FENG SHUI

Mente

 

 

 

Todos deberían practicar la meditación porque está comprobado científicamente que reduce el estrés, estimula el sistema inmunitario, reactiva las neuronas, propicia la creatividad y nos infunde paz y felicidad.

 

 

Disponer de un espacio tranquilo y adecuado para meditar nos facilita y estimula a ingresar a nuestro mundo interior como una rutina diaria.

 

A continuación, les damos algunas pautas del Feng Shui para crear un ambiente tranquilo, pacífico y sereno:

 

 

Elegir el lugar

Lo más importante es elegir un lugar dentro de la casa que tenga buena iluminación y ventilación natural. Además, debe estar en una zona alejada de los ruidos. Según el Feng Shui el lugar más propicio para ubicarlo es al noroeste de la casa.

 

 

Orden y limpieza

El lugar elegido siempre debe estar en orden y limpio.

 

 

Color

Los colores influyen en nuestras emociones por lo que se recomienda que los que se elijan en las paredes y en la decoración inspiren calma y tranquilidad. El Feng Shui sugiere los tonos claros u ocres. Finalmente, cada persona debe elegir los colores que le brinden sensación de bienestar y calma.

 

 

Iluminación

Las luces deben ser cálidas y tenues. Hay que evitar las luces blancas o intensas. Se recomienda usar velas tomando las precauciones pertinentes para evitar accidentes.

 

 

Muebles

Se sugiere usar alfombras, esterillas y cojines. Si la persona que usará el lugar tiene dificultades para sentarse en el piso, puede colocar una silla o un sofá para sentirse cómoda. Si se instalan muebles como bancas o una mesita baja, el Feng Shui indica que el mejor material es la madera natural o el bambú. Los muebles se deben alinear en línea recta para generar una sensación de orden y armonía.

 

 

Decoración

La decoración debe ser minimalista y con objetos que infundan calma y tranquilidad. Se sugieren cuadros con símbolos o imágenes sagradas según las creencias de quien va a usar la habitación, cojines mullidos, algún objeto que inspire paz, etc. Un complemento muy importante son las plantas o las flores ya que brindan un toque especial de alegría y calidez al ambiente.

 

 

Jardín Zen

No es necesario tener un gran espacio para instalar un jardín Zen. En muchas tiendas venden mini jardines portátiles muy bellos que al observarlos sirven como una vía de relajación.

 

 

Objetos que activen los sentidos

Se puede instalar una pequeña biblioteca con libros de contenido espiritual y de autoayuda que inspiren a la reflexión y a la meditación. También es recomendable percibir aromas por medio de incienso, velas aromáticas, palo santo, canela, etc. Para acompañarse de sonidos relajantes, se recomienda adquirir un cuenco tibetano o simplemente tener un reproductor de música con sonidos de la naturaleza para que los induzca rápidamente a un estado de paz y armonía.

 

 

Anímense a crear su rincón paz, un refugio sagrado donde acudir luego de un día agitado, o simplemente un lugar para encontrarse con su esencia interior y con esa energía que sustenta el universo y que nos une con toda la creación de la que formamos parte.

Califícalo

/ 4
Compártelo

Compártelo