FENG SHUI

Mente

 

 

La atmósfera del hogar debe ser relajante, de lo contrario existen mayores posibilidades de que se susciten discusiones en el hogar. A continuación 

les ofrecemos algunos consejos para evitar los conflictos hogareños:

 

 

1. Si la puerta de la casa está orientada hacia el sur, podría fomentar las peleas ya que estimulará la entrada de la impetuosa energía chi del sur. Para contrarrestar este efecto, es recomendable pintar la puerta de color negro mate, marrón, amarillo pálido o beige. Si no es posible hacerlo, pueden colocar macetas de arcilla con plantas amarillas a ambos lados de la puerta (la energía chi tierra asociada con la arcilla y el color amarillo ayudan a calmar la energía destructiva del sur).

 

2. Eviten la decoración con colores brillantes como el rojo, anaranjado, morado y amarillo porque son estimulantes, y una exposición excesiva a ellos puede promover comportamientos agresivos. Los colores ideales para crear una atmósfera relajante en el hogar son los pastel como: verde pálido, azul, crema, etc. Una manera fácil de introducirlos en la decoración de la casa es colocando flores, objetos decorativos como cojines, adornos, etc.

 

3. Los ángulos y sobresalientes afectan el flujo de energía chi, lo cual puede hacer que los miembros del hogar se sientan susceptibles. Para neutralizar esta energía coloquen una planta de hojas redondas frente a los ángulos o cúbranlos con tela.

 

4. Los materiales más convenientes para los muebles son la madera y el mimbre. Eviten el uso de objetos y muebles fabricados con vidrio, mármol, y piedra.

 

5. Traten de orientar la cabecera de las camas hacia el oeste o el norte.

 

Recuerden que el Feng Shui solo es una herramienta para rodearnos de un ambiente propicio para determinadas situaciones, pero la responsabilidad de cultivarnos como seres humanos para que nuestras vidas transcurran en armonía es de cada uno de nosotros.

Califícalo

/ 5
Compártelo

Compártelo