EMPECEMOS EL AÑO CON UNA “CARTA DE PERDÓN PARA NUESTRO CUERPO”

Mente
Katherine Ponce
Health Coach

Conferencista

Fundadora de Liviandad – Health Coaching

 

Comienza un Año Nuevo y casi siempre viene cargado de metas, proyectos y promesas que hacemos a otros y a nosotros mismos. Entre esas promesas, y en un porcentaje significativo, está el reducir algunos kilos y/o mejorar nuestro estado físico y de salud.

 

Quiero colaborar con ese objetivo: lograr que realmente encuentres tu propio bienestar y no necesariamente inspirado en una tabla o en la foto de una revista.

 

Muchos en el afán de perder kilos a toda costa, hemos optado por técnicas abusivas en el pasado; tomar pastillas sin prescripción, usar una faja que no te permite respirar, señalar nuestros defectos todos los días en el espejo, llevarnos al límite del dolor y el cansancio haciendo ejercicio, vivir con hambre para luego comer compulsivamente, saltar de una dieta a otra, entre algunas técnicas más que seguro nos ayudaron a perder kilos, pero en las que sin conocimiento abusamos de nosotros mismos.

 

Este es un ejercicio para ti; es importante que te tomes un espacio de tiempo para darte ese perdón y aceptación que nadie más podrá entregarte. Esto es muy importante porque muchas veces buscamos sabiduría, perdón y aceptación fuera cuando podemos encontrarlas en nosotros mismos.

 

Ahora busca un lápiz y un papel, y vamos a hacer una carta.

 

1. Separa un momento en el que puedas estar contigo mismo, toma 10 respiraciones profundas con los ojos cerrados, ábrelos y escribe como si estuvieras hablando con tu mejor amigo.

 

2. ¿Qué cosas has hecho a lo largo de tu vida para cambiar tu cuerpo, y cuáles de ellas has realizado consciente o inconscientemente que han dañado tu cuerpo? Escribe por favor todas las cosas que recuerdes, como por ejemplo, por qué usaste estas estrategias abusivas y comenta cómo te sentías.

 

3. Escribe sobre el impacto que estos actos han podido tener sobre el desempeño de tu cuerpo. Si tu cuerpo pudiera hablar, ¿Qué te diría?, ¿Cómo se sintió?, ¿Qué pensó?

 

4. Ahora cierra los ojos nuevamente, respira, abrázate a ti mismo y pídele perdón a tu cuerpo, luego siente cómo te perdona

 

5. Escribe, ¿Qué dice tu cuerpo?, ¿Cómo le gustaría que lo trataras?, ¿Qué consejo te daría?, finalmente, ¿Cómo te gustaría que fuera la relación con tu cuerpo desde hoy?

 

Respira, suéltate, libérate y vuelve a leer lo que escribiste. Si lo deseas, puedes compartir conmigo tu experiencia enviándome tu carta a mi correo, prometo contestar todas las que pueda y ofrecerte algunas preguntas más para reflexionar.

 

Pocas veces buscamos la sabiduría dentro de nosotros, hoy te has regalado precisamente eso.

 

Espero que lo que leíste lo pongas en práctica para que te sirva de guía este año que comienza, y así logres una relación más cercana y amorosa con tu cuerpo.

 

Un abrazo,

 

Katherine Ponce Herrera

Facebook: liviandadhealthcoaching

Instagram: liviandad

Correo: kathe.ponce@liviandadcoaching.com

Web: www.liviandadcoaching.com

Celular: 972 732 226

Califícalo

/ 3
Compártelo

Compártelo