CARTA DEL PADRE

Mente

 

 

Este extraordinario y conmovedor texto, ha sido transcrito de un video tomado de las redes en el cual no figura el autor de esta recopilación de versículos bíblicos, que nos dan la seguridad de que nuestro Padre Celestial siempre estuvo, está y estará con nosotros protegiéndonos, confortándonos y otorgándonos sus dones en todos los instantes de nuestra vida física y más aún cuando dejemos este cuerpo y regresemos a nuestro verdadero hogar… 

 

Las palabras que estás a punto de leer son verdaderas; cambiarán tu vida si las dejas entrar en tu corazón, ya que provienen del mismo corazón de Dios. Él te ama, y es El Padre que has estado buscando toda tu vida.

Esta es su carta de amor para ti:

Hijo mío, puede ser que no me conozcas, pero yo sé todo acerca de ti (Salmos 1 39:1)

Sé cuándo te sientas y cuándo te levantas. (Salmos 1 39:2)

Todos tus caminos me son familiares (Salmos 1 39:2)

Hasta los cabellos de tu cabeza los tengo contados (Mateo 10:29 -31)

Porque fuiste creado a mi imagen (Génesis 1:27)

En mí, tu vives y te mueves y tienes tu existencia (Hechos 17:27 – 28)

Porque eres mi descendencia (Hechos 17:28)

Te conocía justo antes de que fueras concebido. Te escogí, cuando planeé la creación (Efesios 1:11 -12)

No fuiste un error, ya que todos tus días están escritos en mi libro (Salmos 1 39:15 – 16)

Yo determiné el tiempo exacto de tu nacimiento, y justo donde ibas a vivir (Hechos 17:26)

Has sido creado de forma maravillosa (Salmos 1 39:14)

Te formé en el vientre de tu madre (Salmos 1 39.13) 

Y del mismo te traje en el día de tu nacimiento (Hechos 17:28)

 

He sido mal representado por aquellos que no me conocen (Juan 8.41 – 42,44)

Yo no soy distante y enojado, más soy la completa expresión del amor (I Juan 4:16)

Y mi deseo es darte amor sin reservas (I Juan 3:1)

Simplemente porque eres mi hijo, y yo soy tu Padre (I Juan 3:1),

Te ofrezco más de lo que tu padre terrenal ha podido darte (Mateo 7:11)

Ya que soy el Padre perfecto (Mateo 5:48)

Todo buen regalo que recibas viene de mi mano (Santiago 1:17)

Porque soy el que provee, y suple todas tus necesidades (Mateo 6:31 -33)

 

Mi plan para tu futuro siempre ha estado lleno de esperanza (Jeremías 29:11)

Porque te amo con un amor eterno (Jeremías 31:3)

Mis pensamientos hacia ti son incontables como la arena de las costas (Salmos 1 39:17 – 18)

Y me alegraré por ti con cantos (Sofonías 3:17)

Nunca dejaré de hacer el bien para ti (Jeremías 32:40)

Porque ustedes son mi preciada posesión (Éxodo 19:5)

Mi deseo es favorecerlos, con todo mi corazón y toda mi alma (Jeremías 32:41)

Y te quiero mostrar cosas grandes y maravillosas (Jeremías 33.3)

 

Si me buscas de todo corazón, me encontrarás (Deuteronomio 4:29)

Deléitate en mí, y te concederé los deseos de tu corazón (Salmos 37:4)

Porque Soy Yo el que les he dado a ustedes esos deseos (Filipenses 2:13)

Puedo hacer por ti mucho más de lo que te puedes imaginar (Efesios 3:20 – 21).

Porque Soy tu mayor alentador (Antiguo Testamento 2:16-17)

 

Soy también el Padre que te consuela en todos tus problemas (2 Corintios 1:3 -4)

Cuando estás quebrantado de corazón, estoy cerca de ti (Salmos 34:18)

Como un pastor toma en sus brazos un cordero, así te he llevado cerca de mi corazón (Isaías 40:11)

Un día, te enjugaré toda lágrima de tus ojos (Apocalipsis 21.3 - 4)

Y me llevaré todo el dolor que has sufrido en esta tierra (Apocalipsis 21:3 – 4).

 

Soy tu Padre, y te he amado incluso tanto como amo a mi Hijo Jesús (Juan 17:23)

Porque en Jesús, mi amor por ti es revelado (Juan 17:26)

Él es la exacta representación de mi Ser (Hebreos 1:3)

Vino a demostrar que estoy contigo, y no contra ti (Romanos 8:31)

Y para decirte que no estoy contando tus pecados (II Corintios 5.18 – 19).

 

Jesús murió, para que tú y yo nos reconciliemos (II Corintios 5:18 -19)

Su muerte fue la máxima expresión de Mi amor por ti. Renuncié a lo que amaba para ganar tu amor (Romanos 8:31 – 32). 

Si recibes el regalo de mi Hijo Jesús, me recibes a mí (I Juan 2:23)

Y nada te separará de Mi amor por ti de nuevo (Romanos 8:38 -39)

Ven a casa, y daré la fiesta más grande que ha visto el cielo (Lucas 15.7)

 

Siempre he sido Padre, y por siempre lo seré (Efesios 3:14 – 15)

Mi pregunta es ¿Quieres ser mi hijo? (Juan 1:12 -13)

Te estoy esperando (Lucas 15:11 -24).

 

Con amor, Tu Padre Dios Todopoderoso

 

31/03/2021

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo