“BIGOTES DE MIEL” NOS EXPLICA EL IMPACTO DE LA MÚSICA Y EL ARTE EN LOS NIÑOS

Mente

 

 

Francisco Barriga Alibrandi además de músico y compositor, es profesor y fundador de “La Casa de Miel” - Centro Psicológico de Desarrollo Infantil Mediante la Música y el Arte. También se desempeña como maestro de música en el Nido Casa Caracol y es profesor en el colegio San Silvestre.

 

Francisco cree firmemente que la música y el arte son los mejores medios para enseñar y despertar los valores humanos en los niños; pero dejemos que él mismo nos cuente su experiencia…

 

 

BDS: Hola Francisco, es un gusto conversar contigo. Sabemos de la importante labor que estás realizando a través de la música y el arte para desarrollar los valores en los niños.

¿Qué te motivó a desarrollar este proyecto?

 

FRANCISCO BARRIGA: Mi principal motivación fue el vínculo que tengo con los niños a través de la música y el arte, pero sobre todo con la música y las canciones; también por los buenos resultados que he observado del aprendizaje mediante el arte tanto en los niños como en sus familias. Ya había tenido una buena experiencia enseñando en un nido que me recordaba mi infancia: una niñez muy linda, llena de recuerdos y de canciones. Mientras vivía todo esto, pensé que yo también podía compartir esas experiencias en clases, conciertos, y talleres tal como los viví o quizás también como me hubiera gustado que fueran.

 

 

BDS: Por favor, explícanos brevemente cómo impartes tus clases.

 

F.B.: El Taller de Música se basa principalmente en dos metodologías: Activa–Participativa, que se fundamenta en los niños como principales protagonistas activos para la construcción de nuevos conocimientos. El objetivo es que los alumnos relacionen sus experiencias previas con las nuevas para lograr un aprendizaje enriquecedor y significativo que tenga impacto en las distintas áreas de sus vidas. Se promueve la participación activa de todos los integrantes del grupo, tanto del profesor como de los alumnos. Para cumplir con este fin, se realizan actividades creativas, lúdicas, motivacionales y democráticas; se aprenden nuevas canciones, se elige qué cantar, se cuentan anécdotas, se inventan letras de canciones, se usan nuevos instrumentos musicales, etc. Todas las clases son diferentes, ninguna clase se parece a otra y en cada una hay un aprendizaje nuevo, no solo musical, también vivencial.

 

 

BDS: ¿Por qué crees que la música nos lleva a estados emocionales elevados? ¿Has tenido la oportunidad de leer algunos estudios al respecto o simplemente te basas en tu experiencia personal y en la de tus alumnos?

 

F.B.: La música es innata en el ser humano. La mayoría de nosotros no podemos concebir la vida sin música.

 

Según la física, “la música es una representación de sonidos ordenados que al juntarse generan un mensaje tanto informativo como armonioso y al interactuar con el aire, estos se propagan”. Para mí, la música es más que una onda de sonido que se propaga por el aire porque estoy convencido que estos sonidos ingresan en nuestro cuerpo, mente y espíritu. La música nos hace sentir, y eso nos hace más humanos.

 

Te doy un ejemplo, cuando nos reunimos en grupo antes de empezar el taller o un concierto/show, cogemos los instrumentos y empezamos a cantar todos, grandes y niños. Y si investigamos en la historia de la humanidad, en realidad esta actividad se ha realizado desde hace cientos de años. Nuestra sociedad ha perdido un poco esta costumbre en las últimas décadas pero, siempre existe la tendencia a agruparnos en comunidad, a cantar, a bailar, a entrar en calor y gozar. Por esta razón, la propuesta de Bigotes de Miel es para toda la familia, y qué mejor manera de vivir un momento de “vida” acompañados de la música y en comunidad. Además de mi experiencia, siempre sigo investigando porque nunca se termina de aprender.

 

En resumen, para mí la música es salud; recordemos que existe una forma de sanación holística llamada musicoterapia. En el caso de los niños, la música despierta su sensibilidad, esto es muy importante para su desarrollo creativo y para la vida misma.

 

 

 

 

BDS: Hablemos de Bigotes de Miel, ¿Quién es, qué significa para ti?

 

F.B.: Bigotes de miel es un proyecto musical dirigido a bebés, niños y padres que buscan estimular el crecimiento, desarrollar el ritmo, la escucha atenta y aprender la distinción auditiva de una manera divertida y en un contexto donde la música y el arte son el hilo conductor. Bigotes de Miel tiene un personaje que interpreto llamado Paco Bigotes: soy un niño con bigote. Este personaje significa mucho para mí y me causa una gran alegría porque sé que hace feliz a mucha gente.

 

 

BDS: Francisco, ¿qué cambios has visto en tus alumnos luego de las clases donde la música y el arte se combinan para generar una dulce explosión de alegría? ¿Nos puedes contar alguna anécdota en especial?

 

F.B.: Pienso que los avances se ven a corto, mediano y largo plazo y, en tres ámbitos: cognitivo, social y artístico-cultural. El primero lo he confirmado observando el aprendizaje y las experiencias que se generan con los niños en las clases, y lo más importante es que este aprendizaje permanece en el tiempo. Es muy emocionante ver cuando los niños descubren la mezcla de colores por primera vez, por ejemplo, en una clase les pedí dibujar un árbol y escogí solo dos temperas: una roja y una verde; primero pintamos el tronco y luego las hojas, pero al final les indiqué a los niños que juntaran ambos colores que, como todos sabemos se convierten en marrón, pero mientras que para los adultos esto es algo trivial, para los niños es toda una novedad y un gran descubrimiento, tanto es así que una niña que participó en ese taller, luego de un tiempo y gracias a esa experiencia motivadora, logró crear su color morado favorito.

 

 

BDS: Sabemos que tu Proyecto también ofrece shows infantiles. ¿En qué se diferencian de los demás shows para niños?

 

F.B.: Nuestros shows se diferencian porque, aparte de ser toda una puesta en escena, también son conciertos didácticos. Son shows donde los niños pueden participar libremente en un ambiente de respeto mutuo. Está permitido saltar, bailar y cantar. También es una invitación para toda la familia: el que sabe la letra de las canciones puede cantar; se les prestan instrumentos a los niños y a los adultos. En resumen, la diferencia es que todos participan porque se genera un momento mágico y porque el contenido final siempre tiene un mensaje positivo que enfatiza los valores humanos.

 

 

BDS: ¿Por qué Bigotes de Miel?

 

F.B.: Como ya lo mencioné antes, la idea, desde un principio fue involucrar también a los padres (adultos). Cuando pensé en hacer un proyecto para niños formé un grupo creativo con varios amigos que decidieron ayudarme y creamos un cuento. Para encontrar el nombre del personaje, todos dieron algunas ideas relacionadas con “bigotes” y con la “miel”. Hasta que de pronto, alguien dijo: miel en mi bigote, y yo preferí que sea al revés: “Bigotes de Miel”.

 

BDS: Muchas gracias por tu tiempo Francisco y te felicitamos por la trascendente labor que estás realizando. A continuación les brindamos tus datos a los lectores, en especial a los padres que deseen participar y disfrutar con sus hijos de la magia de tus talleres y shows infantiles. También les sugerimos que entren en tu Facebook para que obtengan más información.

 

 

 

TELÉFONO: 941 102 107 FACEBOOK: https://facebook.com/bigotesdemiel/ CORREO: bigotesdemiel1@gmail.com LINK CD: www.bandcamp.com/bigotesdemiel

Califícalo

/ 5
Compártelo

Compártelo