ENTREVISTA A KATHERINE PONCE HERRERA, HEALTH COACH

Mente

 

 

El portal BDS entrevistó a Katherine Ponce, quien se desempeña como Health Coach motivando y ayudando a sus clientes a elegir hábitos saludables para que logren alcanzar un estilo de vida que los lleve hacia una plenitud de salud y bienestar general al que todos los seres humanos aspiramos; pero dejemos que la misma Katherine nos explique exactamente en qué consiste su labor…

 

 

PORTAL BIEN DE SALUD: Encantados de poder conversar contigo Katherine, en primer lugar ¿qué es un Health Coach?

Katherine Ponce: Quiero agradecerles por este espacio de conversación porque últimamente se escucha mucho la palabra Health Coach pero aún no se conoce bien su significado, la figura del Health Coach es relativamente nueva y más aún en Latinoamérica. El Health Coach, en términos simples, cubre ese vacío que surge cuando las personas indagan sobre sí mismas y se preguntan por ejemplo: ¿Si ya sé que debo comer sano, por qué no lo hago?, ¿Por qué no me levanto a hacer ejercicio, si ya sé que es bueno para mi salud?, ¿Por qué cuando pruebo ese chocolate, no paro hasta que me lo termino?, ¿Por qué no lo logro verme como quiero?, entre otras preguntas relacionadas a las emociones y a los hábitos saludables.

 

En lenguaje más técnico, un Health Coach es alguien que se pone al servicio de las personas para acompañarlas y apoyarlas a cambiar sus hábitos de alimentación y bienestar en general desde la raíz emocional de los mismos. Utiliza herramientas del coaching para indagar en aquellas emociones que impiden que logren sus metas y utiliza sus conocimientos en bienestar y alimentación para abrir posibilidades que antes no estaban disponibles para sus clientes. En mi caso, específicamente utilizo el coaching ontológico y la alimentación ayurveda.

 

 

P.B.D.S.: Por favor explícanos brevemente qué es el coaching ontológico y la alimentación ayurveda.

 

K.P.: El Coaching Ontológico es una disciplina que se basa en el cambio del observador (la persona como observador de su propio mundo), nos transforma en un ser que observa el mundo de otra forma. Al observar nuestro propio mundo desde una nueva mirada, descubrimos cómo solemos relacionarnos con el entorno, el centro laboral, la familia, la comida y con nosotros mismos. Gracias a ello podemos actuar en consecuencia y con más conciencia porque se abre un mundo de nuevas posibilidades.

 

La alimentación Ayurveda se fundamenta en la creencia de que no todo es bueno para todos y que algo siempre es bueno para alguien. Esto nace de la comprensión de que cada uno de nosotros es único y que cada persona reacciona a los alimentos de manera distinta.

 

 

P.B.D.S.: Sabemos que las emociones desempeñan un papel muy importante en nuestra alimentación, por favor explícales a nuestros lectores cuál es tu visión sobre este tema.

 

K.P.: El tema de las emociones es el más amplio en mi compromiso como Coach; cada persona es diferente respecto a cómo influyen las emociones en sus hábitos alimenticios, voy a darte un ejemplo:

 

Es frecuente que cuando una persona está pasando por un momento de tristeza se le antoje algo dulce, por algún motivo relacionamos lo dulce con los momentos de alegría y buscamos el dulce cuando la alegría se aleja. En algunos de mis clientes, este hábito se formó en la niñez, pues sus padres o quienes los educaron usaron las golosinas para calmar sus llantos o para premiarlos. Entonces, de adultos, cuando llega la tristeza, para salir de ella recurren a lo dulce y en muy pocos casos ese dulce es una fruta.

 

Ese es el ejemplo de la tristeza, pero cada caso es especial y hay personas que comen cuando sienten culpa, felicidad, ansiedad, rabia, resentimiento y la lista sigue y sigue.

 

Entonces, si solo utilizamos un papel que tiene escrita una dieta a seguir, lo más seguro es que la sigan solo por un tiempo limitado y cuando aparezca la emoción (la tristeza en el ejemplo), ese papel no será tan fuerte como para aplacar un hábito creado a través del tiempo.

 

La emoción es la predisposición a la acción, por ello es tan importante tomarlas en cuenta para cambiar un hábito.

 

 

P.B.D.S.: Por favor, cuéntanos porqué elegiste desarrollarte en este campo y cual fue tu proceso de entrenamiento.

 

K.P.: Desde muy niña tuve un sobrepeso importante y mi entorno me lo hacía notar. Nuestra sociedad nos impone los estándares de lo que es un cuerpo “perfecto”, lo hace a través de la publicidad y la moda; muchas personas creemos erróneamente que es eso lo que debemos alcanzar y, buscando esa “perfección”, olvidamos nuestra salud, y lo peor es que ese estándar no necesariamente es saludable o fácil de mantener. Yo no me sentía bien e intenté bajar de peso usando diferentes dietas, una más restrictiva que la otra; también usé cremas, fajas, abusé del ejercicio, me lesioné, bajaba 5 kilos y luego subía 6; en general no la pasaba bien. Busqué por muchos años qué era lo que no me permitía conservar un peso saludable y en esa búsqueda conocí la nutrición ayurveda e intuitiva y el coaching.

 

Cuando vi los efectos en mí misma, pensé en todas las personas que necesitaban de este conocimiento, busqué la mejor opción para formarme como Health Coach y estudié coaching ontológico y me certifiqué en Newfield Network; además, he cursado estudios de alimentación Ayurveda y coaching en salud. Agradezco a la vida por los grandes maestros que me acompañaron en ese proceso de aprendizaje.

 

El camino que pasé antes de aceptarme, curar mi relación con la comida y amarme, me permite estar al servicio de otras personas y acompañarlas a alcanzar la versión más saludable de sí mismas.

 

Mi labor es mi pasión, he observado por años el comportamiento de las personas frente a los alimentos, y mi mayor entretenimiento es leer todo sobre los estudios relacionados a la alimentación y la salud. He aprendido que cada persona es especial y que no hay una sola receta. Los motivos, las preferencias y las emociones involucradas en los hábitos saludables son únicos, y mi tarea es acompañar a las personas a encontrar aquello que les funcione y les permita tener los resultados que esperan.

 

 

P.B.D.S.: Sabemos que el nombre de tu empresa es “Liviandad”, ¿por qué lo elegiste?, aunque su nombre nos da una idea de su significado, explícanos qué significa para ti.

 

K.P.: Antes de empezar con todo lo que quería ofrecer, tenía que elegir un nombre, quería que sea algo especial para mí. Un nombre que resonara, algo que sea importante y trascendental en mi vida.

 

La definición de “Liviandad” en el diccionario es: “Acción poco complicada” y su antónimo es “Gravedad”.

 

Yo encuentro belleza en las personas que hacen las cosas fáciles, siempre intento ver la vida como algo muy valioso que tiene un tiempo determinado de duración y, al ser consciente de que pasa tan rápido, me apena invertir mi tiempo en complicarme.

 

Liviandad, es restarle gravedad a aquello que nos va a acompañar toda la vida ¿acaso alguien ha pensado en dejar de comer para siempre?; Liviandad es fluir, disfrutar de la experiencia de vivir en salud y que el ejercicio y la comida se acomoden a ti.

 

Liviandad, es disfrutar de mi estado actual y si hoy no sale bien, mañana saldrá mejor. Es llenarme de amor hoy, sin esperar que nadie más me lo deba dar.

 

Eso es “Liviandad” para mí y es lo que quiero trasmitir.

 

 

P.B.D.S.: Realmente es un bello nombre que tiene un significado bastante profundo. Katherine, ¿el Health Coach necesariamente debe ser nutricionista, psicólogo o tener algún título en el campo de la salud?

 

K.P.: Un Health Coach no tiene que ser necesariamente nutricionista, son dos profesiones relacionadas, complementarias y diferentes. El nutricionista se enfoca en la parte física de la alimentación y puede tratar varios tipos de enfermedades. Por otro lado, el Health Coach se encarga de abordar la parte emocional y holística de la alimentación para ayudar a mejorar el bienestar general de las personas. Debe tener conocimientos sobre hábitos saludables y un profundo conocimiento de las herramientas de coaching.

 

P.B.D.S.: Tú sabes que en el mundo actual pesa mucho la formación académica, y sobre todo en el caso de temas de salud, entonces, algunos lectores se preguntarán si el plan que usas es seguro; ¿qué les dirías a ellos para que tengan la tranquilidad de acudir a tus servicios?

 

K.P.: El plan que utilizo es completamente seguro porque no receto medicamentos ni impongo dietas, mi labor es tratar con las emociones y los hábitos saludables. Antes de iniciar el plan de sesiones tengo una reunión de aproximadamente una hora con cada persona y ese tiempo lo utilizo para conocer a detalle su estado actual de salud. Si identifico algún problema de salud en la persona, le pido que vaya a un nutricionista u otro profesional de la salud antes de empezar con el plan o lo hago de forma simultánea con otro profesional de la salud que se ajuste a las necesidades del cliente.

 

Las personas elegimos nuestros alimentos todos los días, la finalidad de los planes que ofrecemos es que esas elecciones sean saludables la mayor parte del tiempo, que las personas retomen la relación con su cuerpo, que se conecten nuevamente con él y que sientan una mayor sensación de bienestar.

 

 

P.B.D.S.: ¿Cuál es el porcentaje de resultados positivos según tu experiencia durante todo este tiempo, y en qué casos no funciona en algunas personas?

 

K.P.: Todas las personas que han seguido mi plan, al concluir las sesiones tienen una mayor sensación de bienestar en sus vidas, y un gran porcentaje logra el peso deseado. He tenido casos en los que los resultados han tardado más en aparecer, pero creo que cada persona tiene sus propios tiempos, por eso lo que siempre les pido es que traten a su cuerpo con amor y paciencia, y sobre todo que se atrevan a probar, que lo intenten y que aprendan. Es importante resaltar que la pérdida de peso es una consecuencia de todo lo aprendido en las sesiones.

 

 

P.B.D.S.: Realmente esta asesoría debería brindarse a todos los seres humanos desde pequeños para que construyan hábitos saludables desde el inicio de sus vidas y de esta manera se hagan permanentes a lo largo del tiempo, ¿tú crees que esto sería posible?, es decir, aplicarlo en escuelas, universidades, etc.

 

K.P.: Yo creo que sería trascendental e importante incluirlo, sobre todo en las escuelas. Actualmente hemos dejado de lado las emociones en el aprendizaje como si se tratara de algo “oculto” y dedicamos muchas horas de nuestro tiempo a formarnos en ciencias por ejemplo, lo cual no es malo, pero el lado emocional del ser humano es importantísimo porque no podemos aprender ni tener una vida saludable y feliz sin tomar en cuenta y sanar las emociones.

 

Te doy un ejemplo, digamos que la madre de un niño sabe muchísimo de nutrición y elije los mejores alimentos para él, pero está convencida de que el niño debe dejar el “plato vacío siempre”, entonces le dice frases como: “no te pares de la mesa si no terminas”, el niño llora y luego, mientas llora, pone una cuchara de comida en la boca del niño y le dice “te lo pasas”, ¿Qué clase de conexión tendrá ese niño a futuro con la sensación de saciedad?, ¿Cuándo sea adulto le gustarán las verduras? Ahora imagina a ese niño de adulto y enfrentándose a la publicidad de los medios que le dicen “Si comes o bebes esto vas a ser feliz” y no necesariamente esa publicidad es de alimentos “saludables”, pero lo más probable es que el lado emocional de esa persona lo haga comer sin parar hasta dejar el “plato vacío” y mantenga un estado de “divorcio” con la sensación de saciedad. Este ejemplo no es está muy lejos de nuestra cultura, y con mucha frecuencia escucho historias parecidas que me cuentan personas adultas.

 

Espero que en estos tiempos las escuelas, empresas y universidades se interesen en fomentar el conocimiento sobre alimentación y bienestar general, estoy segura que se evitarían muchas enfermedades a futuro.

 

 

P.B.D.S.: Muy buena explicación Katherine, te agradecemos el tiempo que nos has brindado e invitamos a las personas interesadas en tus servicios a que se contacten contigo.

 

Les adelantamos que el consultorio de Katherine es un espacio acogedor y relajante, y que ella es una persona muy empática que aclarará todas sus dudas sobre su estilo de vida y la posibilidad de mejorar su salud y bienestar en general. Aquí les dejamos sus datos:

 

 

Facebook: liviandadhealthcoaching

Instagram: liviandad

Correo: kathe.ponce@liviandadcoaching.com

Web: www.liviandadcoaching.com

 

 

Celular: 972 732 226

Dirección: Casuarinas Sur, Surco

Califícalo

/ 5
Compártelo

Compártelo