FENG SHUI

Mente

 

 

Para que una fiesta sea un acontecimiento feliz y libre de problemas hay que tener en cuenta a los invitados, más aún cuando se trata de niños pequeños…

 

 

 

Todos los seres humanos somos distintos, por lo que es seguro que entre los invitados habrá niños tímidos, otros más sociables y, en algunos casos, hasta hiperactivos.

 

Para que todos se sientan tranquilos y felices, será de mucha ayuda disponer de dos espacios: el área yang y el área yin.

 

El área yang es el lugar donde habrá bullicio ya que allí los niños participarán de los juegos y actividades grupales. Esta área deberá ubicarse en una de las habitaciones más grandes de la casa para que los pequeños tengan suficiente espacio, por eso se aconseja prepararla con anticipación para que esté despejada y libre de desorden (sacar los muebles innecesario a otra sala, en especial los artículos blandos y tapizados porque generan más energía yin).

 

Lo ideal es que esta habitación tenga piso de madera o de piedra para que la energía chi fluya rápido y sin problemas. No es aconsejable tener alfombras. Entre los implementos con los que se debe contar están las luces brillantes, los globos coloridos, música alegre, todo esto creará una burbujeante y estimulante atmósfera yang. Por otro lado, los espejos y los objetos decorativos brillantes asentarán más el yang del espacio. Recuerden abrir las ventanas para que fluya el aire fresco.

 

El área ying, destinada a los niños más tímidos o a los que les gusta un ambiente más tranquilo para jugar o leer cuentos, debe estar decorada con materiales mullidos, iluminación tenue y colores pasteles. Los cojines grandes colocados en el piso crean una atmósfera segura y acogedora. Un par de macetas con plantas con muchas hojas serán útiles para reducir la velocidad del flujo de energía chi sin que se estanque.

 

Finalmente, para el momento de comer y partir la torta se debe usar la habitación yin.

 

 

IMPORTANTE: Es útil recordar que nuestro deber como padres es ofrecer una alimentación sana, sin que esto signifique que tenga que ser aburrida o sosa, para ello pueden buscar recetas sabrosas y nutritivas a la vez. Un consejo importante es no invitarles a los niños alimentos con demasiada azúcar, en su lugar pueden usar miel de sirope, de agave, azúcar integral (panela), etc., ya que el azúcar refinada provoca hiperactividad. Ssugerimos invitarles bocaditos salados como pizzas pequeñas, brochetas de verduras, pasteles o tortas a base de frutas, y evitar los refrescos industriales como gaseosas o jugos procesados; en vez de ello ofrézcanles jugos de frutas naturales.

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo