HIPERACTIVIDAD VS SUPERACTIVIDAD

Mente

 

 

 

Por Ivette Carrión

Creadora del Método Educativo ASIRI

PERÚ

 

La hiperactividad es un término médico y asusta a todos los papás porque lo siguiente que viene es medicar, lo que trae una sensación de incertidumbre de “¿qué pasará con nuestro hijo?”.

 

En todos estos años he visto que existe un mal diagnóstico diferencial, ya que a todos los niños que son rápidos se les ha querido etiquetar de hiperactivos, ¿pero qué pasa con esos niños que son súper sensibles, que perciben mucho más que otros y que a través de sus cuerpos manifiestan todos los cambios climáticos que nos muestra la naturaleza?

 

Desde el concepto de biofísica sabemos que somos bioeléctricos y bioquímicos, nuestro cuerpo percibe los comportamientos que presenta la naturaleza y como ejemplo podemos hablar de las tormentas solares que provocan a nivel del sistema nervioso central un cierto desequilibrio en el revestimiento del estómago y en toda la actividad del cerebro, que generan respuestas psico-fisiológicas (mental, emocional, físicas). Por eso es muy importante que sepamos que síntomas puede generar los cambios bruscos que estamos teniendo en este tiempo:

 

 

1. Nerviosismo

2. Ansiedad

3. Preocupación

4. Mareos

5. Inestabilidad emocional, irascibilidad

6. Temblores

7. Irritabilidad

8. Letargia

9. Agotamiento

10. Problemas de memoria a corto plazo

11. Palpitaciones en el corazón

12. Náuseas

13. Intranquilidad

14. Presión prolongada en la cabeza y dolores de cabeza

 

 

Los niños de hoy son rápidos; antes el común denominador para definir a un niño normal era "tranquilo y dispuesto"; ahora los tiempos han cambiado y si tratamos de hacer la definición diremos que los niños de hoy son "rápidos y cuestionadores", es por ello que ya no podemos hablar de hiperactividad, ahora hablamos de súper actividad.

 

La mayoría de los niños tienen hoy en día cierta genialidad que hace 50 años tenían algunos y no son niños con algún trastorno, son niños sanos. En nuestro caso, sabiendo todo lo que anteriormente hemos expuesto y que todo es muy nuevo porque hay cambios muy drásticos que antes no habíamos visto, decimos que no nos importa el “Que” sino el “Cómo” los ayudamos a encontrar su equilibrio a nivel mental, emocional y físico para que puedan recibir la información que en el colegio les queremos dar.

 

Cuando hablamos de súper actividad necesariamente tenemos que hacer esta aclaración, los niños son muy rápidos hoy, porque están vibrando y manifestando la misma rapidez con que la tierra lo hace; hay muchas teorías hoy en día y se habla de la frecuencia Schumann que nos dice que la tierra ya no tendría 24 horas sino 16, todo se mueve velozmente.

 

La técnica que utiliza ASIRI es muy simple: ciencia lo mejor de occidente, tierra lo mejor de los ancestros y alma lo mejor de oriente. Cuando ponemos en práctica estas 3 filosofías de vida el niño se integra y mejora.

 

Ciencia: A través de la integración de hemisferios cerebrales, cuando un niño es súper activo difícilmente estará sentado mucho tiempo, el utilizar técnicas como brain-gym e integración de hemisferios cerebrales como las de Makoto Shichida, ayudará a equilibrar su naturaleza, integrando el hemisferio derecho que es la parte artística con el hemisferio izquierdo que sería el orden, el tiempo, lo lineal.

 

Después de observar a un niño, en su manera de hablar, de moverse, de entablar comunicación con los demás, utilizamos herramientas alternativas que van a permitir un balance en su mente, en su corazón, en su cuerpo y que le permitirán expresar lo que quiere pero de una manera más fluida.

 

Tierra: Los niños hiperactivos o súper activos son mucho más táctiles que otros y necesitan de contacto físico, es decir, tocarles las manos, hacerles masajes, el contacto con el agua, con el viento, con la tierra, con el fuego; estos niños son más tribales, necesitan mucho de la naturaleza y sus elementos. Tienen un sentido de justicia increíble y se desesperan cuando los adultos no cumplen sus promesas. El abrazar, sembrar y cosechar y utilizar juegos que generen calor como subirse a un árbol, ayuda a que la hiperactividad o súper actividad baje y se equilibre.

 

Alma: Los niños de hoy son muy artistas y les encanta pintar, es así que pintamos con ellos muchos mandalas, este dibujo que además es también terapéutico, permite que el niño se concentre y pueda aquietarse desde el alma, que es lo que proponemos, le damos un sentido a todo lo que hacemos y lo hacemos conscientemente, es decir, podemos pintar un mandala con una forma hermosa para relajarnos y entrar a nuestro mundo interior.

 

El yoga y la meditación que utilizamos crean el mismo efecto, creando ritmos de vida y entendiendo que así como el corazón se contrae y se expande, igual lo hacemos nosotros. Los cantos también ayudan muchísimo, cantar las vocales que significaría acordarse lo que su alma viene a hacer es hermoso y les gusta mucho.

 

Y es así que en ASIRI utilizamos ciencia, tierra, alma y le damos un plus que son los oficios, que activan la voluntad, que generan ritmos y proponen a nivel emocional un cambio importante en su vida. Por ejemplo:

 

  • El carpintero te da la paciencia y la presencia.
  • El textilero te ayuda a encontrar la comunicación que necesitas para relacionarte con los demás.
  • El ingeniero te permite encontrar la creatividad necesaria sin desbordarte, ya que propone pasos a seguir.
  • El danzante te enseña a bailar la danza de la vida.
  • El músico te da el ritmo y las pautas necesarias.
  • El alfarero te ayuda a recordar a tus ancestros utilizando tus manos que son la continuación de tu cerebro.
  • El escultor te ayuda a crear belleza.
  • El pintor te da sabiduría porque da luz.
  • El actor te enseña a reciclar situaciones difíciles.
  • El filósofo te ayuda a entender la vida y a cuestionarte.
  • El agricultor te enseña que existe abundancia material en tu vida y te enseña lo mejor de la naturaleza.
  • El astrónomo te ayuda a conectarte con el universo y a no temerle a la muerte.
  • El albañil crea la base de toda estructura y enseña a crear los cimientos y sobre cimientos de su vida.

 

 

Muchos niños son súper activos y van bien con estas técnicas; a los que son hiperactivos y necesitan medicación, también proponemos que se utilicen estás técnicas como complemento de su proceso de desarrollo.

 

 

 

NOTA EDITORIAL: Si desean comunicarse con Ivette Carrión pueden hacerlo a través del siguiente correo:

ivettecarrion44@gmail.com

Califícalo

/ 4
Compártelo

Compártelo