DEPRESIÓN EN LA GESTACIÓN

Mente

 

 

Un estudio de la Universidad de Wisconsin realizado por el Phd Douglas Dean, manifiesta que la depresión durante la gestación puede tener como consecuencia que los niños nazcan con problemas de desarrollo cerebral, además de dificultades conductuales.

 

Una de cada cinco mujeres gestantes puede experimentar ansiedad y depresión, y este factor en la conducta se traslada al neonato.

 

Por lo general, durante la depresión, el apetito disminuye, y los bebés cuyas madres que no se alimentan de la manera adecuada nacen con un peso por debajo de lo normal. Por otro lado, durante un proceso depresivo es común que las madres gestantes pierdan el interés de acudir a sus controles ginecológicos, lo que pone en riesgo su salud y la de su bebé. En casos graves, existe el riesgo de intentos de suicidio.

 

Por lo mencionado líneas arriba, la familia debe estar alerta y lista para brindarle apoyo emocional y un tratamiento conductual como la psicoterapia para que la gestante salga de ese cuadro y pueda brindarle una atención madura y eficaz a su bebé durante la gestación y luego del alumbramiento. La familia también debe vigilar que mantenga una alimentación balanceada y rica en minerales como el magnesio, conocido por su poder antidepresivo y porque es un excelente regulador hormonal.

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo