LA NATURALEZA Y LOS TEMPERAMENTOS

Mente
Dr. José Luis Pérez-Albela
Médico cirujano
Médico naturista

 

El conocimiento de que todo en la naturaleza se compone de cuatro elementos: aire, tierra, fuego y agua, se le atribuye a Empédocles (siglo V); luego, Hipócrates afirmó que esta misma fórmula que se ve reflejada en la naturaleza y en el ser humano, y de que todos los elementos del mundo están representados en el organismo en forma de cuatro humores.

 

Ahora, debemos correlacionar estos elementos con el fondo emocional, sabiendo que además este tema también se encuentra condicionado a la química corporal.

 

Colérico

Es una persona de carácter pasional e irritable; así que siempre busca estar activo. Su órgano predominante es el hígado. Tiende al desarrollo de las glándulas sebáceas y es de facciones pronunciadas. Tiene tendencia a enfermarse de la vesícula biliar.

 

Sanguíneo

Es una persona de carácter vital y juguetón, de inteligencia viva y que goza de muy buena salud. Generalmente es de piel caliente, ojos vivos, de buena reacción orgánica ante los estímulos y tiene facilidad para la eliminación. Sus órganos más fuertes son los del sistema circulatorio y respiratorio.

 

Nervioso

Es una persona sensible y emotiva, su conducta es exaltada y resistente. Es de piel pálida y fría, ojos vivos, de movimientos rápidos y con tendencia nerviosa. Su debilidad es el sistema nervioso vegetativo.

 

 

Flemático

De carácter pasivo y calmo, son gruesos, de piel húmeda y fría. Tienen poca reacción a los estímulos externos.

 

 

En resumen, podríamos decir que en el colérico predomina la firmeza, en el nervioso la razón, en el sanguíneo el sentimiento y en el flemático la dulzura.

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo