FENG SHUI: LA PROSPERIDAD A TRAVÉS DE LAS AVES

Mente

 

El Feng shui, es un arte milenario creado por el pueblo chino, para buscar las condiciones más óptimas y sublimes de los ambientes en los que se desenvuelven los individuos, con el objeto de que se cree una sincronicidad armoniosa entre ambos, para manifestar en la vida, consecuencias positivas influenciadas por energías que se crean a través de ese espacio intervenido conscientemente.

 

Este arte oriental ancestral, actualmente se aplica prácticamente alrededor del mundo entero, en esa búsqueda incansable del ser humano, por ser y estar mejor cada día, desde la salud hasta la prosperidad.

 

Una de esas búsquedas particulares del ser humano, es alcanzar la prosperidad, y según esta disciplina, las Aves lo representan, ya que son uno de los 4  animales celestiales que cumplen una función energética de abundancia, pues simbolizan la energía que fluye a través de los vientos, y que intrínsecamente podemos entender como aquellos que pueden volar por el aire, trayendo y haciendo circular todo lo bueno que hay en el cielo.

 

Las aves pueden ser distintas, pero el más evocado es el ave fénix rojo de la mitología, que representa al elemento del fuego, con el poder del renacimiento y transformación profunda, poseyendo una energía expansiva y de apertura, que atrae el flujo del chi o energía vital, y que se cree, permite manifestar una amplia visión de abundancia y prosperidad.

 

Es por ello que según esta práctica, para atraer la abundancia en la vida de las personas, los ambientes deben estar sincronizados con esa energía a través de la representación de las aves en las entradas o puertas de las casas, ya sea en esculturas, imágenes y hasta en aves vivas; sin embargo, hay que tener en cuenta que cuando se trata de aves vivas, las mismas deben estar libres en los ambientes; por lo que no sirve que estén enjauladas, ya que toda representación de encierro de un ave, bloquea la energía de libertad y espacio que necesitan ellas para volar y atraer la abundancia por medio de la libertad y la expansión. Nada debe obstaculizar el vuelo de un ave según el arte del feng shui.

 

Es importante recordar que no solo las aves, sino que ningún animal debe ser privado de su libertad, ya que son seres vivos al igual que nosotros, con las mismas ganas de vivir; por lo que, si se tienen aves en los ambientes u hogares, deben tenerse libres, permitiéndoles alzar el vuelo propio de su naturaleza, lo que les permitirá gozar de su esencia propia y a su vez, se liberará la energía de prosperidad que pudiera estar estancada en el ambiente.

 

 

Fuentes de información:

decoarmonia.com

elfengshui.org

 

29/01/2021

 

 

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo