LA INFORMACIÓN ¿NOS FORTALECE?

Mente

 

 

Se considera que el funcionamiento cerebral puede intensificarse si se fortalecen la memoria, los reflejos y el razonamiento.

 

Lo cierto es que cuando estudiamos o aprendemos un tema nuevo, es imprescindible emplear la memoria.

 

 

 

Memoria

La información que se presenta como contenido nuevo, solo puede retenerse mediante su registro de la memoria.

 

Para comprender un elemento desconocido o intentar explicarlo, primero es necesario recordar tanto los fundamentos del contenido de información, como también nuestros razonamientos sobre ellos.

 

Por ejemplo: cuando se aprenden temas nuevos, para poder explicarlos en una evaluación es necesario recordar ciertos datos o pautas. Asimismo, el modo en que lo comprendemos y asimilamos es personal y original.

 

La memoria es sustancial para recordar ambos modos, mediante los que se revela información desconocida.

 

 

Reacciones

 

¿Cómo reaccionamos ante la información nueva?

La reacción significa método de razonamiento y significa disposición.

La disposición y el entusiasmo durante el proceso de incorporar información nueva, determinan el alcance y la efectividad que lograrán en la memoria y la razón durante el aprendizaje.

 

 

Razón

Es el método que empleamos para dilucidar, muchas veces de manera personal, un determinado acontecimiento de la realidad.

 

Como herramienta fundamental de toda ciencia y principal recurso del método científico, la razón permite la explicación de la vida misma.

 

Si somos capaces de explicar aquello que acontece en nuestra realidad, entonces podremos entenderlo.

 

 

PERO….

 

¿Siempre es beneficiosa la recopilación de información?

La respuesta es que no siempre. La información fortalece, en efecto, las facultades de razonamiento, las reacciones intelectuales y la memoria.

 

Sin embargo, el exceso de actividad de dichas facultades puede provocar severas consecuencias. La salud mental puede estar en juego en esta cuestión.

 

 

¿Qué consecuencias puede producir saber demasiado?

Hay dos tipos de consecuencias que pueden producirse a partir del exceso de conocimiento.

 

La primera involucra malestares psíquicos. Por ejemplo, las personas que dominan un registro exuberante de ideas y conocimientos, corren el riesgo de caer en el hábito de hablar a solas. Esto ocurre porque todo conocimiento tiende a exponerse de algún modo. La información pasada y nueva no puede mantenerse almacenada en la memoria indefinidamente.

 

Y los métodos excesivos que empleamos para liberar ideas e información, pueden ser graves para la memoria y la razón misma.

 

La demencia es un mal ocasionado tanto por recuerdos irresueltos como por información almacenada durante un período de tiempo excesivo.

 

Las células del cerebro laboran a un ritmo mayor para mantener la memoria en funcionamiento. Esto ocasiona el agotamiento del proceso sináptico y finalmente las funciones cerebrales no consiguen responder con eficiencia.

 

 

Enfermedad de Alzheimer

La enfermedad de Alzheimer causa deterioro cognitivo, que puede verse agravado por la sobrecarga informativa. Es decir que los inconvenientes en la memoria pueden generarse también como producto de un exceso de labor cognitiva. Como enfermedad neurodegenerativa, la memoria a largo plazo se desestabiliza por el excesivo funcionamiento.

 

 

 

EL PORTAL BIEN DE SALUD LES RECUERDA…

 

La enfermedad de Alzheimer se debe a otras causas más comunes que el empleo excesivo de la memoria y el razonamiento. De todos modos, recomendamos examinar hábitos y conductas para evitar que nos afecte la sobreinformación. Asimismo, es importante reconocer nuestros límites y distribuir correctamente nuestras horas de estudio, de labores y de descanso.

Califícalo

/ 5
Compártelo

Compártelo