FENG SHUI

Mente

 

 

La sal es un elemento que se encuentra en nuestro cuerpo, por lo que su presencia en tu entorno influirá sobre la energía chi personal.

 

La sal marina posee una cualidad muy yang. Tiene la capacidad de atraer la energía chi, por lo que es de mucha ayuda para absorber la energía chi negativa de una habitación en la que acabas de discutir con alguien o cuando te mudas a una casa nueva que puede haber conservado el chi negativo de los ocupantes anteriores.

 

 

 

La sal marina es también una solución útil para estabilizar la energía chi caótica.

 

Para neutralizar la energía chi negativa, antes de irte a dormir esparce sal marina pura sobre el piso del área que deseas purificar. Al despertarte, barre o aspira la sal marina y retírala de inmediato de la casa.

 

Para estabilizar la energía chi caótica, coloca sal marina cerca de las ventanas o puertas del noreste y sudoeste, porque son áreas que contienen la energía chi tierra potencialmente inestable. No es necesario que la sal se encuentre visible. Puedes colocarla fuera de la vista, detrás de los muebles. Sin embargo, es mejor tenerla en el piso, ya que es más efectiva para cualquier objeto con energía chi yang.

 

De ser posible, lo mejor es comprar sal marina en tiendas de productos naturales, ya que esto asegurará que genere el tipo más puro de energía chi. La sal marina de los supermercados a veces puede contener aditivos, por lo que recuerda leer las etiquetas con cuidado.

 

La sal marina debe guardarse en un lugar seco para conservar su poder absorbente y mayor efectividad.

 

Lo ideal sería que la sal marina esté expuesta al aire, por lo que es recomendable colocar una o dos cucharadas en un recipiente sobre el borde de una ventana o directamente en el piso.

Califícalo

/ 5
Compártelo

Compártelo