El Kriya Yoga consiste en técnicas avanzadas de meditación cuya práctica fiel conduce a la unión con Dios y a la liberación del alma de todo tipo de esclavitud.  Esta es la técnica suprema del yoga, la unión divina.

 

 

11/02/2021

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo