CIENTÍFICOS DESCUBREN LA NATURALEZA DEL ESTRÉS

Mente

 

Podríamos definir al estrés, como aquella reacción de defensa que se produce en el organismo, ya sea de carácter fisiológica o biológica, a consecuencia de un estímulo externo o interno, que se pudiera considerar amenazante.

Los investigadores han dividido al estrés en dos tipos:

Estrés fisiológico: el que se produce por el dolor o el hambre, que activa al hipotálamo, produciendo hormonas glucocorticoides.

Estrés emocional: el que activa al hipocampo, región del cerebro que regula la memoria a largo plazo, y que puede producir algunas respuestas como abatimiento, tristeza, irritabilidad, apatía, indiferencia, inestabilidad emocional, entre otras emociones negativas.

Científicos de la Universidad de Yale en Estados Unidos, realizaron un estudio en 60 personas, para medir su actividad cerebral ante imágenes estresantes alternadas con imágenes neutras, con el objeto de descubrir la función de las redes neuronales y poder desarrollar los tratamientos adecuados para el estrés emocional. Con el experimento, revelaron la naturaleza de este tipo de estrés, al descubrir que está determinado por una interacción entre el hipotálamo y el hipocampo que se combinan entre sí para afrontar la situación que causa ese mecanismo de defensa, observando que las reacciones estresantes estaban vinculadas al hipocampo con el hipotálamo, la corteza parahipocampal y el giro temporal inferior; mientras que las reacciones menos estresantes estaban vinculadas a un aumento de la conexión entre el hipocampo, la corteza prefrontal dorsolateral, el giro poscentral y el cerebelo.

Asimismo, los estudios han dejado claro que al estar involucrado el hipocampo en el mecanismo de respuesta del estrés, se sufre un deterioro cognitivo, afectando la memoria, la atención e incluso la toma de decisiones; y señalan que, aún y cuando es inevitable sentir estrés, el mismo puede ser regulado por nosotros mismos mientras se consiguen tratamientos médicos específicos, mediante las innumerables técnicas de relajación que existen, como la meditación, la música, los viajes, etc., o cualquier otra actividad de relajación, que ayude a desconectar la tensión emocional.

Aplicando los mecanismos de relajación que nos permita controlar el estrés emocional, estaremos evitando que se convierta en una enfermedad crónica que produzca la aparición de enfermedades mayores como la hipertensión, enfermedades cardíacas, deterioro del sistema inmunológico, tumores, obesidad, diabetes, entre otras.

 

Fuentes de información:

es.wikipedia.org

mundo.sputniknews.com

elpais.com

 

11/02/2021

Califícalo

/ 5
Compártelo

Compártelo