LA AMISTAD: LA FORMA MÁS PURA DEL AMOR

Mente

La amistad es la manifestación más pura del amor de Dios, ya que nace de la libre elección del corazón y no se nos impone por el instinto propio de las relaciones familiares.

La amistad ideal jamás se rompe; nada puede malograr esa relación fraternal. Jamás perdí a un verdadero amigo. A pesar de que dos amigos a quienes prodigué amor sincero se volvieron hostiles; aún guardo un sentimiento fraternal hacia ellos. Para ser un amigo verdadero e incondicional, tu amor debe estar firmemente establecido en el amor de Dios. Tu vida en comunión con el Señor inspirará la amistad divina que brindes a todos. Los verdaderos amigos se ayudan mutuamente a avanzar.

La relación entre gurú y discípulo constituye la expresión más elevada de amistad, porque se basa en el amor divino e incondicional y en la sabiduría. Es la relación más sagrada y noble que existe. Cristo y sus discípulos fueron todos uno en espíritu, como lo somos mi maestro (Swami Sri Yukteswar) y yo, y cuantos se encuentran en sintonía conmigo, gracias al lazo común del amor de Dios. Beber juntos su divino amor del cáliz de los corazones sinceros, constituye el sacramento unificador de esta relación.

En la amistad humana, es preciso evitar la familiaridad porque, después de un tiempo, los amigos podrían aprovecharse uno del otro. Pero en la amistad divina, existe un respeto creciente, cada uno piensa solo en el máximo bienestar de la otra persona. Esa es la naturaleza de la amistad divina entre el gurú y discípulo. Quien participe de esta relación se encuentra en el camino que conduce a la sabiduría y la libertad.

 

Tomado del libro “El viaje a la iluminación”

Paramahansa Yogananda

 

22/01/2021

 

 

Califícalo

/ 5
Compártelo

Compártelo