LA IMPORTANCIA DEL MAGNESIO PARA LA SALUD CEREBRAL

Mente

 

 

 

 

Dra. Carolyn Dean

M.D., N.D.

ESTADOS UNIDOS

 

 

Protege al cerebro de los efectos tóxicos de ciertos químicos, como los aditivos incorporados a los alimentos.

 

Mantiene el calcio fuera de las células; cuando el nivel de magnesio se encuentra bajo, el calcio ingresa abruptamente a las células y las mata.

 

Cuando el nivel de azúcar y magnesio en la sangre son bajos, el glutamato del monosodio ingresa a las células del cerebro y las mata.

 

 

 

El magnesio protege la circulación sanguínea y el cerebro mucho más que cualquier fármaco:

* Es vaso-dilatador.

* Preserva el endotelio o capa interior de los vasos sanguíneos.

* Cierra el canal del calcio cuando es excesivo.

 

 

Cuando el cerebro presenta bajos niveles de magnesio

Las personas con déficit de magnesio corren mayores riesgos de padecer diversos problemas de salud, incluyendo infarto cerebral y sus severas complicaciones, que suponen el aumento de daño neurológico y una recuperación lenta. Debemos tener en cuenta también que una pobre ingesta de magnesio nos expone a daños neurotóxicos producto de la gran cantidad de químicos ambientales, incluyendo los que se encuentran en el aire, los alimentos y el agua, y en muchos casos a enfermedades como alzhéimer y parkinson. Estas condiciones son el equivalente neurológico de la enfermedad al corazón, ya que tanto el corazón como el cerebro son tejidos que liberan energía eléctrica y ambos requieren un adecuado nivel de magnesio.

 

En la actualidad, recién comienza a comprenderse la complejidad de los mecanismos de hiperexcitabilidad del sistema nervioso central debido a la deficiencia del magnesio.

 

 

Lesiones cerebrales

La lesión cerebral traumática es un gran problema de salud pública mundial. De acuerdo a estudios realizados con animales de laboratorio, sabemos que los niveles de magnesio en el cerebro caen dramáticamente ante una situación de lesión, ya que cuando ocurren este mineral se agota rápidamente.

 

Los estudios en víctimas de trauma, tanto en animales como en humanos, asocian el nivel de magnesio con una mejor y más rápida recuperación. Administrar cantidades adecuadas de magnesio ayuda también a mejorar el proceso curativo.

 

Si su niño recibe un golpe fuerte en la cabeza o cualquier integrante de la familia sufre un accidente automovilístico, informe a su médico que el sulfato de magnesio reduce significativamente el edema cerebral que se forma luego de una lesión.

 

Lesión cerebral y alcohol

Los Dres. Bella y Burton Altura estudian la relación directa causa-efecto entre el dolor de cabeza inducido por el consumo de alcohol y el riesgo de lesión e infarto cerebral. Ellos afirman que beber alcohol de manera frecuente se asocia a un número creciente de casos de parálisis cerebral (infarto) y muerte súbita. El alcohol causa además vaso-espasmos y ruptura de las arterias cerebrales. En estudios de laboratorio con animales, altas dosis de alcohol causaron una rápida caída de los niveles de ionmagnesio en el cerebro y una elevación del calcio, seguido por espasmos y ruptura de vasos sanguíneos cerebrales (parálisis o infarto cerebral). En estudios con humanos, a las personas que sufrieron una leve lesión en la cabeza se les diagnosticó déficit inicial de iones-magnesio; mientras mayor la lesión, mayor y más profundo el déficit de ion-magnesio y mayor el nivel de ion-calcio comparado con el de ion-magnesio.

 

En las mujeres, el dolor de cabeza de la tensión pre-menstrual y su exacerbación por el alcohol también es acompañado por déficit de ion-magnesio y elevación de la proporción ion-calcio a ion-magnesio. El sulfato de magnesio endovenoso corrige tanto el dolor de cabeza de la tensión pre-menstrual como el déficit de suero en los iones-magnesio.

 

Derrame cerebral

La rotura de un coágulo de sangre que bloqueaba un vaso sanguíneo del cerebro es todo lo que se necesita para ocasionar un derrame. El daño en un espacio tan pequeño destruye funciones muy importantes del cerebro. Se cree que las causas de los derrames son la hipertensión, la arteriosclerosis y complicaciones de la diabetes, todas relacionadas con la baja cantidad de magnesio. Mantener los vasos sanguíneos fuertes, prevenir que la sangre se coagule en forma inadecuada e incluso sanar las áreas dañadas por el derrame, están dentro del alcance del Magnesio Milagroso.

 

El Dres. Bruce Rind y Sean Dalton desarrollaron el procedimiento RELOX para el derrame cerebral, el cual consiste en una solución mineral de vitaminas aplicada vía intravenosa, con un marcado énfasis en el magnesio, y las aplicaciones simultáneas de oxígeno con una máscara.

 

Dalton y Rind presentaron su protocolo RELOX durante la Conferencia de Neurociencia realizada en noviembre de 2005 en Washington. El discurso de inauguración, a cargo del Dalai Lama, honró a los más de treinta mil asistentes a la conferencia. En su ponencia, "Rehabilitación del derrame cerebral: una investigación de recuperación clínica y neurológica con intervención nutriente de oxígeno," los doctores señalaron que existe poca investigación centrada en el potencial de intervenciones nutraceúticas y biológicas económicas para mejorar y/o restaurar el funcionamiento clínico y neurológico en pacientes con derrames subagudos crónicos que viven con parálisis y sin esperanzas de cura. Le dijeron al público que el procedimiento RELOX fue administrado a una población de más de 200 pacientes que han sufrido los efectos secundarios de derrame cerebral por períodos de entre unos cuantos días hasta más de veinte años. Sus resultados han sido nada menos que milagrosos.

 

Los pacientes con impedimentos de leves a moderados experimentaron una significativa recuperación clínica de las funciones cognitivas, motoras y sensoriales después de tres tratamientos de 40 minutos, sin efectos adversos importantes. Los escaneos con Tomografía Computarizada de Emisión de Fotón (TCEF) sugirieren "la recuperación del volumen funcional cerebral relacionado con el flujo sanguíneo cerebral y un aumento en el metabolismo".

 

Al contrario de la mayor parte de la opinión médica, los doctores Rind y Dalton demostraron que el área de daño por derrame cerebral "puede estimarse relativamente viable, funcionalmente baja, aunque las regiones afectadas pueden ser recuperables por un periodo más amplio después de un derrame u otro infarto cerebral."

 

Los doctores saben que esta es una posibilidad real porque su procedimiento ayudó a la mayoría de los pacientes tratados. Ellos afirman: "Dados los beneficios potencialmente importantes, personales, sociales y económicos para los pacientes y para la sociedad, se garantiza una mayor investigación de la eficacia, seguridad y mecanismos de acción en el aspecto clínico y neurológico del procedimiento RELOX."

 

 

CIRUGÍA DE CEREBRO Y MAGNESIO

Durante y después de una operación de cerebro muchos atributos del magnesio entran en juego para prevenir el infarto cerebral y evitar que el calcio ingrese a las células dañadas, disminuyendo la incidencia de ataques y espasmos. Estos efectos favorables han sido probados científicamente en estudios realizados en animales, pero la experiencia clínica en la sala de operaciones de neurocirugía también prueba su eficacia pues se están salvando vidas. Muchos cirujanos ya asumen como standard procedure (procedimiento normal) administrar magnesio endovenoso a todos sus pacientes quirúrgicos antes de la operación. El Dr. Bernard Horn, cirujano general en California, ha administrado sulfato de magnesio por vía endovenosa a más de ocho mil pacientes en un período de 15 años. El Dr. Horn informa que la presión sanguínea, tan alta como 20 sobre 15, se normaliza antes de la intervención quirúrgica.

 

El sulfato de magnesio endovenoso también actúa como un anestésico general de manera que, durante la operación, la dosis de otros anestésicos químicos puede reducirse de forma segura. Usar magnesio endovenoso ha dado como resultado menores índices de dolor post-operatorio: se necesitan menos medicamentos para el dolor dentro de las veinticuatro horas después de la operación y como consecuencia se reducen la náusea y el vómito post-operatorios.

 

Cuatro cosas que usted debe saber sobre el magnesio y la cirugía cerebral

 

1. Los buenos neurocirujanos suministran magnesio a todos los pacientes antes de ser operados.

 

2. El magnesio ayuda al cerebro a recuperarse de una lesión en la cabeza.

 

3. El magnesio puede evitar infartos y ataques cerebrales, o reducir su impacto.

 

4. El sulfato de magnesio es por lo tanto un agregado seguro y menos costoso que los anestésicos generales como propofol, remifentanil y mivacurium.

 

 

El magnesio y los ataques

El cerebro desarrolla una constante actividad eléctrica. Las células cerebrales la estimulan o suprimen en un consistente y delicado equilibrio. Estas células son como interruptores: algunas están prendidas y otras apagadas por químicos de los neurotransmisores. La acción de estos neurotransmisores no podría realizarse sin calcio, magnesio y zinc, que juegan diferentes roles en el “prendido y apagado” de las células nerviosas ante la estimulación eléctrica.

 

Las células cerebrales alteradas por traumas, químicos o estrés severo pueden quedar permanentemente prendidas y emitir "calor” (electricidad) excesivo que puede derivar en un ataque.

 

El magnesio eleva el umbral de protección contra los ataques, reduciendo incluso las posibilidades de que se produzcan. Estudios experimentales han demostrado que bajos niveles de magnesio en el cuerpo reducen significativamente el umbral de protección que evita que se produzca un ataque.

 

 

Nota: la Dra. Carolyn Dean, M.D., N.D., es doctora en medicina, naturópata, activista ambientalista, acupunturista, homeópata y gran conocedora del uso de hierbas en medicina, nutricionista, escritora, investigadora e inventora. El enfoque de su práctica médica, desde sus inicios en 1979, es enseñar a las personas sobre sus opciones naturales y las elecciones clave para lograr una salud óptima. La Dra. Dean es autora de varios libros, entre ellos El Magnesio Milagroso. Su página web es: www.carolyndean.com

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo